La dura confrontación entre William Dau y los concejales

25 de febrero de 2020 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

El anuncio que hizo el alcalde William Dau en sus redes sociales el viernes pasado, en las que señala que algunos concejales lo atacan porque no les ha dado OPS que, según este, le estarían pidiendo, desató una tormenta en la sesión de ayer en la corporación distrital.

La sesión de ayer fue tensa, pues los cabildantes hicieron control político sobre las funciones de cumple Lydis Ramírez en la administración de William Dau, e incluso señalaron que su nombramiento, igual que el de la primera dama, Cynthia Amador, serían ilegítimos.

Estos cuestionamientos a los nombramientos no son de poca monta si se tiene en cuenta que Amador fue el bastión de Dau durante toda su campaña a la Alcaldía, y Lydis es nada más y nada menos que la punta de asta de una de las banderas de Dau: la lucha contra la corrupción. Lydis Ramírez señaló que las palabras que dijo en una charla con funcionarios han sido sacadas de contexto.

Precisamente, un video que ella presentó desató la molestia del concejal conservador Óscar Marín, cuando explicaba en qué consistían sus funciones como asesora contra hechos de corrupción.

En el video relacionaba noticias sobre indagaciones contra funcionarios y en una de esas apareció Marín. “¿Por qué estoy yo en ese video?, Lydis. Realmente no entiendo por qué aparezco ahí. Creo que fue un proceso siendo presidente de la corporación, pero eso no tiene que ver con el objeto del debate de hoy. Primero, no soy citante del debate. Segundo, ahí mismo dice Procuraduría. Es el ente, no es usted quien ejerce control a este funcionario que hoy le ejerce control a usted (...) Manejo una política diferente, transparente, diáfana porque tengo hijas y nietos que quiero que crezcan en esta ciudad. Lo que usted trajo allí para mí es grave. Usted no es la persona que va a entrar a cuestionar mi comportamiento ni mucho menos mi conducta. Ni como ciudadano ni como concejal, para eso está la Procuraduría, la Contraloría, no usted; por eso le exijo que me respete y no traiga más esos videos. Voy a asumir consecuencias y a llevarlo hasta donde lo tenga que llevar, y al término de este debate me voy a reunir con asesores. Si sobre esto cae alguna denuncia contra usted, la voy a hacer”, dijo Marín.

El tema causó tensión y generó murmullos y abucheos por parte de quienes estaban en las barras, muchos de los cuales llegaron a apoyar a Lydis. Por ello, las concejalas Liliana Suárez y Gloria Estrada, del partido ASI, señalaron que si no respetaban la voz de los concejales abandonarían el recinto.

Incluso, ante los constantes comentarios de un hombre que estaba en la barras, los concejales Carlos Barrios y Rodrigo Reyes pidieron que se le diera la palabra. Este apoyó a Lydis y criticó hechos de corrupción que se daban anteriormente en el Distrito. Así, tras la intervención, el concejal Barrios lo acusó: “Este señor es el que dirige los Facebook falsos donde se habla mal de los concejales”.

Luego, acusó a Lydis de usurpación de funciones públicas, porque, según este, la asesora ejerció las mismas sin aún haber sido delegada para ello por el alcalde Dau. También cuestionó que el decreto por el que la nombraron debió ser publicado.

Agregó que Ramírez no tiene el posgrado que se requiere para ese cargo y tampoco la experiencia homologable para tal.

A lo mismo se refirió el concejal conservador Óscar Marín: “Usted no reúne los requisitos, le dieron tarjeta profesional en abril del 2019, no tiene ni un año”. Pero allí no paró todo, pues el cabildante hizo declaraciones fuertes e indicó que Dau había puesto en su gabinete a cuatro personas que lo acompañaron en su campaña política y que eso era dar “mermelada”, rechazando además las declaraciones de Dau contra el Concejo.

Lydis se defendió y dijo que cumplía con todos los requisitos que se le exigen para estar en el cargo.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Política

DE INTERÉS