Económica


Dólar abrió la jornada a $4.088,85 en promedio

Esto luego de que este domingo Gustavo Petro fuera elegido como el nuevo presidente electo de Colombia.

COLPRENSA

21 de junio de 2022 08:15 AM

El dólar abrió a $4.088,85 en promedio, lo cual representa un aumento de $183,8 frente a la Tasa Representativa del Mercado (TRM), que para la jornada de hoy se ubica en $3.905,05 luego de que este domingo se conociera que Gustavo Petro es el nuevo presidente electo de Colombia tras conseguir 11,2 millones de votos equivalente a 50,44% del total de sufragios.

El precio de apertura registrado por la plataforma Set-FX fue $4.080, mientras que el máximo llega hasta los $4.100 el mínimo a $4.080. Durante la jornada se han negociado US$66,6 millones a través de 132 transacciones con un promedio por transacción de US$512.704.

Un análisis de Credicorp Capital prevé que tras la victoria de dicho candidato, los TES suban entre 70 y 100 puntos básicos, mientras que el dólar repuntaría $100, acercándose a los $4.100 y el índice Msci Colcap de la Bolsa de Valores de Colombia (BVC) podría caer entre 7% y 10%.

“En los siguientes días, el comportamiento dependerá de las señales que vaya dando el nuevo gobierno y no se pueden descartar presiones adicionales. Dicho esto, sí esperamos un incremento en propuestas populistas en el futuro dado el actual contexto político y social, mientras que el plan de gobierno de Petro está claramente dirigido a incrementar el rol del Estado en la economía y a marchitar al sector petrolero. Así, las cuentas fiscales se mantienen como nuestra principal preocupación, lo cual debe jugar un rol en los mercados”, se lee en el documento.

A nivel internacional, los futuros de índices de EE. UU. protagonizaron un repunte el lunes junto con las acciones en Europa, ya que los inversores sopesaron si la venta masiva de la semana pasada había ido lo suficientemente lejos como para descontar las preocupaciones sobre el aumento de las tasas y la desaceleración del crecimiento.

Los contratos del S&P 500 avanzaron alrededor de un 1,1% después de la peor semana para el indicador subyacente desde el comienzo de la pandemia. Los futuros del Nasdaq 100 subieron alrededor de un 1,1%. Un indicador de dólar bordeó más bajo. Los futuros del Tesoro también cayeron, sin transacciones en efectivo debido a un feriado estadounidense.

Los bancos, las compañías de viajes y ocio y de energía lideraron el avance en el índice Stoxx Europe 600. Los recursos básicos tuvieron un desempeño inferior en medio de una caída en los precios de las materias primas, mientras que las empresas de construcción cayeron. Subrayando la incertidumbre que impregna los mercados, el grupo de ingeniería suizo ABB Ltd. declinó después de posponer la cotización de su negocio de carga de automóviles eléctricos, citando condiciones volátiles.

El índice de referencia de renta variable de Francia quedó rezagado después de que el presidente Emmanuel Macron perdiera su mayoría absoluta en el parlamento, poniendo en peligro su agenda de reformas. Los bonos del Reino Unido cayeron a medida que el país enfrenta una inflación creciente y huelgas laborales, así como un riesgo creciente de recesión en una serie de reveses que tienen ecos de la década de 1970.

Las medidas de volatilidad siguen siendo elevadas, ya que los inversores buscan un punto de entrada en los mercados de valores agitados por las crecientes presiones de los precios y las preocupaciones de que un endurecimiento monetario agresivo lleve a las principales economías a la recesión. Los estrategas de JPMorgan dijeron que la presión sobre las acciones debería disminuir en el segundo trimestre a medida que la inflación se modera, pero otros, incluido Morgan Stanley, advirtieron que podrían aguardar más pérdidas.

“Tanto la inflación prolongada como un fuerte aumento de las tasas de los bancos centrales tendrán un profundo impacto en las perspectivas de crecimiento”, escribió en una nota Jean-François Paren, jefe global de investigación de mercado de Credit Agricole CIB. “En todo caso, las valoraciones actuales son más el ‘punto de salida’ que el ‘punto de entrada’”.

Los bonos europeos cayeron en su mayoría después de que el responsable de políticas del Banco Central Europeo, Martins Kazaks, dijera que el banco central está listo para combatir movimientos injustificados del mercado financiero, pero también debe estar preparado para mirar a través de la turbulencia a medida que sale de las tasas de interés negativas.

Las materias primas reflejaron las preocupaciones en torno al crecimiento global. El petróleo crudo mantuvo la caída cercana a 7% del viernes, el mineral de hierro borró todas las ganancias de este año y el cobre extendió las pérdidas por octava sesión después de que los metales básicos superaron las peores pérdidas semanales en un año.

Los precios del petróleo subían el martes por la elevada demanda de combustible en el verano boreal, mientras que los suministros siguen siendo escasos debido a las sanciones impuestas al crudo de Rusia tras su invasión de Ucrania.

El Brent, de referencia para Colombia, sube 1,36% a US$115,72, mientras que el crudo WTI escala 2,15% hasta los US$110,28.

Giovanni Staunovo, analista de UBS, dijo que, pese a la preocupación por el crecimiento económico, los últimos datos sobre actividad de los vuelos y movilidad en las carreteras estadounidenses siguen mostrando una sólida demanda de petróleo.

“Esperamos que la demanda de petróleo siga mejorando, beneficiándose de la reapertura de China, los viajes de verano en el hemisferio norte y el clima cada vez más cálido en Oriente Medio. Como el crecimiento de la oferta irá a la zaga del de la demanda en los próximos meses, seguimos esperando que los precios del petróleo suban”, señaló.

Los precios se han visto respaldados por la ansiedad en torno a la oferta tras las sanciones implementadas a los envíos de crudo de Rusia, el segundo mayor exportador mundial, y los interrogantes sobre cómo podría caer la producción rusa debido a las sanciones a los equipos necesarios para el bombeo.

“Es poco probable que la preocupación por la oferta disminuya a menos que se resuelva la guerra entre Rusia y Ucrania, o a menos que veamos un fuerte aumento de la oferta de Estados Unidos o de la OPEP”, dijo Madhavi Mehta, analista de Kotak Securities.

  NOTICIAS RECOMENDADAS