comscore

Publicidad

Atlántico

El martes se instala Puesto de Mando Unificado en Santa Lucía, Atlántico

Así lo anunciaron la ministra de Medio Ambiente, Susana Muhamad y la directora del Ideam, Yolanda González, luego de que se declarara la alerta naranja en el sur del Departamento.

El martes se instala Puesto de Mando Unificado en Santa Lucía, Atlántico
Compartir en

La ministra de Medio Ambiente, Susana Muhamad, y la directora del Ideam, Yolanda González, tras haberse declarado la alerta naranja en el sur del Atlántico por los niveles del Canal del Dique, anunciaron que el martes 30 de agosto se instalará un Puesto de Mando Unificado en el municipio de Santa Lucía, con el fin de que se haga un monitoreo las 24 horas de los niveles de ese cuerpo de agua en el sur del Atlántico.

“Los alcaldes de los municipios, ya se habló con el director de la Unidad de Gestión del Riesgo, este martes se instala en Santa Lucía el Puesto de Mando Unificado con la representación de todos los municipios. La instrucción del señor presidente es que esos puestos de mando unificados tienen que contar con la participación comunitaria y social. Ya le hemos dado en una circular que salió el jueves para todos los alcaldes y gobernadores del país. Porque el riesgo lo manejamos”, dijo la ministra de Medio Ambiente, Susana Muhamad.

Manifestó que “la directora del Ideam me informa que en estos momentos estamos en el Canal del Dique en alerta naranja, por lo tanto, los sistemas de alistamiento y de prevención son de primer orden, son necesarios, y con los alcaldes de la zona hay que trabajar con la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo para que cuenten con los instrumentos necesarios para poder monitorear, trabajar en el sistema de alertas tempranas comunitarios y tener los materiales o instrumentos para ir viendo dónde pueden presentarse situaciones de riesgo. Ese es un tema inmediato y necesario”.

Sostuvo que se contará con la autoridad científica del Ideam para que se envíen las alertas que se hacen cotidianamente, a todos los municipios “para poder ir reaccionando ante las posibles situaciones climáticas que se presenten”.

“Son unos meses difíciles, pero quiero hacer el llamado para que trabajemos proactivamente en la prevención y sobre todo en la protección de la vida y que estemos muy proactivos y organizados social y comunitariamente, en conjunto con las autoridades para que la zozobra se vuelva acción. Acción preventiva, acción solidaria, acción de trabajo conjunto entre el gobierno local, departamental y nacional y las comunidades todos los días y que no nos aborde tanto la preocupación si no que convirtamos esos en una proactiva para mantener la seguridad de toda la población”, sugirió la ministra.

“Sepan que cuentan con nosotros desde el Gobierno nacional, que estamos absolutamente atentos, que la zona del Dique es una prioridad y alertas, que estamos encima de la situación en la redes sociales y comunitarias”, terminó diciendo.

Evitar la tragedia que sucedió en 2010

Javier Pava, director de la Unidad de Gestión de Riesgo y Prevención de Desastres, dijo que el fenómeno que se está presentando hoy en su comportamiento hidrometeorológico, climatológico, se va a parecer mucho a lo sucedido en 2010 y 2011. “Lo que no puede suceder es que tengamos la misma tragedia. ¿De qué depende que eso no suceda? De un tema que se llama, de la capacidad institucional instalada. Que no es otra cosa que estemos todos organizados en el nivel de Gobierno”.

Sostuvo que eso implica que haya “un sistema nacional de gestión de riesgo donde hay una responsabilidad de todo el Gobierno. Desde el Gobierno nacional, pasando por el departamental y el municipal. Y esto actúa como un sistema porque atender una situación de desastre como la que se presenta ahora con lluvias en todas partes, con cantidades de puntos críticos, no lo puede hacer una sola entidad ni una sola institución. Se requiere el concurso de todo el mundo”.

Manifestó que en ese sistema hay unas instancias: “la primera corresponde al nivel municipal, donde la responsabilidad es del alcalde del municipio, que tiene un consejo municipal, tiene una responsalidad, que son los primeros respondientes, porque conocen el problema y son los que actúan en primera instancia”.

