Farándula


Entre música y teatro, la vida de Juliana Reyes

Colombia ha tenido la oportunidad de cumplirle al público con importantes obras, dando cuenta de la preparación en cuanto a talento y escenarios.

HEIDI LLANES

18 de junio de 2023 09:00 AM

Ya cuenta dos décadas en el escenario, en el mismo conoció a su gran guía, allí también la despidió y como inspiración, dar continuidad a su arte y pasión, es la bandera que le acompaña en cada obra.

La trayectoria de Juliana Reyes en el teatro musical lleva implícita la constancia y dedicación, destacándose como una de las figuras más relevantes en Colombia. Es una figura de las más relevantes en el arte nacional y prueba de ello son los títulos de gran valía que continúan llegando y que logran destacarse función tras función.

Decidida desde sus inicios a integrarse en esta bella línea del teatro, Juliana valora el tipo de espectáculos que lo componen, toda vez que la parte teatral es su fundamento, pero a la vez incluyen la coreografía y el vestuario que logran entregar producciones de ensueño.

El teatro musical no era parte de la cultura colombiana, y Misi lo desarrolló y le dio alas para llegar hasta donde está hoy”

Juliana Reyes

Claramente dependiendo de la obra se ajustan matices, es una historia que requiere el canto para ser contada y por tanto el entretenimiento está garantizado, de otra parte, la puesta en escena involucra sentimientos en su desarrollo, haciendo que llegue al lado sensible de los espectadores.

“Lo más atrayente de todo es que la narrativa está acompañada de la música y se crea puntualmente para la historia, con el estilo que evoca y acompaña, es una película que al llegar al escenario se vuelve mágica y diferente”, afirma emocionada la polifacética artista.

Entre música y teatro, la vida de Juliana Reyes

Un paso siempre adelante

Siendo pieza fundamental del crecimiento de este género en Colombia, Juliana Reyes cumple 20 años de trabajo, tras sus inicios en Misi Producciones, cantera de talentos y bastión de los mejores musicales que llegan al país.

Precisamente no deja de agradecer esa incursión bajo la tutela de Misi Murillo, quien dejó, literalmente su vida en el escenario y un camino recorrido en 37 años construyendo arte, por lo que el desarrollo del género se afianzó, al punto que las generaciones siguientes sueñan con montajes tipo Broadway.

Hacer parte de esta historia la llena de orgullo y es así como ostenta su paso por importantes obras, con títulos conocidos que han llegado a engrosar la lista de presentaciones nacionales, siendo una propuesta que va en crecimiento.

El respaldo a lo anterior está en la buena fama adquirida por la calidad actoral y de producciones, también de los diseñadores que ofrece Colombia, toda vez que se trata de un trabajo exigente para recrear esas historias mágicas y diversas.

“Lograr los títulos más apetecidos no es fácil, si nos vamos con Disney Theatrical que es una de las productoras principales, hemos logrado dos de los más “consentidos”, “Aladin” y “La Bella y la Bestia”, todo esto tras cumplir con los requerimientos legales y demostrar la trayectoria de los artistas, para eso nos preparamos”, afirma.

Juliana hizo parte del proceso de “La Bella y la Bestia”, rectificando su confianza en lo que ha hecho a través del teatro musical. Y en ese progreso actoral, acaba de protagonizar “Mamma mía”, obra que logró aceptación total, al punto que se ha solicitado una gira nacional.

“Se trata de un musical que acompaña a una generación puntual, y es un gusto que se ha transmitido, porque el público que se veía en el teatro era variado, familias que se divirtieron con las canciones de ABBA conectando perfectamente con la historia”, manifiesta la actriz.

Darle vida a Donna fue muy especial para ella, se trató de un personaje que llegó cuando siente la madurez de su carrera, de otra parte, la han interpretado a nivel mundial actrices con mucha trayectoria e integralidad, porque esta mujer canta, actúa, baila y es todo el tiempo una puesta en escena enérgica, entonces al pasar por muchas emociones, demuestra al máximo su compromiso y preparación.

“Fue un personaje muy bonito, exigente, con una preparación que tardó un año en lo que respecta a actuación, y las parte física y vocal, Donna canta 16 canciones en el show, en registros que piden entrenamiento total, pero se logró”, agrega Juliana.

Con una expectativa creada en el éxito alcanzado, “Mamma mía” cumplió el tiempo acordado, pero se ha programado una segunda temporada, lo mismo que la gira que le lleve a otros escenarios del país.

Juliana Reyes es una actriz con todos los pergaminos para laborar dentro y fuera del país, afirma que trabajar con Misi le ha permitido abarcar todos los campos de acción de su exigente carrera, porque además de la empresa, la persona que estaba al frente de todo, fue esa guía eterna que abrió camino en la cultura del país, legado que ella ha continuado.

Al hacer un balance, sólo le resta agregar que está agradecida con la vida, con Dios, Misi y el público, por permitirle demostrar su talento, que más allá de los procesos nacionales, le abren puertas en importantes productoras mundiales, las mismas que han posado sus ojos para darle las mejores oportunidades.

Juliana ha sido testigo directo de la llegada y crecimiento del teatro a Colombia, una cultura que arrancó con poco conocimiento, pero que encontró en las ganas y el talento el interés por seguir el recorrido.

Lo que viene se muestra prometedor para la actriz, un nuevo giro da su vida y esta vez toma asiento en Miami, aunque los proyectos fijos de la compañía la traerán constantemente al país, la visión de su profesión es cada vez más amplia.

Comentarios ()

 
  NOTICIAS RECOMENDADAS