Farándula


Nacho en el ojo del huracán: su nueva novia está embarazada

Por varias semanas se rumoró que la reconocida presentadora venezolana habría sido la razón de la separación de Nacho con su esposa, con quien tenía cinco años de matrimonio.

REDACCIÓN FARÁNDULA

18 de junio de 2020 07:47 PM

En octubre, la noticia de la separación del cantante urbano Nacho, de quien había sido su esposa durante cinco años, Inger Devera, causó tristeza entre muchos de sus seguidores quienes admiraban la relación que reflejaban en sus redes sociales. En aquel entonces, entre tantas razones que rodearon el fin de la sólida relación, se encontraba la aparición de una tercera persona. (Lea aquí: Nacho confirmó su separación tras 5 años de matrimonio)

En redes sociales y algunos medios de comunicación, se llegó a afirmar que Nacho había terminado su matrimonio, el pasado mes de octubre, por un amorío con una presentadora también de su país, Venezuela. Se trata de Mellany Mille con quien lo vieron compartiendo dos meses antes del divorcio, en varios eventos pero nunca fue confirmada la relación. El profundo silencio de la pareja también se había generado porque algunos portales de noticia llegaron a afirmar que Mellany se encontraba embarazada, noticia que ahora, ocho meses después se confirmó.

En redes sociales se filtró una foto de la presentadora donde su pronunciado abdomen reconfirma lo que se venía comentando: está esperando su primera hijo con el cantante venezolano. Será una niña a la que le darán la bienvenida, así lo reveló él mismo.

Duras críticas

La noticia no cayó en gracia para muchos seguidores de Nacho e incluso Mellany no dudó en compartir uno de los tantos insultos que recibió. “Perr* maldita ojalá te hagan lo mismo a ti ... que se te ahogue el bebé dentro y se muera”, es uno de los mensajes que generó rechazo.

“Este es “el respeto, el amor y la decencia” que los moralistas que me escriben profesan, por inventarse un cuento de culpables e inocentes en sus cabezas que no está ni cerca de la realidad. Quizás es el reflejo del corazón de esos críticos, pero una de las verdades, es que todos los protagonistas de esta historia sabemos que aquí no hay responsables ni causantes. No hay maldades ni intromisiones sino decisiones tomadas por adultos de manera sensata a favor de la paz y la felicidad. Es por eso que hasta el sol de hoy ninguno de los involucrados ha salido a culpar a otro de su presente”.

Además agregó que ella decidió ser feliz y pidió respeto por ella y su bebé. “Yo no me cansaré de enviar bendiciones a pesar de que ciertas nefastas opiniones se basen en la calumnia y la especulación”.