Política


Revocatoria contra William Dau, entre polémica, dimisiones y amenazas

El alcalde William Dau habló de su reacción tras los reiterados insultos que recibió en la audiencia ante el Consejo Nacional Electoral.

WILSON MORALES GUTIÉRREZ

05 de febrero de 2021 12:00 AM

Vueltas inesperadas sigue dando el proceso de revocatoria contra el alcalde de Cartagena, William Dau Chamatt.

El ambiente se tornó tenso desde el martes pasado, luego que la audiencia ante el Consejo Nacional Electoral, en el Centro de Convenciones, terminará en una discusión subida de tono entre el mandatario y Lucio Torres, integrante de uno de los tres comités que impulsan la revocatoria de mandato.

Tras el lamentable hecho, ayer en la mañana el abogado y activista cívico Óscar Borja renunció a ser parte del comité Cartagena Corrige, dirigido por el exalcalde Rodolfo Díaz, explicando que no se siente identificado con ninguno de los tres comités promotores de la revocatoria.

Por ello envió una carta a la Registraduría y al Consejo Nacional Electoral (CNE) para que lo desvinculen formalmente del comité, indicando que lo que ocurrió en la audiencia del martes fue vergonzoso y carente de argumentos objetivos.

“Se notó la falta de preparación y la pobreza de los argumentos encaminados a demostrar las razones por las cuales debe prosperar la revocatoria; en su lugar se escucharon apreciaciones subjetivas de tipo personal, carentes de objetividad y de persuasión, en un esfuerzo por demostrar odio, venganza a como diera lugar”, mencionó.

Solo unas horas después, otra noticia tocó el comité Cartagena Corrige. Su vocero, Rodolfo Díaz, anunció en la tarde de ayer mismo que se retira del comité ante varias amenazas contra él y su familia, situación por la que saldrá del país.

Este se retiró de manera formal mediante un oficio que envió a la Registraduría y realizó las denuncias respectivas ante la Fiscalía.

Díaz explicó que en la tarde del martes, mientras se daba la audiencia, uno de sus hijos recibió un mensaje amenazante por redes sociales.

“Te vamos a sugerir de manera muy querida que te cuides, porque tú no sabes por dónde te va a salir el daño a ti o tu familia, cuando andes por la calle con tu familia o tu pizzería. Piérdete del mapa que algún día de estos no amaneces. Eso te pasa por sapo, malandrín”, se indica en el mensaje, que fue aportado en la denuncia. El mensaje se envió desde una cuenta llamada ‘Cartagena Duele’.

UNA CAMIONETA NEGRA

Díaz denunció que allí no paró todo y que a las 7:30 de la noche del mismo día, una camioneta de color negro (Captiva), se detuvo frente a su casa, donde uno de sus hijos tiene un negocio, en la entrada. Dice que fue entonces cuando bajaron los vidrios y varias personas gritaron y lanzaron amenazas.

Díaz atribuye todo esto a seguidores del alcalde William Dau, alegando que este y su exasesora Lidy Ramírez tendrían culpa por “incitar al odio y propiciar este tipo de situaciones”.

Por su parte, Ramírez rechazó las amenazas contra Díaz y también sus señalamientos “sin evidencias”.

“Lo exhorto a que denuncie con las respectivas evidencias ante las autoridades. Recuerdo, además, que hace tan solo unas semanas yo también fui víctima de amenazas, agresiones e insultos por parte de los simpatizantes de la revocatoria, pero así mismo rechazamos de manera contundente sus aseveraciones de responsabilizarnos al alcalde o a mi persona, de hechos violentos en su contra sin ninguna prueba de ello. Solo veo una actitud irresponsable de parte del señor Díaz, para esconder lo que es evidente: el fracaso total de la revocatoria, donde ellos se autosabotearon al no poder exponer un solo argumento de peso para revocar al alcalde.

“La audiencia en definitiva terminó de resquebrajar la imagen de los comités de revocatoria, lo que se evidencia con la salida del señor Borja del comité Cartagena Corrige, quien en sus propias palabras concuerda en que la exposición de motivos de los comités revocadores fueron un espectáculo burlesco y bochornoso”, argumentó Ramírez.

DAU RECHAZA AMENAZAS

Aunque no se refirió a los señalamientos que Díaz hizo en su contra, William Dau también rechazó las amenazas contra este.

“Las amenazas contra Rodolfo Díaz, líder de uno de los movimientos que busca la revocatoria de mi mandato, aclaro que, como persona, como alcalde y fundador del movimiento ‘Salvemos Juntos a Cartagena’, no acepto la violencia, y las rechazo”, aseveró Dau.

Además el alcalde precisó que se realizan acciones para determinar de dónde provienen las amenazas contra Díaz.

“El secretario del Interior, David Múnera, coordinará con la Policía Metropolitana y demás autoridades las acciones necesarias para garantizar la vida y la integridad del señor Rodolfo Díaz y la de cada uno de los integrantes de los comités de revocatoria”, expresó.

William Dau también se refirió a su lamentable reacción en la audiencia del martes ante los reiterados agravios de Lucio Torres. “Soy humano, solo Dios es perfecto. Lo que le quiero preguntar a los ciudadanos es cómo reaccionarían si alguien delante de miles de personas en Colombia les dice: ‘Tú eres un drogadicto que fuma bazuco’. Es algo que hay que tener en cuenta”, alegó. También dijo que los miembros del CNE que estaban frente a la audiencia debieron tomar el control cuando Lucio Torres empezó a lanzar insultos de manera reiterada. “Si a Lucio lo hubiesen controlado a tiempo, no hubiese pasado a mayores. No se cansó de decir injurias en mi contra”, dijo.
Orlando Higuera Torres, director del Programa de Ciencia Política y Relaciones Internacionales de la Universidad Tecnológica de Bolívar, se refirió a la forma como terminó la audiencia de revocatoria. “Lamentablemente la audiencia que debía ser un espacio de fortalecimiento de una ciudadanía ejerciendo sus derechos a través de los medios que le otorga la Constitución, para ejercer control político y la institucionalidad ejerciendo el derecho a defenderse, se vio desdibujada por la precariedad en la argumentación de los participantes. Este era el espacio propicio para que las partes pudieran hacer de este ejercicio un espacio para fortalecer la democracia cartagenera y terminó en una reyerta que marcará el tono de este proceso revocatorio. Los seguidores de una y otra opción ven legitimado un discurso cargado de violencia y descalificación, que posiblemente usarán a lo largo de la campaña, lesionando la ya maltrecha cultura política cartagenera”, indicó Higuera Torres.