“La función debe continuar” dice Chávez en visita a refinería de Amuay

27 de agosto de 2012 12:01 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, visitó este domingo las inmediaciones de la refinería de Amuay, donde una explosión mató a 41 personas, para evaluar la situación y apoyar a los afectados, al tiempo que dijo que “la función debe continuar” pese al dolor. 
“Algún filósofo dijo, no me acuerdo quién: la función debe continuar, con nuestros dolores, nuestros pesares y nuestros muertos”, dijo Chávez tras una jornada de visita a la refinería, en el Estado noroccidental de Falcón, donde continuaban las labores para extinguir el incendio que se mantenía en dos tanques de almacenamiento. 
“Dice la Biblia: 'la muerte será absorbida por la victoria'. Todos estos muertos, que se fueron físicamente, resucitan cada día con la victoria de la patria”, añadió al cierre del discurso que ofreció en cadena de transmisión obligatoria por radio y televisión, tras una misa por los fallecidos. 
Chávez afirmó, a la vez, sentirse “muy dolido” por las víctimas y sus familiares, explicando además que “hay algunos guardias que no aparecen” y se están “buscando”. 
La mayoría de los 41 muertos eran miembros de la militar Guardia Nacional Bolivariana (GNB) encargados de vigilar la refinería -y que vivían al lado del centro- o sus familiares. 
El mandatario, en campaña por las elecciones presidenciales del 7 de octubre, dijo que sobre las causas de la fuga de gas, que provocó el accidente y por la que ordenó una investigación, se “configuran distintas hipótesis”, sin precisar cuáles. 
Cargó a la vez contra quienes en Venezuela afirman que el accidente fue ocasionado por “falta de mantenimiento”, tachándolos de “irresponsables”. 
“De inmediato comienzan expertos, entre comillas, yo diría que son expertos en inmoralidad (...) a emitir cualquier cantidad de opiniones, pero sin fundamento alguno y comienzan a aliñar la verdad, a lanzar el veneno: no, que algunos vecinos dicen que olía a gas hace varios días, y luego unos dicen: no, yo lo dije, yo lo advertí”, criticó el mandatario venezolano. 
Luego de recorrer las instalaciones de Amuay, el presidente visitó el barrio La Pastora, cercano al complejo refinador. 
Llegó manejando una camioneta blanca y allí decenas de vecinos le esperaban para saludarle, darle besos y abrazos. 
“Se han roto los vidrios, pero sé que Chávez cumple porque es el mejor presidente”, dijo a la AFP el colombiano Miguel Luna, que lleva 30 años viviendo en La Pastora, al describir la situación de su casa tras la explosión. 
“Chávez vio a mi niña saludándole y se bajó” de la camioneta “para visitarnos”, dijo por su parte otra vecina de la zona que no dio su nombre, entre lágrimas de emoción, porque el mandatario había inspeccionando los daños de su casa y -especialmente- porque su hija tuvo la oportunidad de “verle”. 
Finalmente, el presidente se dirigió a una base naval cercana para asistir a la misa por la memoria de los militares fallecidos en el accidente. 
Un total de 121 personas, entre ellas 48 niños, fueron acogidas en esa base naval de Punto Fijo, según las autoridades, que dieron cuenta de un total de 209 casas y 11 comercios afectados en los alrededores del complejo refinador. 
La refinería de Amuay forma parte, junto a la de Cardón, del Centro de Refinación Paraguaná, “el más grande del mundo” según el ministro de Energía y Petróleo Rafael Ramírez, y produce 955.000 barriles de crudo al día.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Mundo

DE INTERÉS