Política


Debate por obra en Manga sin visto bueno del Ministerio de Cultura

El Concejo de Cartagena organizó un debate por esta situación, en el que participaron el secretario de Planeación y la directora del IPCC.

WILSON MORALES GUTIÉRREZ

05 de mayo de 2021 12:00 AM

Un debate se realizó en el Concejo respecto a la situación del edifico Magno Towers, que está en Manga y cuya construcción está en fase final.

Tras una citación del concejal Fernando Niño, funcionarios del Distrito asistieron a la sesión de ayer para hablar del tema, teniendo en cuenta denuncias que indican que la obra afectaría la condición de Patrimonio de la ciudad, pues la estructura está cerca del Cementerio Distrital de Manga, que es considerado un Bien de Interés Cultural (BIC).

La directora del IPCC, Saia Vergara, explicó que el Comité Técnico de Patrimonio no dio el visto bueno para el proyecto. “El proyecto Magno Towers no fue estudiado por el Comité Técnico de Patrimonio y tenemos la noticia de que el Ministerio de Cultura tampoco dio ningún concepto favorable”, señaló Vergara.

También aclaró que el IPCC y el Ministerio de Cultura abrieron indagaciones por esta construcción en el 2019, pero que en este caso la ley indica que será el Ministerio el que lleve el proceso, teniendo en cuenta que su indagación se abrió primero.

Mientras que los lineamientos locales indican que la obra debe estar a 50 metros de la zona de influencia de los BIC, la nacional señala que deben ser 100 metros. La obra está a unos 80 metros.

En el debate salió a relucir que la obra fue suspendida tras la orden del Ministerio. Respecto a esto, el secretario de Planeación, Juan Franco, reconoció que la normativa respecto a estos temas de obras urbanísticas se debe aclarar, pero recalcó que Planeación no tiene la facultad para hacer demoliciones.

“Hay inconformidad, porque si el Ministerio suspende la obra antes de que montaran la estructura y le envió una orden al Distrito para que se cumpliera la suspensión, y entonces se empezó a ver si la cumplía el alcalde mayor, el alcalde local o el inspector, y solo un año y medio después se aplicó la suspensión de la obra, cuando ya el edificio estaba construido. Parece que el Ministerio y el Distrito no trabajan juntos para proteger los Bienes de Interés Cultural. Si lo hubiesen aplicado a tiempo, este edifico no estuviera construido y no estuvieran hoy perjudicados los compradores, los inversionistas, los constructores y tal vez ya se hubiese resulto este problema, que hoy se hace más grave por falta de actuación a tiempo”, indicó Niño.

El concejal agregó: “A pesar que se construyó un PEMP para proteger los monumentos, no hay una normatividad clara en Cartagena para construir en áreas de influencia y esta incertidumbre lo que ocasiona es la falta de inversión de privados y falta de confianza del gremio de la construcción en la ciudad, y se están llevando las obras para otras partes. Debe haber un criterio del Distrito sobre la obra o para defender las normas que están vigentes en el ámbito local o para asumir defensa en cuanto a las consideraciones que ha establecido el Ministerio. Debe haber una posición clara del Distrito frente a este tema. No podemos estar esperando que el Ministerio resuelva, sin tomar cartas en el asunto. En últimas quien sufre el problema es el Distrito y quien sufre los inconvenientes de esta obra es la ciudad”.