Deportes


Jamir Iriarte, haciendo un gran aporte al sóftbol femenino de Bolívar

Nació en La Boquilla, representó a Bolívar y Colombia en béisbol y sóftbol, En esta última disciplina ha sido dos veces campeón en Juegos Nacionales.

CARLOS CABALLERO VILLA

09 de diciembre de 2023 06:42 AM

Se retiró del béisbol representando a Antioquia en los Juegos Nacionales de 2012 siendo medalla de oro y champions bate.

Luego vistió los colores de Colombia en sóftbol durante 10 años, participando en todo el ciclo olímpico y representando a la Tricolor en el Mundial de Sóftbol en Nueva Zelanda en 2013 para posteriormente convertirse en mánager y guiar a Bolívar, en femenino, a los dos últimos títulos en Juegos Nacionales (2019 y 2023). Pedro Valdés y ‘Toto’ Barrios: en la historia del fútbol de Bolívar

Jamir Iriarte, haciendo un gran aporte al sóftbol femenino de Bolívar

Su nombre es Jamir Iriarte, nacido y criado en el corregimiento de La Boquilla y quien desde los 7 años agarró un bate, una manilla y una bola para jugar en los Bravitos de Lemaitre. De ahí i nacería una conexión total con este deporte, que lleva en lo más profundo del corazón.

Jugó pelota caliente en primera categoría y también a nivel profesional. Por la similitud del deporte y por edad dio el brinco al sóftbol y ahí también ha cosechado muchos triunfos.

¿Hasta los cuantos años jugó béisbol?

- Hasta los 32 años, mi posición habitual siempre fue la de jardinero central, pero también jugaba en el jardín derecho o izquierdo. Representé en categorías menores a las Fuerzas Armadas porque yo jugaba con Amidepor y Conastil, que tenían un convenio con la Liga Militar.

Y selecciones Bolívar...

- En 1996, en categoría juvenil, fui campeón con Bolívar en San Andrés.

De familia humilde

Es hijo de Carmen Elena Gómez Valiente, enfermera auxiliar de profesión, quien trabajó más de 20 años en el Hospital Universitario de Cartagena.

Su padre es Luis Fernando Iriarte González, un metalmecánico del SENA, dedicado a la fibra y quien actualmente trabaja en el sector náutico.

¿Qué representa el béisbol en su vida?

- Es muy importante. Me enseñó principios, valores, integralidad y pasión, inculcados por mis padres, a través de este bonito deporte.

¿Cómo fue el paso a ser manager de sóftbol?

- En 2015 en Santa Marta me vinculé al sóftbol universitario en ambas ramas, fue una bonita experiencia que a través de los años vine profesionalizando cada día más con mis estudios, que han sido mi punto de apoyo en todas las decisiones que tomo.

En el año 2016 llegué a Cartagena luego de estar 10 años por fuera de la ciudad por actividades de formación académicas y deportivas.

Inicié como preparador físico ese mismo año de la selección Bolívar femenina, la cual dirigía el difunto Omar Franceschi, que Dios lo tenga en su gloria, de él aprendí muchísimo. Desde el 2018 asumí como mánager de la selección departamental femenina de sóftbol.

¿Qué recuerda del título con Bolívar en los Juegos Nacionales de 2019?

- Como locales teníamos la gran responsabilidad de seguir manteniendo la hegemonía y a Dios gracias logramos ganar nuevamente la presea dorada con un grupo maravilloso. Fue la despedida de una grande como Zunilda Mendoza, quien le dio mucho a este deporte. Fue lindo ganar en casa.

Y luego se vino este título en los Juegos Nacionales de 2023 en el Eje Cafetero...

- Este año me quedará en la retina y sé que a muchos seguidores de nuestro deporte en Bolívar y Colombia también, por la manera en que se dieron las cosas en el juego final en la ciudad de Cali donde nuevamente ganamos la medalla de oro en Juegos Deportivos Nacionales al superar a Valle, en un juego inolvidable.

Jamir Iriarte, haciendo un gran aporte al sóftbol femenino de Bolívar

Un hit en el amor

Desde hace 8 años conoció el amor. Yuleima García, la receptora de Bolívar, también actual campeona en Juegos Nacionales, lo flechó y se ha convertido en el gran apoyo de su vida en todo el sentido de la palabra.

“Jamir como entrenador es un tipo valioso, estudioso y siempre buscando como capacitarse y documentarse más para seguir consolidándose en etapa eta de su vida. Es responsable, respetuoso y ganador, nunca improvisa, todo es planificado. Lo admiro mucho y le deseo más éxitos en esta carrera”, asegura Yuleima.

Jamir, licenciado de educación física de la Universidad San Buenaventura, seguirá metido de lleno en el sóftbol con el firme objetivo de aportar su grano de arena en el crecimiento de este deporte.

Es un hombre inmensamente feliz. El béisbol y sóftbol marcaron su vida para bien...

Comentarios ()

 
  NOTICIAS RECOMENDADAS