Mundo


Stormy Daniels: la actriz porno que logró que imputaran a Trump

El procesamiento penal de Donald Trump supone la primera vez que un expresidente es imputado en Estados Unidos.

REDACCIÓN MUNDO

31 de marzo de 2023 09:15 AM

Steffanie Clifford conocida en el mundo del cine para adultos como Stormy Daniels, es uno de los pilares centrales del caso por el que un jurado investigador acusó al expresidente de los Estados Unidos, Donald Trump.

Trump fue investigado por unos pagos que le realizó a Clifford con el fin de silenciarla, todo esto antes de su campaña de elección en 2016, el en aquel tiempo abogado del exmandatario, Michael Cohen, realizó un pago de $130.000 dólares para evitar que el mundo conociera una supuesta aventura que ambos habían tenido 10 años antes, la cual Trump ha negado rotundamente. Lea aquí: Última hora: gran jurado de Nueva York votó para acusar a Donald Trump

A eso del año 2018, Clifford publicó en su libro ‘Stormy Daniels Full Disclosure’ de manera explícita y sin dejar nada a la imaginación la aventura que ambos vivieron.

Pero, ¿quién es Stormy Daniels?

Steffanie Clifford nació en Luisiana, un Estado en el Sur de EE. UU. En su libro dijo que su infancia no fue nada fácil, vivió en medio de la pobreza y de constantes abusos sexuales.

Fue en su adolescencia que saltó al mundo de la pornografía, donde se dio a conocer con el apodo de ‘Stormy Daniels’, Clifford fue bailarina exótica, actriz, directora y productora de películas pornográficas.

En el libro, Clifford se conoció con Trump en 2006 en un torneo de golf. Ella continua narrando en el libro que el guardaespaldas de Trump la llevó a la habitación del exmandatario donde cenaron y luego tuvieron relaciones intimas.

Ella afirma que Trump le había prometido participar en un programa de televisión que este tenía ‘El Aprendiz’ y que por eso ella había accedido a mantener relaciones con este, pero en 2018 le confirmó que no podría participar. Lea aquí: “Nos está llevando a la Tercera Guerra Mundial”: Trump sobre Biden

En 2011, Clifford le hablaría a la revista ‘InTouch’ sobre estas aventuras, por lo cual iba a recibir $15.000 dólares, pero el abogado de Trump dijo que demandaría dicha publicación.

Los pagos

En 2016, durante los últimos días de la campaña de las elecciones presidenciales, Daniels trató de “vender” su historia sobre la relación sexual con el candidato republicano a quien quisiera publicarla, y ahí entró en liza un amigo de Trump, David Pecker, propietario de The National Enquirer, que le compró la historia para esconderla y nunca publicarla, una práctica conocida como “catch and kill” (agarra y mata).

Pecker organizó con el asesor y abogado personal de Trump, Michael Cohen, un pago de 130.000 dólares a Daniels, un monto que salió primero del bolsillo de Cohen, que fue reembolsado por la Casa Blanca con posterioridad.

En 2018, Cohen, tras romper con Trump, se declaró culpable de una serie de cargos incluyendo financiación electoral ilegal, y dijo que esos 130.000 dólares fueron camuflados como una donación política, algo que aceptó hacer por orden directa de su jefe. Este detalle, el de la financiación electoral ilegal, es el que puede convertir el delito de Trump en especialmente grave. Lea aquí: La pesquisa penal y batallas judiciales que aguardan a Donald Trump

Comentarios ()

 
  NOTICIAS RECOMENDADAS