Política


Piden al Distrito apoyo para comerciantes de Las Bóvedas

El concejal Wilson Toncel solicita a la Alcaldía que medie entre la Escuela Taller y comerciantes de Las Bóvedas, pues estos siguen pagando arriendos.

WILSON MORALES GUTIÉRREZ

22 de abril de 2020 11:40 AM

Muchos sectores se han visto afectados por la crisis que ha generado el coronavirus en Cartagena y todo el mundo.

Y entre los que han sufrido el embate de la pandemia en la ciudad están los comerciantes de Las Bóvedas, en el Centro Histórico, quienes tuvieron que cerrar sus negocios debido a las disposiciones decretadas por el presidente Iván Duque para frenar la propagación del virus.

Por ello, a mediados de marzo pasado, los miembros de la Asociación de Arrendatarios del Cuartel de Las Bóvedas, de la que hacen parte los propietarios de los 23 negocios dedicados a la venta de artesanías, enviaron una carta al Ministerio de Cultura y a la Presidencia.

Lo que le pidieron

En la misiva pidieron que los exoneraran del pago de los cánones de arriendo en tanto se termine la pandemia, y que igualmente solo paguen el 50% de los arriendos mientras se normaliza la llegada de turistas a la ciudad. Exponen que de aquí a que acabe la pandemia pasarán varios meses y no tendrán ingresos, pues sus clientes son turistas que llegan por vía marítima y aérea, y estas están cerradas. Todo ello sumado al lío jurídico que tienen con la Escuela Taller, encargada de administrar Las Bóvedas y demás monumentos de la ciudad, por el precio de los arriendos.

Los comerciantes dicen que, pese a tener sus negocios cerrados por la pandemia, han seguido pagando sus arriendos y pagándoles a sus trabajadores, entre otros gastos.

Consideran esto injusto y por eso buscan apoyo. Tras una reunión con estos comerciantes, el concejal Wilson Toncel le pide a la administración de William Dau Chamatt que se reúna con ellos y establezcan un diálogo en busca de soluciones. Concretamente, que la Alcaldía se convierta en intermediaria entre los comerciantes de Las Bóvedas y la Escuela Taller, en busca de una solución a la situación.

Toncel recuerda que en la disputa legal que tienen, la Escuela Taller alega que el arriendo de esos locales comerciales tiene un costo de $20 millones, mientras que los arrendatarios, quienes contrataron a una firma para realizar estudios sobre el canon, alegan que solo pasa de un poco más de los $3 millones.

“Existe un desacuerdo por el valor del arriendo de Las Bóvedas entre quienes administran y quienes hacen uso de ellas. Sumado a eso, la situación actual en la que se encuentra el mundo entero ha hecho que los ingresos de estas personas se reduzcan a cero, pero sus gastos siguen siendo los mismos. Yo lo que le pido al Gobierno distrital es que se siente con estas personas y conozca su situación, e intermedie entre ellos y la Escuela Taller para que lleguen a un acuerdo justo, correspondiente a la realidad de cada uno”, explicó Toncel.

Que los apoyen

Así mismo, el concejal de la bancada de Cambio Radical instó a la administración distrital a tomar medidas para apoyar a este grupo de comerciantes, teniendo en cuenta que sus negocios estarán cerrados hasta tanto no se restablezca el turismo en la ciudad, y que de estos negocios se ven beneficiadas otras personas, como los guías de turismo, los taxistas, entre otras.

“Si bien la mejor forma para combatir el virus es el distanciamiento social, debemos pensar a futuro, evaluar alternativas para reactivar la economía local con todas las recomendaciones sanitarias, una vez sea posible. Gran parte de la economía de la ciudad gira en torno al turismo, hay que buscar soluciones desde ya”, concluyó el concejal Wilson Toncel.