Deportes


Hoy se cumplen 30 años del famoso 5-0 ante Argentina

Con dobletes de Freddy Rincón (q.e.p.d) y Faustino Asprilla y la puntada final de Adolfo “El Tren” Valencia, la Selección festejó ese recordado 5-0.

EL COLOMBIANO

05 de septiembre de 2023 01:37 PM

Para unos fue el punto más alto del fútbol colombiano, para otros, tocar la cúspide antes de caer cuesta abajo hacia la época más oscura. Lo claro es que hace 30 años, el 5 de septiembre de 1993, Colombia logró lo impensado tras vencer al que era el subcampeón del mundo, Argentina, en el estadio Monumental de River para ganarse los aplausos de Diego Maradona, ese día en la tribuna, y así clasificar al Mundial de Estados Unidos 1994.

En una frase premonitoria, el técnico Hernán Darío Gómez, asistente en aquella época de Francisco “Pacho” Maturana, no se equivocaría: “nos llevó el putas”, le dijo Bolillo Gómez a Maturana al final de este compromiso. Y, remató: “ahora nos van a exigir que seamos campeones del mundo, nos jodimos Pacho”. Lea aquí: Alcaraz iguala sus triunfos de 2022 y los puede superar este miércoles

Con dobletes de Freddy Rincón (q.e.p.d) y Faustino Asprilla y la puntada final de Adolfo “El Tren” Valencia, la Selección festejó ese recordado 5-0.

Sin embargo, después de esa alegría vinieron los reveses. Colombia no pudo responder al favoritismo en Estados Unidos, el equipo perdió en su debut contra Rumania (1-3), el mediocampista Gabriel “Barrabás” Gómez recibió una amenaza de muerte en la sede de la concentración del equipo en California y fue sacado de la alineación en el partido que disputaría contra Estados Unidos. Además el técnico Maturana estuvo a punto de renunciar ante el incidente. Tras ese impasse llegó otra derrota (2-1) con la selección Local y el autogol de Andrés Escobar, quien diez días después fue asesinado. Colombia se despidió de ese Mundial con una victoria 2-0 sobre Suiza que ya no le servía de nada.

¿Un 5-0 dañino o productivo?

En la actualidad, el país no se pone de acuerdo en si esa hazaña sobre Argentina, afectó o no al balompié criollo, que cinco años después también fracasó en Francia-98.

A los protagonistas de la gesta el orgullo aún se les refleja en sus rostros y destacan el hecho como algo único e inolvidable.

Hernán Darío Gómez aseguró que ganar nunca hace daño y menos si es por goleada. Pero su reflexión va más allá y añade que el manejo que se le dio después a ese resultado sí fue dañino.

“Por el triunfalismo al que nos llevaron un sector de la prensa, muchos directivos y técnicos del mundo que fueron creando una responsabilidad que no era para nosotros”. Lea aquí: Vuelta a España: Filippo Ganna vuela en Valladolid para ganar la crono

Ese marcador no es normal en el fútbol y la mejor prueba, según Gómez, es que después de ello Argentina ha ganado medallas olímpicas, mundiales juveniles y otro Mundial de mayores (Qatar 2022), Colombia no.

Recuerda que cuando el compromiso iba 2-0 todo estaba bien, pero cuando llegaron el tercero, el cuarto y quinto goles pensó diferente. “Con un resultado de estos era normal que empezaran a decir que éramos los mejores del mundo. Si hubiéramos perdido, éramos los peores. Me preocupé, sabía que en el país no había equilibrio”, para asumir un resultado así.

Para el cuerpo técnico de esa época, que además de Bolillo y Maturana, contaba con Diego Barragán como preparador físico, hubo tres hechos fundamentales. El primero fue la seguridad que les transmitió el volante Gabriel Jaime “Barrabás” Gómez que les dijo: “esos manes están asustados”. Después, la imagen de Faustino “Tino” Asprilla hablando por celular en plena cancha, en el reconocimiento del césped, y la icónica frase del Bolillo a Maturana: “nos llevó el putas”.

El capitán de esa Selección, Carlos “El Pibe” Valderrama, cree que el triunfo se basó en la madurez de un equipo grandioso, la capacidad individual y la confianza en asegurar la clasificación para el Mundial de Estados Unidos.

Por su parte, el técnico Francisco Maturana indicó que, para él, ese 5 de septiembre siempre tendrá valor porque superaron con argumentos a la que en ese momento era la mejor selección de Suramérica. “Mi generación se formó recordando siempre el 4-4 con Rusia en el Mundial de Chile de 1962 y fue solo un recuerdo grato. Cada cual tiene la libertad de ver qué hace con ese recuerdo. Para mí lo de Argentina fue un triunfo claro que nos hizo visible desde una parte buena: el fútbol. Y además, nos dio el tiquete directo al Mundial.

¿Dañino o productivo?, el debate seguirá abierto, pero nunca se podrá borrar esa página gloriosa del fútbol colombiano.

Comentarios ()

 
  NOTICIAS RECOMENDADAS