Lea aquí: “Sin licencia ambiental el proyecto del canal del Dique no se hace”

“En este caso, en Santa Lucía, Manatí y todos los municipios de la zona ribereña al Canal del Dique, tienen activos sus comités locales y conocen sus riesgos, conocen las zonas de riesgo, conocen el Plan de Acción porque ya han tenido que vivirlo muchas veces, en su experiencia del 2010 y 2011 y saben que hay que actuar y tienen unos planes de acción, que llaman PAE, Plan de Acción de Emergencia, que lo deben remitir, con la capacidad instalada, para ejecutarlo; quienes no lo tienen están acudiendo a la Gobernación del Atlántico, que entiendo les ha brindado apoyo. Cuando la capacidad instalada de la Gobernación no supera, nos los trasladan a la Unidad, como entidad coordinadora del nivel nacional”, dijo.

Agregó que “yo estoy coordinando es con el nivel departamental las solicitudes que se hacen desde el nivel municipal para organizar las respuestas que vamos a dar desde el nivel nacional, dependiendo de las prioridades y las urgencias. Y eso nos implica también ser responsables. No podemos enviar ni saturar a la Unidad con una cantidad de recursos que no podamos dar en un momento dado, porque así ni atendemos el uno ni atendemos el otro. Todo eso significa una organización”.

“Estamos acá para invitar a esos consejos municipales de Gestión de Riesgo, que hoy son netamente institucionales, porque la Ley 1523 no permitió la participación comunitaria; como no lo permitió tuvimos que tomar una acción desde el nivel del Gobierno y garantizar que el 50 o más de la participación de esos consejos estén integrados por la comunidad, por los líderes comunitarios. Aquí hay muchos que conocen muy bien el problema, que saben dónde está el problema, incluso, saben cómo se puede resolver. Y la instrucción que se le dio a los alcaldes es que actúen en consecuencia con esto y que actuemos conjuntamente. Se requiere una alianza fundamental hoy con las comunidades”, afirmó Pava.

Indicó que se debe tener en cuenta a la comunidad para actuar en conjunto “porque no podemos asumir hoy lo que se viene, que es que tengamos unas consecuencias iguales a las del 2010, porque el país hoy no tiene capacidad de responder. Acabamos de pasar una pandemia: Ni siquiera hemos podido pagar las obras del Fondo de Adaptación, que se hicieron en el 2010 y 2011, para asumir nuevos retos. Implica muchos esfuerzos desde todo nivel”.

“Una segunda acción es que los alcaldes, cuando conozcan que existen familias ubicadas en zonas de alto riesgo, no esperemos a que sufra la tragedia, sino que los evacuemos preventivamente. Vamos a actuar de manera preventiva. Tenemos que mirar las condiciones porque no en todos los sitios es lo mismo. Cada municipio conoce su situación de riesgo, en unos es más críticos que en otros. Claro que hay cosas como la avalancha que se presentó en Antioquia que no era previsible, pero es diferente a inundaciones lentas que uno puede, más que bien, vivir con el agua, ir ajustando ciertas cosas, pero eso se lo dejamos al conocimiento y la sabiduría de los que conocen su territorio”, terminó diciendo.

Le puede interesar: Comunidades cerca del Canal del Dique piden ser escuchadas

El ministro de Transporte, Guillermo Reyes, manifestó que “vamos a solicitarle al señor director de Cormagdalena que adopte inmediatamente todas las medidas de dragado que sean necesarias, como la autoridad competente, de mitigación sobre el Canal (Dique) y el río (Magdalena). Es necesario resolver el problema del muro de contención comparado con los niveles del río. Es grave la situación que presentó el director de la Unidad, no podemos dejar que siga creciendo el nivel y que se inunden los pueblos aledaños al río”

“El dragado que se ha hecho de más de 11.000 metros cúbicos para evitar niveles que superan el nivel del municipio en la cota y que se inunde, ha servido, pero es que es necesario seguir haciéndolo para que ninguno o ninguna tenga en riesgo su vida. Hemos dragado para la navegabilidad de la cual viven las comunidades, pero también para evitar que haya problemas de inundaciones”, apuntó.

Únete a nuestro canal de WhatsApp
Reciba noticias de El Universal desde Google News