Postgrados


Estudiar un doctorado es cuestión de empeño y vocación

En Colombia, este nivel de posgrado puede no representar mayores ingresos y oportunidades de trabajo, pero sí se traduce en un gran avance para su campo de estudio.

MARTÍN CARVAJAL CHAMORRO

24 de febrero de 2021 12:00 AM

El doctorado es el máximo grado de especialización académica, el que concede el título de “doctor” y certifica al profesional como un experto en un área específica de su campo del conocimiento. Es una jornada investigativa intensa, que dura entre cuatro y cinco años. Representa una inversión que, idealmente, redunda tanto en el beneficio del estudiante como en el de su comunidad. En términos generales, comprometerse con ese nivel educativo es cuestión de entrega, más que de aumento de salario.

¿Qué tanto puede remunerar el doctorado a un profesional? ¿Realmente mejorará su calidad de vida y sus posibilidades laborales de manera significativa? La respuesta a estas preguntas no siempre es “sí”. Como lo explica Édgar Quiñones Bolaños, ingeniero civil y coordinador del Doctorado en Ingeniería de la Universidad de Cartagena, “en el contexto colombiano, donde la formación doctoral es muy joven, todavía no se ve una gran diferencia en términos de ingresos económicos” (Puede leer: ¿Especialización, maestría, o doctorado? Decídase y postúlese).

Si de salir adelante en el mercado laboral se trata, los doctorados tienden a favorecer más a los académicos, a aquellas personas que se dedican principalmente a publicar los resultados de sus investigaciones y enseñar en sus respectivas áreas. Indudablemente son un marcador de prestigio y de preferencia en estas líneas de trabajo.

En años más recientes, las empresas han comenzado a valorar este grado de conocimiento, por lo que implica de “creatividad, competencias y rigor metodológico”, afirma la profesora Graciela Franco Martínez, licenciada en filosofía y letras y decana de la facultad de Ciencias Sociales de la Universidad Tecnológica de Bolívar. Además, si usted planea trabajar en el exterior, los doctorados tienen la ventaja de ser títulos reconocidos internacionalmente.

¿Por qué hacer un doctorado?

“Porque todas las carreras lo necesitan”, afirma la decana Franco. Si usted tiene la vocación de ayudar a sus colegas, de producir conocimiento y de ayudar al progreso social a través de la innovación y la investigación, entonces no dude en realizar un doctorado. En general, un país que tenga una alta proporción de doctores es un país que invierte en la educación y que tiene más posibilidades de beneficiarse de la ciencia y la tecnología.

“Pongamos un ejemplo: en su conjunto, los doctores en ingeniería representan en gran medida el quehacer científico de un país, la productividad investigativa reflejada en patentes ,traducidas en desarrollo de nuevas tecnologías, la publicación de artículos que expresan nuevas teorías que reflejan nuevos conocimientos y puntos de vista para abordar problemáticas ya existentes o futuras”, puntualiza el coordinador Quiñones Bolanos. (También le puede interesar: El Doctorado, un nivel exigente).

Algunas cifras
En Colombia existen alrededor de 378 programas de doctorado activos. De ellos, 61 cuentan con acreditación de Alta Calidad y 275 poseen registro calificado. Entre el 2001 y el 2018, se graduaron 4.800.920 estudiantes de posgrado, según cifras del Sistema Nacional de Información de la Educación Superior. De acuerdo con los datos del Departamento Nacional de Estadística (DANE), el promedio del salario de un doctor se ubicó entre los cuatro millones y los seis millones de pesos entre el 2018 y el 2019, aunque llegó a ser hasta tres veces más alto en las instituciones de mayor prestigio.