Política


Alias ‘la Gata’ será escuchada “con pinzas” por la JEP sobre paramilitarismo

Enilce López, otrora empresaria del chance, dará su versión de los hechos en audiencia pública como condición para estudiar su eventual sometimiento ante la JEP.

OMAR CARRASQUILLA LEÓN

21 de septiembre de 2022 01:15 PM

En meses pasados, la Jurisdicción Especial para la Paz rechazó el sometimiento de Enilce López, la Gata, sobre su relación con el paramilitarismo en la costa Caribe. La JEP no le convenció lo que tenía por decir sobre su presunto protagonismo y el de sus hijos en el imperio de las autodefensas. (Lea: ¿Se aburrió? Rodolfo Hernández anunció que renunciará al Senado)

No obstante, ayer 20 de septiembre, la JEP, a través de su Sección de Apelación, reabrió sus puertas a la exreina del chance en la región y hoy condenada por concierto para delinquir agravado por nexos con paramilitares y homicidio agravado. Su versión de los hechos la dirá en una audiencia pública que es una condición para analizar su eventual sometimiento.

Tras revisar el recurso de apelación, la JEP determinó que Enilce López acredita el factor personal de competencia en calidad de tercera civil colaboradora de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), pues, entre otras acciones, lideró un grupo de personas que ejecutaron operaciones de lavado de activos con recursos provenientes de las actividades ilegales de ese grupo armado.

De esta manera, la JEP condicionó su ingreso a la justicia transicional donde aportará verdad plena de su rol en el tinglado criminal en la región. De acuerdo con el alto tribunal, con base en los aportes que realice, la JEP decidirá definitivamente si acepta su ingreso.

López, en el pasado, aprovechó sus múltiples negocios de chance y juegos de azar y la “gran influencia social y económica en varios territorios, especialmente, en el departamento de Bolívar”, indicó la JEP.

En la audiencia pública, que según dice la JEP será única y definitiva y en la que podrán participar las víctimas y la Procuraduría General de la Nación, la Gata tiene la oportunidad de revelar patrones de macrocriminalidad asociados a los medios y métodos de financiación de las AUC y aclarar su presunta participación como líder de una agrupación dedicada al lavado de activos y cómo contribuyó esta a la financiación paramilitar, además de dar información sobre terceras personas que hayan cometido conductas ilícitas relacionadas con ese grupo.

López, además de sus condenas, está siendo investigada por homicidio, lavado de activos y enriquecimiento ilícito de particulares. Actualmente, permanece en prisión domiciliara en Barranquilla, a órdenes del Juzgado Sexto de Ejecución de Penas y Medidas de Seguridad de la misma ciudad.

Los peros

Sin embargo, con relación a un interés felino en mejorar sus condiciones o alivianar el yugo judicial, la Sala de Definición de Situaciones Jurídicas de la JEP determinó que su propuesta de aporte a la verdad no garantiza los derechos de las víctimas y no supera el umbral de verdad ya conocido en la justicia ordinaria.

Además, la justicia ordinaria determinó que Enilce López fue integrante de las autodefensas y la JEP no tiene competencia para investigar, juzgar y sancionar a los miembros orgánicos de ese grupo armado.

Lo que interesa a la JEP de López Romero es recabar lo que sabe sobre el paramilitarismo en la región, pues fue “una aliada con poder autónomo en razón a los múltiples negocios de chance y juegos de azar de los que era dueña, ya que detentaba gran influencia social y económica en varios territorios, especialmente, en el departamento de Bolívar”, consagró el tribunal de la paz.

La audiencia pública será la última chance de alias “la Gata” de corregir, complementar y ampliar las deficiencias que se evidenciaron respecto de su compromiso de aportes originario. Igualmente, deberá aportar información sobre su relacionamiento probado con las AUC y con varios de sus comandantes, y ampliar las afirmaciones en el sentido de que ella y su familia fueron contactados por políticos para que los apoyaran en sus campañas electorales.

Sus garras

Enilce del Rosario López Romero, alias la Gata, fue una exitosa empresaria del chance en la costa Caribe, quien tiene una condena de 37 años de cárcel por nexos con los paramilitares y por el homicidio del vigilante Amaury Fabián Ochoa, perpetrado en junio del 2000.

En su época de éxito, su galopante enriquecimiento llamó la atención de la Fiscalía General de la Nación. En 2005, el entonces representante a la Cámara, ahora presidente de Colombia, Gustavo Petro denunció que López había financiado la campaña del expresidente Álvaro Uribe en 2002, lo cual desmintió en su momento el gobierno. No obstante, en la campaña por la reelección en 2006, Uribe Vélez reconoció el apoyo económico.

A la JEP había ofrecido entregar información sobre “reconocidos políticos o líderes de la región quienes financiaron su carrera gracias a las ayudas económicas de la organización paramilitar”.

En agosto de 2021 su solicitud de ingreso fue rechazada por la Sala de Definición de Situaciones Jurídicas, tras tres años de haber su sometimiento ante la JEP.

  NOTICIAS RECOMENDADAS