Deportes


“Es una hazaña que nos pone en la lupa del mundo”

Así expresó el mánager de Caimanes de Barranquilla José Mosquera después de la histórica hazaña en la Serie del Caribe. La delegación colombiana recibirá el sábado por la tarde un cálido recibimiento en La Arenosa.

ERNESTO ARMENTEROS DE LA HOZ

04 de febrero de 2022 07:58 PM

Reciba noticias de El Universal desde Google News

Creo que la afición de Colombia aún no ha dimensionado la gesta deportiva que realizó Caimanes de Barranquilla en la Serie del Caribe, que terminó el jueves en República Dominicana.

Ganarle dos veces al anfitrión Gigantes del Cibao en su estadio y vencer dos veces también a los Navegantes de Magallanes de Venezuela, son gestas brutales y eso habla de la dimensión de este título para el país.

“Todo lo que han hecho aquí es historia y siguen colocando el nombre de Colombia en alto. Es una hazaña que nos pone en la lupa del todo el mundo”, dijo José Mosquera, mánager de Colombia.

El dirigente agregó que “no hay palabras que puedan describir la emoción que siento”.

La historia no era muy favorable para el béisbol colombiano en la Serie del Caribe, porque 10 reveses en igual número de juegos era una hoja de vida muy negativa para los equipos nuestros.

Por eso, el objetivo inicial de los Caimanes era conseguir a toda costa una victoria en este prestigioso evento peloteril. Se había convertido en un asunto esencial para los peloteros y cuerpo técnico de Caimanes.

El 28 de enero, un viernes, fue la primera victoria de Colombia en la Serie del Caribe y desde ya terminaba una mala racha de 10 derrotas.

Y fue nada menos que ante los Navegantes del Magallanes de Venezuela, un ilustre inquilino de este gran evento.

Al día siguiente Colombia volvió a escribir una nueva página gloriosa en Serie del Caribe al conseguir su segundo triunfo en el certamen, esta vez venciendo a Panamá, otro de los invitados, al igual que nosotros.

En la tercera salida la novena de México nos frenó el ímpetu al propinarnos una derrota dolorosa que aplazaba nuestra clasificación a la semifinal.

Pero el 31 de enero comenzó a gestarse el sueño de conseguir el título luego de imponerse sobre República Dominicana 2-1 y alcanzar una histórica clasificación a la ronda semifinal.

En el partido siguiente, ante el eliminado Puerto Rico, Colombia perdió la oportunidad de terminar primero en la fase inicial cuando cayó derrotado 6-2 ante los boricuas.

En la semifinal, y tras terminar segundo en la primera fase, a Colombia le tocó enfrentar nuevamente a Venezuela, que estaba con sed de venganza por su traspíés ante los ‘reptiles’ en la primera jornada del torneo

Pero nadie se imaginó que esta vez la victoria fuera relativamente fácil ante Venezuela con un contundente 8-1.

Uno a uno Caimanes de Barranquilla iba alcanzando objetivos casi que impensables porque para nadie es un secreto que la Liga Colombiana tiene un discreto nivel en comparación con las demás del área del Caribe.

Mosquera, quien fue seleccionado como el manager del Equipo Todos Estrellas de la Serie del Caribe, reveló que dio instrucciones a sus bateadores previo al partido, de atacar temprano ante el zurdo veterano Raúl Valdés, quien abrió por los dominicanos. Esa estrategia le dio resultado al joven timonel de 36 años, pues en el segundo acto sus dirigidos anotaron tres de sus cuatro carreras con las que ganaron el juego.

Mosquera se salió con la suya y le ganó el pulso a su paisano Luis Felipe Urueta, el capataz de los Gigantes del Cibao, quien tuvo que aceptar la justa victoria colombiana.

Creo que la afición Colombia aún no ha dimensionado la gesta deportiva que realizó Caimanes de Barranquilla en la Serie del Caribe, que terminó el jueves en República Dominicana.

Ganarle dos veces al anfitrión Gigantes del Cibao en su estadio y vencer dos veces también a los Navegantes de Magallanes de Venezuela son gestas brutales y eso habla de la dimensión de este título para el país.

“Todo lo que han hecho aquí es historia y siguen colocando el nombre de Colombia en alto. Es una hazaña que nos pone en la lupa del todo el mundo”, dijo José Mosquera, mánager de Colombia.

El dirigente agregó que “no hay palabras que puedan describir la emoción que siento”.

La historia no era muy favorable para el béisbol colombiano en la Serie del Caribe porque 10 reveses en igual número de juegos era una hoja de vida muy negativa para los equipos nuestros.

Por eso, el objetivo inicial de los Caimanes era conseguir a toda costa una victoria en este prestigioso evento peloteril. Se había convertido en un asunto esencial para los peloteros y cuerpo técnico de Caimanes.

El 28 de enero, un viernes, fue la primera victoria de Colombia en la Serie del Caribe y desde ya terminaba una mala racha de 10 derrotas.

Y fue nada menos que ante los Navegantes del Magallanes de Venezuela, un ilustre inquilino de este gran evento.

Al día siguiente Colombia volvió a escribir una nueva página gloriosa en Serie del Caribe al conseguir su segundo triunfo en el certamen, esta vez venciendo a Panamá, otro de los invitados, al igual que nosotros.

En la tercera salida la novena de México nos frenó el ímpetu al propinarnos una derrota dolorosa que aplazaba nuestra clasificación a la semifinal.

Pero el 31 de enero comenzó a gestarse el sueño de conseguir el título luego de imponerse sobre República Dominicana 2-1 y alcanzar una histórica clasificación a la ronda semifinal.

En el partido siguiente, ante el eliminado Puerto Rico, Colombia perdió la oportunidad de terminar primero en la fase inicial cuando cayó derrotado 6-2 ante los boricuas.

En la semifinal, y tras terminar segundo en la primera fase, a Colombia le tocó enfrentar nuevamente a Venezuela, que estaba con sed de venganza por su traspíés ante los ‘reptiles’ en la primera jornada del torneo

Pero nadie se imaginó que esta vez la victoria fuera relativamente fácil ante Venezuela con un contundente 8-1.

Uno a uno Caimanes de Barranquilla iba alcanzando objetivos casi que impensables porque para nadie es un secreto que la Liga Colombiana tiene un discreto nivel en comparación con las demás del área del Caribe.

Mosquera, quien fue seleccionado como el manager del Equipo Todos Estrellas de la Serie del Caribe, reveló que dio instrucciones a sus bateadores previo al partido, de atacar temprano ante el zurdo veterano Raúl Valdés, quien abrió por los dominicanos. Esa estrategia le dio resultado al joven timonel de 36 años, pues en el segundo acto sus dirigidos anotaron tres de sus cuatro carreras con las que ganaron el juego.

Mosquera se salió con la suya y le ganó el pulso a su paisano Luis Felipe Urueta, el capataz de los Gigantes del Cibao, quien tuvo que aceptar la justa victoria colombiana.

Este sábado en horas de la tarde los nuevos campeones serán recibidos por la afición en el estadio Édgar Rentería.

Camino al título

Enero 28

Colombia 6-Venezuela 1

Enero 29

Panamá 5-Colombia 6

Enero 30

México 1-Colombia 0

Enero 31

R. Dominicana 1-Colombia 2

Febrero 1

Colombia 2-Puerto Rico 6

Febrero 2 (semifinal)

Venezuela 1-Colombia 8

Febrero (final)

Colombia 4-R. Dominicana 1

  NOTICIAS RECOMENDADAS