Columna


El silencio del contralor

JAVIER RAMOS ZAMBRANO

25 de octubre de 2020 12:00 AM

“A veces , el silencio es la peor mentira”. Miguel de Unamuno.

Una semana se va a cumplir de la denuncia que hizo por redes sociales el alcalde de Cartagena, William Dau, contra el contralor Distrital (e), Freddys Quintero, y hasta ahora no conocemos un pronunciamiento de este último en el que niegue o confirme todas las graves acusaciones del mandatario. La única reacción pública sobre las decisiones relacionadas con la administración actual, la encontré en Facebook, cuando Quintero calificó con un “Me divierte”, la publicación de la abogada Rebeca González, quien, indignada porque el contralor suspendió a la secretaria General del Distrito, el 10 de octubre escribió: “Cualquier abogado sabe que la suspensión NO procede para este caso en esta instancia. Sobre todo cuando hay otras vías. A Diana Martínez Berrocal le están vulnerando su debido proceso. La están persiguiendo porque no cede ante ciertas cosas. Eso es temerario y antidemocrático. #Descarados”. Aunque luego el contralor la eliminó, allí quedó el pantallazo. Lo que también sigue consignado en su red social son sus preferencias políticas desde antes de quedar encargado en la Contraloría, o por lo menos, un férreo antiuribismo con varios mensajes como este, del 2 de octubre de 2016: “Lo mejor que le puede pasar a Colombia es que el xxxxxxx de Uribe se acoja a la justicia transicional... tu eres el karma más hpta que puede sufrir nuestra nación (sic)”. En junio de 2014 el hoy contralor celebró la reelección de Juan Manuel Santos como presidente, etiquetando, entre otros, a su amigo (por lo menos en Facebook), el concejal Luis Cassiani: “Si se pudo Gracias a todos los que Creemos en la PAZ, Colombia se pronunció Santos Presidente (sic)... abajo la Tiranía y que viva la Democracia (sic)”.

Cartagena, la ciudad que votó cansada de la corrupción, requiere ahora que el contralor Distrital se pronuncie, pues en un país democrático es inconcebible que reine el silencio mientras circula una grabación en la que presuntamente Quintero buscaba el respaldo de concejales para quedarse como titular en la Contraloría, ente en el que recordemos, estuvo primero como secretario General de la excontralora Nubia Fontalvo, y que desde 2017 quedó encargado como contralor Distrital, tras la investigación a su exjefa por los “libritos” que se habrían repartido varios concejales para elegirla. Así mismo, es necesario que explique, entre otras cosas, cómo es que, según la denuncia, contrató como funcionaria de planta en la Contraloría Distrital a su compañera sentimental, incurriendo en un posible nepotismo.

Contralor, el 11 de noviembre de 2013 a las 4:33 p. m. escribió: “Estoy pensando seriamente en sumarme a la fila de ilegales”. Esperamos que no lo haya hecho.

*Periodista. Magíster en Comunicación. Twitter: @javieramoz.

TEMAS