Mundo


Sospechoso de decapitar maestro francés tuvo ayuda de alumnos

Dos estudiantes adolescentes recibieron de 300 o 350 euros por señalar al profesor, anunció el fiscal antiterrorista de Francia.

AP

21 de octubre de 2020 02:12 PM

El sospechoso de decapitar a un maestro en Francia que mostró a sus alumnos caricaturas del profeta Mahoma pagó a estudiantes para que le ayudaran a identificar a la víctima, dijo el fiscal antiterrorista francés el miércoles.

El fiscal Jean-Francois Ricard dijo que entre las siete personas que comparecieron ante un magistrado investigador acusadas de "complicidad en homicidio en relación con un emprendimiento terrorista" y "asociación criminal" hay una de 14 años y una de 15.

El sospechoso del asesinato del maestro Samuel Paty, atacado y decapitado en las afueras de París, ofreció a alumnos de la escuela entre 300 y 350 euros (355 y 415 dólares) para ayudarle a identificar al docente, dijo Richard en conferencia de prensa.

"La investigación ha determinado que el autor del crimen sabía el nombre del docente, el nombre y la dirección de la escuela, pero que no tenía los medios para identificarlo", dijo el fiscal. "Esa identificación solo fue posible con ayuda de estudiantes de la misma escuela".

"Es por eso que la fiscalía antiterrorismo ha decidido juzgar a dos menores de 18 años cuya implicación en la identificación de la víctima para el asesino ha resultado contundente", añadió.

En la investigación por terrorismo en el asesinato de Paty, las autoridades han identificado al asesino como Abdoullakh Anzorov, un checheno de 18 años nacido en Moscú, al que la policía mató a tiros.

Los siete estaban entre las 16 personas, incluidos cinco adolescentes, detenidas inicialmente para ser interrogadas. Nueve quedarán en libertad, dijo el funcionario, que habló bajo la condición reglamentaria de anonimato.

El Colectivo Jeque Yassin, que lleva el nombre de un líder palestino asesinado, fue fundado a principios de siglo por uno de los individuos detenidos por la muerte del maestro.

El ministro del Interior, Gerald Darmanin, dijo por el canal de noticias BFMTV que la persona en cuestión ayudó a difundir un mensaje que llamaba a la movilización contra el maestro. El mensaje, redactado por el padre de un alumno, era parte de lo que parece ser una agitación creciente en redes sociales entre individuos o grupos musulmanes.

Se sancionó a la mezquita de Pantin por difundir el mensaje del padre en redes sociales. Según el padre, su hija de 13 años dijo que el maestro pidió a los musulmanes que abandonaran la sala, algo que el mismo Paty confirmó, según informes de prensa.

Las autoridades dicen que el imam de la mezquita pertenece a la corriente salafista, que promueve una interpretación rigurosa del Corán.

El martes por la noche, miles de personas se concentraron en un homenaje a Paty en el lugar donde fue decapitado al salir de la escuela en Conflans-Sainte-Honorine, al noroeste de París. Se organizó una ceremonia nacional el miércoles por la noche en el patio de la universidad de la Sorbona.