Económica


“Hasta ahora no hay ningún riesgo de racionamiento de energía”: Andeg

Conozca por qué este gremio de generadores de energía descarta, por ahora, un eventual racionamiento y entérese cómo están los niveles de los embalses.

HERMES FIGUEROA ALCÁZAR

15 de febrero de 2024 12:00 AM

Aunque al fenómeno de ‘El Niño’ aún le faltan 1,5 a 2 meses para llegar a su fin, y los embalses del país mantenían hasta ayer un promedio de reservas del 51,6%, para la Asociación Nacional de Empresas Generadoras (Andeg) “hasta ahora no estamos viendo ningún riesgo de racionamiento”.

“Hoy estamos en un nivel de embalses útil del 51,6%, que para la época está relativamente bien, que si uno lo compara con el ‘Estatuto de Riesgo’, que es cuando el sistema se siente mucho más frágil y es el nivel más bajo en que podía estar en ese momento, ese nivel está en el 46 o 47%, lo que nos indica que tenemos una holgura de unos 4 o 5 puntos porcentuales frente a ese nivel más bajo”, dijo Alejandro Castañeda, director ejecutivo de Andeg. (Lea aquí: El Ideam advirtió que seis embalses se encuentran en estado crítico pese a las lluvias).

“Todo eso porque hemos sido capaces, desde el año pasado, que la generación térmica haga lo que tiene que hacer, y es hacer que los embalses no disminuyan tan rápido y por el contrario el año paso lo que hizo fue que los embalses se recuperaran para arrancar en niveles cercanos al 80%, en diciembre”, explicó.

Agregó que “hoy la generación térmica está aportando, más o menos, unos 60 gigavatios hora/día, que es cerca del 25 o 30% del total de la demanda nacional. Eso denota una disminución en esa participación, ya que en los meses de diciembre (2023) y enero (2024) las térmicas lograron atender un 42 o 44% del total de la demanda nacional”.

Hacia adelante, señala Castañeda, “nos faltarían 1,5 meses o 2 meses del fenómeno de ‘El Niño’ y las agencias internacionales indican que las lluvias retornarían hacia abril y mayo, incluso están diciendo que retornaría en forma de una ‘Niña’, lo que significaría más lluvias en Colombia. Lo importante es que tenemos generación térmica aportando más, en el caso que se requiera”.

“Tenemos una disponibilidad térmica buena, niveles de embalses adecuados para la época, aún nos faltan dos meses de fenómeno de ‘El Niño’, pero tenemos los recursos para seguir atendiendo la demanda”, reiteró.

Hoy el porcentaje de generación térmica en Colombia es del 25% y en condiciones normales, con régimen de lluvias normales, las térmicas aportan un 15 y 18%, pero ha habido meses que se aporta el 45% de lo que se consume en el país.

Así mismo, Castañeda reveló que la demanda eléctrica del país no ha cedido. Estamos en 235 o 240 gigas, lo que es alta.

Andeg tiene 14 empresas generadoras (95% térmicas y 5% renovables), con casi el 45% de la energía en firme del país, que permite atender la mitad de la demanda nacional. (Lea aquí: Declaran oficialmente el fenómeno de El Niño a nivel mundial).

Costo Unitario, por las nubes

Mientras el país sortea los impactos del fenómeno de ‘El Niño’ y la generación térmica aumenta para atender la demanda eléctrica nacional, por la menor generación en la hidroeléctricas, en la Costa Caribe el Costo Unitario del kilovatio/hora ya sobrepasó los mil pesos ($1.065,66), de acuerdo con la facturación que al sector residencial expidió en febrero el operador del servicio de energía en Bolívar, Afinia.

Los componentes que más pesan en la composición del Costo Unitario son: C: Comercialización, $221,56; D: Distribución, 217,19; y PR: Pérdidas Reconocidas, $176,56. Seis meses atrás, en septiembre de 2023, el mismo kilovatio/hora costaba 908,03 pesos, lo que indica que aumentó en solo seis meses 157,62 pesos.

Una mirada desde la banca de inversión

Álvaro Humberto Ojeda, vicepresidente ejecutivo de Values AAA, Banca de Inversión, señaló : Creemos como banco de inversión que para poder mejorar la regulación en el sector energético y garantizar una gestión eficiente durante fenómenos como ‘El Niño’, es importante considerar diversas medidas de ahorro y optimización, como:

1). Mejorar nuestra Inversión nacional en infraestructura, es decir, que la nación debe destinar dinero importante para mejorar la infraestructura energética, como nueva construcción de nuevas plantas de generación, líneas de transmisión más eficientes y sistemas de almacenamiento de energía.

2). Trabajar en el fomento cultural de la importancia de lo que conocemos como energías renovables para de esta manera promover el uso de fuentes de energía renovable, como la solar o fotovoltaica, eólica, hidroeléctrica, entre otras, que van a contribuir la diversificación de la matriz energética y reducir la dependencia de recursos no renovables.

3). Las tecnologías eficientes va a ayudar a adoptar tecnologías y prácticas que mejoren la eficiencia energética en todos los sectores, desde la generación hasta el consumo final. Esto incluye la promoción de equipos y sistemas energéticamente eficientes.

4) . Educación y conciencia promoviendo y realizando campañas de sensibilización para promover el uso responsable de la energía entre los consumidores, así como programas de formación para profesionales del sector energético sobre prácticas de gestión sostenible y regulación efectiva.

5). Fomento de la investigación y desarrollo y así poder invertir en investigación y desarrollo de nuevas tecnologías y métodos que permitan una gestión más eficiente y sostenible de los recursos energéticos.

Estas medidas pueden contribuir a fortalecer la regulación y la capacidad del sector energético para hacer frente a eventos climáticos extremos como ‘El Niño’, garantizando un suministro estable y sostenible de energía.

  NOTICIAS RECOMENDADAS

Comentarios ()