Económica


¿Quién gana y quién pierde con un dólar a $4.000?

Los exportadores recibirán más pesos por sus ventas en el exterior. Los viajeros colombianos requerirán de más dólares para sus salidas a destinos en el extranjero.

El dólar volvió a cotizarse al comienzo de la jornada de ayer por encima de los 4.000 pesos ($4.004,16), lo que representó un alza de $15,89 frente a la Tasa Representativa del Mercado (TRM), que para la jornada de este martes se ubicó en $3.988,27. No obstante, al final de la jornada su precio promedio fue de $3.979,80.

En la jornada de ayer la divisa estadounidense se acercó al precio más alto que ha tocado en el país: $4.153,91, negociado el 20 de marzo de 2020.

La fortaleza del dólar, problemas locales y la incertidumbre electoral han llevado al peso a ser la moneda más devaluada del mundo en lo corrido del año, la moneda nacional ha perdido 14,10%, se ubica por debajo de países que llevan años en crisis económica como Turquía (-13,68%) y Argentina (13,28%).

Los actores del mercado estarán atentos ahora a los datos de inflación en Estados Unidos, que se conocerán hoy.

UN ANALISTA

El Universal consultó a Alejandro Reyes, economista de BBVA Research, a quien le preguntamos:

¿De qué manera se ve impactada la economía colombiana con un dólar cercano o por encima de los $4.000?

- La tasa de cambio favorece a algunos y afecta a otros, por lo que hacer un balance de ganadores y perdedores suele ser difícil. Sin embargo, es importante entender que la tasa de cambio también es un instrumento que muestra riesgos potenciales que puede tener la economía, como un termómetro. Si una persona tiene una fiebre alta, es malo pero también si tiene una baja temperatura. Igual ocurre con la tasa de cambio, los extremos tienden a ser perjudiciales.

Con una tasa en torno a los 4.000 pesos se obtienen ganancias en los bienes que se exportan, pues quienes los compran afuera los perciben más económicos pero tienen también efectos internos no deseables, usualmente con las materias primas que importan para producir estos mismos bienes.

Por otro lado, las importaciones se hacen muy costosas, lo que se traslada a la canasta familiar y puede presionar la inflación al alza, ya sea de forma directa o indirecta, vía insumos que se requieren para producir bienes.

Pero más allá de precios, también pueden afectar los balances de endeudamiento de los agentes, en especial pueden hacer costoso el pago de deudas externas.

En síntesis, el efecto tiende a ser mixto, pero en el caso de Colombia, debido a la alta dependencia en las cadenas locales de insumos importados, el neto tiende a ser un efecto negativo, con exportaciones que no crecen lo suficiente e importaciones que caen...”.

¿Qué proyecciones hacen ustedes sobre el comportamiento de la tasa de cambio en lo que resta del año? “Esperamos que se mantenga elevada hasta finales de mes, cuando esperamos que la Reserva Federal anuncie su programa de moderación en la inyección de liquidez (tapering), que consideramos se hará con mayor claridad que lo vivido en 2013 y permitirá un alivio en los activos de riesgo, entre ellos el peso colombiano”.


¿Es prudente una intervención del Banco de la República o se deja todo al libre mercado?

- “El Banco afirma que su política es dejar que el tipo de cambio fluctúe, por el momento creemos que es la mejor opción de política, pues el choque es un movimiento estructural global y no coyuntural y específico”.

Reacciones

FENALCO

“Fenalco miramos con gran preocupación el galopante alza del precio del dólar. Consideramos que alcanzar niveles de $4.000 y un incremento del 16% en un año, ya va a tener efectos inflacionarios y encarecimientos de productos terminados para el comercio, así como de materias primas para la industria y la agricultura. Por eso creemos que es necesario una mayor intervención del Banco de la República para estabilizar la tasa de cambio e igualmente promover las exportaciones e inversiones en el país”, sostiene Jaime Alberto Cabal, presidente Ejecutivo de Fenalco.

ANATO

“Desde el sector de las agencias de viaje y turismo (Anato) existe una gran preocupación con el aumento del dólar, el fortalecimiento de la moneda de los Estados Unidos frente a la devaluación del precio colombiano que ya va en un 16% y obviamente encareciendo los viajes de los colombianos al exterior y hay que tener en cuenta que el turismo en Colombia es de doble vía, no solamente los extranjeros que llegan al país, que en este momento les favorecería venir a Colombia por tener un peso devaluado, sino también la salida de colombianos que tienen de alguna manera que llenar esos aviones en la vía de Colombia al exterior. Hemos pedido nuevamente atención en esta materia, que preocupa mucho y frena de alguna manera, junto a otros factores, la reactivación que estábamos viendo”, precisa Paula Cortés, presidenta ejecutiva de Anato.

¿Quiénes ganan?

“Se favorecerán: exportadores, turismo, café, algunos agrícolas exportados, petróleo, etc.

Perjudicarán: importadores, consumo, comerciantes, algunos agrícolas de altos componentes de insumos importados como proteínas animales, entre otros”, sostiene el economista de BBVA Research, Alejandro Reyes.

  NOTICIAS RECOMENDADAS