En tiempos de coronavirus, sombras entre William Dau y el Concejo

30 de marzo de 2020 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

La unión hace la fuerza, reza un adagio popular. Y fue esa unión estratégica con el Concejo Distrital la que anunció el alcalde William Dau Chamatt hace pocos días cuando dijo que dejaban atrás todas las diferencias en torno a una misma causa: la lucha contra el coronavirus, pandemia que ha dejado miles de muertes en todo el mundo y que amenaza la estabilidad de todos los sistemas.

El alcalde señaló eso cuando citó al Concejo a sesiones extras para discutir dos proyectos que buscan eliminar intereses moratorios en tributos como el predial y los relacionados con el Departamento Administrativo de Tránsito y Transporte, como una forma de motivar a los cartageneros a pagar sus tributos y así recolectar recursos que ayuden a afrontar la pandemia en la ciudad.

Sin embargo, las banderas blancas sufrieron rasgos este fin de semana, que quedaron a flor de piel con la decisión del concejal Wilson Toncel, del partido Cambio Radical, de enviar una carta al Gobierno nacional en la que desacredita las labores de William Dau en la administración distrital frente al manejo de la crisis por el coronavirus. Esta decisión fue apoyada por otros cabildantes, como Carlos Barrios, también de Cambio Radical, y el conservador David Caballero, presidente del Concejo.

Toncel confirmó que el escrito se lo envió como concejal al mismo ministro de Salud nacional, indicándole que “se tome la administración de la ciudad en lo que respecta al manejo del COVID-19”, en la medida en que se delegue desde el Gobierno nacional a una persona que sea un gerente para tratar todos los asuntos relacionados con la pandemia en Cartagena. El concejal Barrios señaló que ya había hecha una petición parecida, pero que no obtuvo respuesta.

A sus modos de ver, Dau no ha tomado las medidas necesarias frente al coronavirus. “Desafortunadamente, para mi concepto nuevamente se viene equivocando la administración. Esa entrega ayer de esos bonos y que continúa hoy –sábado- es desafortunada y va en contravía de lo que dicen doctor Walter –epidemiólogo que estuvo exponiendo sus argumentos en el Concejo frente a la pandemia-. Hay imágenes de aglomeraciones en distintos supermercados para hacer entrega de mercados. Está haciendo esto sin planificación”, indicó Toncel.

Otros cabildantes, como César Pión o Lewis Montero, también criticaron las acciones que ha tomado la administración distrital frente al coronavirus, señalando que desde enero han hecho advertencias para evitar que el virus se propague en la ciudad.

Sin embargo, esto ha generado discusiones en distintos escenarios, sobre todo en las redes sociales, donde algunos han criticado a concejales, señalando que en estos tiempos de crisis deberían arropar a la administración y buscar la unión en busca de encontrar soluciones a todas las difíciles situaciones generadas por el coronavirus, que hoy encuentra una red hospitalaria en Cartagena con muchas debilidades.

Incluso, ante de la crítica de una internauta en Twitter contra los miembros del Concejo por la carta al Ministerio de Salud, el mismo concejal Javier Julio Bejarano, del Movimiento Alternativo Cartagena, le aclaró que el escrito lo envió de manera individual el cabildante Wilson Toncel. “Yo apoyo al alcalde William Dau en esta crisis de salud. Y cuando no comparto algo, hago propuestas de manera constructiva”, señaló el Julio Bejarano en la red social.

De otra parte, el concejal Rodrigo Reyes también criticó a través de su cuenta en Facebook un contrato que suscribió la Alcaldía con este medio para desplegar una amplia campaña publicitaria que ayude a la concientización de la comunidad cartagenera en general en las medidas que se deben tener para afrontar la crisis por el coronavirus y así contrarrestar la pandemia.

Ante las posturas de concejales respecto al manejo de la administración en torno al coronavirus, el secretario del Interior, David Múnera, se refirió a la carta enviada por Toncel al Ministerio de Salud, haciendo un llamado a la unión.

“El alcalde hizo una reunión con la Mesa Directiva del Concejo todos nos comprometimos a luchar de manera unida contra el COVID-19; esa es una carta que se sale de los parámetros de los que se ha venido hablando para trabajar de manera conjunta y desarrollar todos los planes de manera conjunta, para desarrollar planes y políticas para derrotar el virus”, dijo Múnera.

Aseguró que el alcalde ha venido haciendo el trabajo: “Cartagena fue la primera en sacar un toque de queda, impusimos un toque de queda durante tres días, hemos tomado muchas iniciativas iniciales y las tomó Cartagena antes que la Presidencia de la República. Se ha atendido de manera pronta y permanente todo lo que tiene que ver con la atención de esta problemática. A pesar de que Cartagena comenzó con los primeros indicios del virus, hoy en otras ciudades o departamentos está mucho más avanzado el virus y aquí lo hemos podido contener; buena parte de esa contención ha sido gracias a las medidas que hemos tomado”.

Hizo una invitación al Concejo “a trabajar de manera mancomunada en contener el virus, se requiere la unidad de todos los cartageneros en un frente común ante un enemigo tan peligroso. No es el momento de las discusiones ni peleas, la ciudad está por encima de todo. La invitación al Concejo es que siga mirando todos los proyectos que presentamos y la administración seguirá trabajando igualmente con ellos en avanzar en esta lucha contra el coronavirus”, indicó Múnera.

Los cuatro contratos

Respecto a estos contratos realizados por la administración distrital ha hecho tras decretar calamidad pública por la crisis generada por el coronavirus, Carolina Calderón, directora de Funcicar y quien está al frente del programa Vigila Cartagena (que analiza las contrataciones públicas), señaló que el primer contrato fue el que hizo la Alcaldía con una fundación, por valor de $484 millones, para ayudar a 50 habitantes de calle en torno a la crisis. El Concejo criticó este contrato, pues asegura que se debió ayudar a los 500 habitantes de calle que, según cabildantes, están registrados en la base del distrito.

El segundo contrato lo hizo el Distrito con Editora del Mar (casa editorial a la que pertenece este medio), el 24 de marzo, por un valor de $59 millones. Carolina Calderón señaló que el contrato tiene como objeto “hacer publicaciones a partir de informaciones suministradas por la oficina presa y comunicaciones de la Alcaldía; también deben poner 9 videos suministrados a través de del información del Dadis, y estas publicaciones se harían a través de El Universal y Q’hubo, con objetivos informativos a través de las medidas adoptadas por el Distrito y una labor pedagógica frente a lo que es coronavirus y toda la actividad preventiva para hacer un llamado a la corresponsabilidad ciudadana”.

El tercer contrato fue por $63 millones, con duración de un mes, para suministro de desinfectantes y desinfección en horario diurno de las oficinas administrativas de Transcaribe, termonebulización en horario nocturno a oficinas, plataformas y Patio Portal. El último contrato de forma directa por la urgencia manifiesta fue con Invercomer (Megatiendas), por un valor de $1.900 millones. Este dura un mes y esta empresa deberá proporcionar 22.337 paquetes de alimentos y aseo, en el que cada kit tiene un costo de 77.496 pesos.

Carolina Calderón señaló que es una situación difícil la que vive la ciudad e hizo un llamado a la ciudadanía. “Todos estos años de saqueo y mala administración, por supuesto no se van a solucionar en seis meses. El llamado es a asumir con muchísima responsabilidad y solidaridad toda esta situación de emergencia que estamos viviendo, pero adicionalmente en cumplir y acatar todas las medidas que tome la administración para preservar el interés y el bienestar colectivo”, señaló.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Política

DE INTERÉS