Económica


Crece carga de graneles comestibles en terminales de Compas

Los terminales de Compas en el Caribe colombiano, que atienden graneles comestibles (Cartagena y Tolú), reportaron crecimientos de su carga por el orden del 33%.

EL UNIVERSAL

13 de agosto de 2020 12:00 AM

HERMES FIGUEROA ALCÁZAR

13 de agosto de 2020 12:00 AM

En los casi cinco meses que Colombia ha afrontado la pandemia del COVID-19, la afectación de esa crisis ha llegado a todos los sectores económicos del país y el portuario no ha sido ajeno a ello, con una evidente reducción en el flujo de carga.

Sin embargo, en el caso de la Compañía de Puertos Asociados (Compas), su red de terminales “ha continuado operando de forma permanente para garantizar el abastecimiento del país. Desde el inicio de la pandemia fortalecimos todos los protocolos de bioseguridad en pro de la salud de nuestros colaboradores, sus familias, transportadores, clientes y demás usuarios de los terminales”, afirma su presidente, Andrés Osorio.

Esta compañía, con terminales en varias ciudades del país, reportó que en el caso de sus instalaciones de Cartagena, entre enero y julio de 2020 movilizó 723.563 toneladas, entre carga general, contenedores, granel comestible y granel no comestible. De esa carga se destaca el comportamiento del granel alimenticio que tuvo un incremento del 13% con relación al mismo periodo del año anterior, pasando de 189.509 toneladas a 213.614.

Osorio asegura que esa misma tendencia se observa en el mercado nacional de granel comestible que continuó con un crecimiento sostenido, consecuente con el comportamiento que ha presentado durante los últimos 10 años. “Por fortuna, la coyuntura del COVID-19 no ha impactado la importación de esta materia prima esencial para la producción de alimentos para el consumo humano y de animales”, precisó.

Muestra de ello es que los terminales de la Costa Norte (Cartagena y Tolú), en los que Compas opera granel alimenticio, crecieron un 33% entre enero y julio en el manejo de este tipo de carga. “En Tolú, este incremento se dio gracias a la obra de ampliación que completamos a finales de 2019 y que nos permite ahora tener dos posiciones de atraque para atender dos barcos tipo Handymax de forma simultánea”, explicó Osorio.

AYUDAS HUMANITARIAS

Durante la pandemia, la compañía ha invertido más de 800 millones de pesos en ayudas humanitarias, elementos y equipos de bioseguridad, entre otras acciones en barrios de Cartagena, Barranquilla, Buenaventura y Tolú.

En este mes, la compañía anunció la entrega de 400 bonos de mercados adicionales y kits básicos de bioseguridad en las mismas comunidades.

“Un proyecto inviable”
El presidente de Compas también se refirió al proyecto de ampliación del terminal de Cartagena, que contemplaba una inversión cercana a los 200 millones de dólares. La iniciativa empezó su trámite y la compañía obtuvo los permisos correspondientes de la ANI y la ANLA. En virtud de una acción de tutela, Compas surtió un proceso de consulta previa con cuatro comunidades asentadas en la isla de Tierrabomba, “el cual fue terminado sin acuerdos a principios de 2019, lo que hizo el proyecto inviable”. Aún así, “la Organización continúa comprometida con el desarrollo de la infraestructura de su red portuaria y evaluará de forma permanente nuevos proyectos en Cartagena y en el país”.