comscore

Publicidad

Política

Petro y ARA: Hay algo oculto detrás de las rebajas

Tras una reunión entre Gustavo Petro y los propietarios de ARA, muchos señalaron que detrás de los descuentos se abre una puerta para prebendas públicas al privado.

Petro y ARA: Hay algo oculto detrás de las rebajas
Compartir en

En los últimos días, además de fotos de playas o hamburguesas, las redes sociales se han llenado de publicaciones de clientes satisfechos mostrando carritos de supermercado llenos con compras. “Para esto me alcanza con 50 mil pesos en el ARA. Gracias, presidente Petro”, es uno de los mensajes de agradecimiento que muchos internautas difunden desde distintas regiones del país. (Lea: Uribe ratifica apoyo a posible candidatura de Federico Gutiérrez)

Este furor se relacionó con el anuncio, el pasado 15 de mayo, del presidente de Colombia, Gustavo Petro, agradeciendo que Ara bajara sus precios con el objetivo de combatir la inflación. Luego, aprovecho el mismo espacio para invitar a otras cadenas a sumarse. En los días siguientes, Makro, Olímpica, Éxito, Tostao y otras firmas se unieron a la iniciativa.

Con cada anuncio, las redes sociales del mandatario colombiano; las de Laura Sarabia, su jefe de Gabinete, y otros personajes clave del Gobierno nacional, aplaudieron las rebajas; sin embargo, en paralelo, una serie de graves denuncias desde la oposición desataron la controversia, pues, según sus acusaciones, las rebajas de ARA serían parte de un entramado en el que la firma portuguesa recibiría millonarios contratos y prebendas del Estado. ¿Qué tan cierto es esto?

La reunión

7 de mayo. Lisboa, Portugal. La Presidencia de Colombia publica el apretón de manos entre Petro y Pedro Soares dos Santos, CEO de Jerónimo Martins, conglomerado propietario de ARA, tras una reunión en la que se selló la próxima apertura de 230 tiendas en el país, generando más empleo y el se sentó el compromiso de la firma portuguesa de propiciar la compra de productos directamente a los campesinos colombianos.

Pedro Soares dos Santos y Gustavo Petro.

Este encuentro desató muchas inquietudes en redes sociales, especialmente de reconocidos opositores al Gobierno nacional como David Ghitis, columnista de RCN, quien señaló que las rebajas son posibles porque “ARA recibió un multimillonario contrato con el Estado y prebendas para abrir 230 nuevos locales”. “Quedó claro que lo que no cobran en la caja registradora lo recibirán del Gobierno, sacado de los impuestos de los colombianos”, denunció.

Al respecto, Óscar Céspedes, docente de la Universidad Javeriana y especialista en Marketing, expuso que no hay pruebas fehacientes de que haya tramas políticas detrás de las rebajas de ARA. “No sé si se acordaron o no este tipo de ‘estímulos’, pero me pregunto: ¿Acaso los beneficios para las grandes compañías en Colombia y en otros países, no están establecidos desde hace varios años? Por supuesto que sí, especialmente a nivel tributario”, estableció.

Y resaltó: “Y así deben continuar, no cualquiera logra construir sistemas que dan empleo a miles de personas y jalonan la economía y el consumo de esta manera, por eso deben estimularse y cuidarse a través de esa construcción de alianzas público – privadas que beneficien a todos los integrantes de la cadena productiva”.

Las ambigüedades

Dejando a un lado el tema Portugal, otra de las críticas que recibió el Gobierno fue que, supuestamente, le dieron bombo a políticas de descuentos que venían desde hace meses y que no serían logros de su gestión. Los ‘Precios rojos’ en Olímpica, Los precios ‘insuperables’ en el Éxito y ‘Dueños del ahorro’ en Makro son los nombres de las iniciativas contrarrestar la inflación; no obstante, ellas mismas confirmaron que se implementan desde hace un tiempo ya.

Juan David Galindo, periodista económico de RCN, criticó el “engaño” del Gobierno retuiteando las rebajas de Olímpica, Éxito, entre otros como “producto del Gobierno”, pues las aplican incluso desde hace años, como es el caso de Éxito.

“Incluso, la promoción de Tiendas Ara no será permanente y es en el marco de una celebración de aniversario de la compañía y aplicará solo hasta el 30 de junio. Me parece algo absurdo que ahora el Gobierno se quiera atribuir como logros los descuentos y promociones que implementan distintas empresas como estrategia de mercado. ¿Van a celebrar también cada vez que Avianca o Wingo pongan tiquetes en promoción?”, expresó Galindo.

Además, Galindo indicó que le parece deshonesto que el Gobierno le haga creer a la población que gracias a las promociones de los supermercados es que se baja la inflación. “Dan a entender que los precios altos es por decisión de las compañías. No coman cuento”, puntualizó.

Sin embargo, el docente Cespedes no ve el engaño por parte del Gobierno si son los propios supermercados los que se van sumando de manera legítima y natural. “Además, si con estas decisiones algún colombiano logra ahorrarse así sea lo de un pasaje del transporte o logra comprar un huevo de más en su mercado, pues son beneficios reales”, expresó.

Y aseguró: “Lo que sí es que son medidas de muy corto alcance en términos de tiempo pues se necesitan mayores esfuerzos estructurales por parte del Gobierno en políticas públicas (agraria, monetaria, y fiscal, entre otras), para que la inflación ceda y cause impactos duraderos en el bolsillo de los colombianos. La política de precios sí es una decisión propia que obedece a estrategias y objetivos propios de cada compañía, y nadie ‘hace pan, para vender pan’. Los comercios generan utilidades en mayor o menor medida, así que cada uno con su conciencia de cómo quiere aportar o restar en este momento tan critico de la economía del país”, aseguró el académico.

El consumidor tiene la última palabra

Únete a nuestro canal de WhatsApp
Reciba noticias de El Universal desde Google News