Marítimo


Mantenimiento a embarcaciones, ¿cómo y cuándo?

A pesar de la disminución de las actividades marítimas y náuticas debido a la pandemia, la revisión periódica es fundamental para mantener las naves en buen estado, sin importar el tipo que sean.

LIA MIRANDA BATISTA

27 de agosto de 2021 12:00 AM

La reactivación de la actividad marítima tras las restricciones de la pandemia, supone la puesta en marcha de operaciones de buques comerciales y navíos particulares. Estas embarcaciones requieren planes de mantenimiento y reparación para garantizar que siempre permanezcan en óptimas condiciones. Le puede interesar: Arreglo de embarcaciones, una cuestión de seguridad.

La reparación y mantenimiento de embarcaciones demanda atención y vigilancia. Algunas labores requieren entre 8 a 10 días y otras hasta 40 días, dependiendo de los trabajos que se necesiten.

Para el caso de las embarcaciones de recreo, el mantenimiento incluye: lavado y secado del bote, limpieza del motor, drenaje de filtros de combustible, revisión mensual de funcionamiento de las partes eléctricas y electrónicas y lavado de la tubería inoxidable.

“Hay que lavar la parte interna del motor con un producto especial para el sistema de refrigeración. El mantenimiento de los motores se realiza de acuerdo con el manual del fabricante”, explica Freddy Pertuz, jefe de marina en Todomar.

Para Pertuz, el lavado del bote se realiza de forma semanal y los cambios de aceite en los motores, cada 100 horas. Siempre en un lugar especializado.

Es importante revisar cada mes las anomalías que pueda presentar la embarcación y mantener la consola de los equipos eléctricos y electrónicos forrados mientras se realizan las labores de mantenimiento.

40
días es lo máximo que se pueden demorar las labores de mantenimiento de las embarcaciones.

Las comerciales: revisión anual

En el caso de las embarcaciones comerciales el mantenimiento se debe realizar una vez por año o cada 1.500 horas, considerando las condiciones normales de operación.

Como estas naves cuentan con equipos como motores, transmisiones, sistemas de propulsión marino, controles, generadores y casco, requieren de labores preventivas para garantizar su óptimo funcionamiento.

“Con equipos especializados, atendemos los sistemas de lubricación, combustión, electrónicos y de propulsión. Subimos la embarcación a troja y usando sistemas computarizado (Hale Mri) realizamos reacondicionamiento a hélices y ejes. También reemplazamos los bujes de bronce, caucho y alineamos los sistemas de propulsión marino con el motor”, detalla Luis Fernando Jaller de LJPROPCenter.

El experto recomienda programar con tiempo el mantenimiento preventivo de la embarcación y conocer las especificaciones técnicas (marcas, modelo) de los que equipos instalados en la misma, además de tener en cuenta la fecha de la última revisión realizada y la descripción de los trabajos hechos.

“En LJPROPCenter atendemos estos requerimientos con nuestro equipo de ingenieros especializados y certificados los siete días de la semana”, agregó Jaller.

Los trabajos de mantenimiento son esenciales para solucionar problemas a futuro que afecten las labores comerciales y/o privadas que se ejecuten en estas naves o buques. Puede leer: Atlántico cuenta con estación para el mantenimiento de embarcaciones.

¿Te gustaría recibir en tu celular las noticias más importantes del día? Da clic aquí y escríbenos a Whatsapp.

  NOTICIAS RECOMENDADAS