Farándula


Las regiones que siguen compitiendo en Miss Universe Colombia

El concurso compartió este martes, el perfil de las preseleccionadas de Arauca, Sucre, Huila y Bolívar.

EL UNIVERSAL

15 de septiembre de 2020 09:06 AM

Todas las regiones siguen compitiendo por llegar al peldaño deseando tener la primera Miss Universe Colombia y brillar en el certamen internacional más importante del planeta. A continuación compartimos preseleccionadas de los departamentos de Arauca, Sucre, Huila y Bolívar.

Génesis Quintero

Imagen GENESIS

Esta Hermosa mujer de 28 años busca ser la representante de Arauca en esta primera edición de Miss Universe Colombia con un mensaje de tener las medidas preventivas al Covid 19 pues superó el virus meses atrás.

“Me acojo al mensaje que lleva la organización de Miss Universe Colombia. “Creemos en las segundas oportunidades”.

En algún momento intenté y no se hizo posible participar para ser la Señorita Colombia en Miss Universo, hoy nace una segunda oportunidad, se vale luchar por tus sueños. Tengo una Organización en Arauca hace aproximadamente ocho años, allí brindamos espacios de aprendizaje musical a niñas, niños y jóvenes víctimas del conflicto armado, también recibimos en nuestro regazo a niños, niñas y jóvenes hijos de quienes empuñaron armas.

El arte es nuestra herramienta de paz. También al ser diagnosticada como positiva para COVID-19 y presentar algunos síntomas serios, quise compartir mi testimonio buscando generar conciencia en la comunidad.

En el 2018 fui electa miss Grand Colombia, por cosas del destino no pude representar a mi país en el reinado internacional. Un par de años después, a tan solo un mes de la competencia internacional llega la oportunidad de viajar logrando entrar en el top 20 y quedar en el corazón de muchos por mi valentía y el amor. Esto me enseñó a ser mucho más paciente, soltar todo al universo con amor y a aceptar que todo tiene su tiempo”.

María José Perna

Imagen MISS U

A sus 25 años y con un alto perfil profesional y tecnológico, esta hermosa mujer busca ser elegida por Sucre para el certamen que corona el próximo noviembre a la representante del país a Miss Universo “Con un grupo de profesionales de diferentes disciplinas, estamos diseñando Pressto App una iniciativa de un aplicativo móvil, que estaría diseñado especialmente como una herramienta que permita la estimulación de la economía local, ayudando a micro y pequeños empresarios de diferentes sectores económicos de la ciudad, en la reactivación de sus operaciones por medio de un entorno digital, así mismo, usando el aplicativo se lograrían obtener recursos para la obtención de kits de ayuda humanitaria para el bienestar de las familias más vulnerables del municipio.

“Pienso que mi más grande reto ha sido superar mis miedos, he logrado bajar nueve kilos en poco tiempo sintiéndome en equilibrio con mi cuerpo, me he fortalecido como profesional y como ser humano, ahora más que nunca me siento preparada para seguir dando lo mejor de mí y poder resaltar la perseverancia y firmeza en cualquier escenario que el destino me tenga preparado”.

Sara Quintero

Imagen SARA

Consiente de la premisa que la caridad empieza desde su casa, esta joven de 23 años tiene desde su infancia una clara conciencia del servicio a los demás gracias al autismo de su hermano menor queriendo llevar su voz y experiencia si le dan la oportunidad de representar al Huila.

“Siempre me ha gustado todo lo relacionado con los reinados y el modelaje, por esta razón, trabajo con disciplina y compromiso, buscando mejorar mi figura, a través de rutinas de ejercicios y así, poder ser seleccionada como representante de mi departamento en el concurso. Sé que Miss Universe Colombia es una plataforma que me permitirá darme a conocer y mejorar mis competencias psicosociales y profesionales, aunque el entorno tiende a trivializar este tipo de concursos, es una realidad innegable el impacto positivo que genera en nuestra sociedad”

“Yo deseo ser parte del grupo de personas que quieren hacer historia. Por esta razón, los reinados marcaron mi infancia y me mostraron que puedo destacarme. El contacto con las personas más vulnerables ha sido una de las motivaciones más importantes de mi vida. Muchas veces he sentido que yo los necesito más a ellos, que ellos a mí. Desde pequeña mi madre me ha involucrado en el proceso de los niños con autismo, apoyando a las terapeutas en las sesiones con los niños”.

“En este tiempo de cuarentena, me he dedicado a ayudar a mi madre en la atención de mi hermano pequeño que sufre de esta condición, lo cual no ha sido nada fácil, pues el encierro le ha provocado crisis comportamentales en varias oportunidades”.

“El día que diagnosticaron el autismo en mi hermano, quien apenas tenía 2 años. Ese momento fue un punto de quiebre, que marcó un antes y un después en mi infancia. Yo no había escuchado nunca esa palabra: autismo. Sin embargo, ver la expresión de dolor de mis padres, recibiendo el diagnóstico me llevó a la conclusión que todo había cambiado para nosotros. Tenía en ese entonces, 11 años y había comprendido que mi hermano y todos nosotros teníamos un reto por el cual debíamos luchar juntos”

“No obstante, eso no me ha impedido seguir apoyando a las familias afectadas en esta época, desde mis posibilidades, con mercados destinados a personas necesitadas y entregas de utensilios de aseo para el Asilo San Matías de la ciudad de Neiva financiadas por medio de diversas actividades que he organizado”.

Laura Olascuaga

Imagen LAURA O

Un rostro conocido y muy querido por los colombianos, se quedó en el corazón de muchos como la reina ideal para representar a nuestro país en Miss Universo. Hoy con las experiencias acumuladas a sus 25 años busca representar a Bolívar

“Quiero llevar un mensaje a todas esas personas que han renunciado a sus sueños por miedo a ser juzgados o a fracasar. Quiero contar mi historia al mundo, una historia de una mujer joven, soñadora y apasionada.

“Mi historia que aunque juzgada por muchos, tiene un ejemplo de empoderamiento y determinación. Quiero ser la voz de esas mujeres que han sido vetadas e invisibilidades por querer tomar control sobre su propia vida. No lograr en el primer intento un sueño puede ser una anécdota negativa para contar, pero en mi caso fue todo lo contrario, fue un año de completo aprendizaje, de crecimiento personal y espiritual. Fue ese año en que no logré mi objetivo principal: Ser la Señorita Colombia”

Las críticas, las burlas y las ofensas que vinieron después de eso por tomar decisiones conforme a mis creencias, bienestar y valores me llevaron aún más a defender y a luchar por todo eso. Fue un año difícil pero que forjó a la mujer que actualmente es profesional y que piensa y actúa de manera diferente a la de hace dos años atrás.

“Aproveché mi estancia por 3 días en Barú/ Isla Grande y me acerqué (con todos los protocolos de bioseguridad) por medio de personas conocidas que viven en el sector de la isla para entregar alimentos, utensilios de aseo y ropa usada en buen estado que recogí entre mis conocidos.

También pude notar que en la isla no se maneja entre la comunidad ningún tipo de protección como por ejemplo el uso de tapabocas. Planeo seguir trabajando no sólo con esa comunidad si no con muchas más en todo el país que están en condiciones vulnerables a causa de la inequidad social y del Covid-19”

“Otra linda labor dentro de lo que he podido hacer desde casa es publicitar y comprar directamente las frutas y verduras a campesinos de la región, quienes por la pandemia han pasado por una difícil situación para movilizar y vender sus productos”