Regional


Autoridades visitan lugar donde feligreses esperan segunda llegada de Jesucristo

La Policía Nacional, Bienestar Familiar y personal administrativo de la alcaldía de Sabanalarga, también se hicieron presentes en el corregimiento de Isabel López.

JUAN MANUEL CANTILLO ARRIETA

25 de enero de 2021 08:11 PM

Tras conocer sobre los miembros de la Iglesia Cristiana Berea, que está ayunando en espera de la segunda llegada de Jesucristo a la tierra, los distintos organismos de seguridad, convivencias y bienestar del departamento Atlántico, se hicieron presentes este lunes en la residencia, ubicada en el corregimiento de Isabel López, jurisdicción de Sabanalarga, para conocer detalles de lo que está sucediendo allí.

El comandante de la Policía Atlántico, coronel Hugo Molano, dijo que la Policía de Infancia y Adolescencia visitó el sitio ante la denuncia de la comunidad de que a los niños los estaban sometiendo al ayuno, manifestó que “se les encontró en buenas condiciones. Los adultos admiten que sí están en ayuno, que ellos tienen sus creencias y al lugar llegan otras personas a escuchar lo que ellos promueven, pero no es que allí sea un sitio donde vayan constantemente muchos feligreses. Dicen que son tres familias que viven allí, son los que tienen esa doctrina.

Indicó que, tras conocer el tema por parte de la comunidad, llegaron al sitio, “pero afortunadamente los niños están bien, en buen estado de salud”.

Sobre las denuncias de que había un confinamiento de varias personas el coronel Hugo Molano manifestó que “lo que encontramos allí fueron a tres familias. Nueve personas adultas y siete niños. Esas nueve personas adultas sí viven allí en ese sitio. Ellos dicen que no hay nadie obligado, sino que las tres familias viven allí y es el sitio donde van a otras personas a escucharlos, pero es que haya confinamiento. Que las tres familias viven allí”,

Por su parte, el teniente Eduardo Durán, comandante de Policía de Sabanalarga, anotó que “ese rumor que se corrió por toda la población se debe al hermetismo mismo con el que se maneja esta comunidad religiosa. En esa residencia o iglesia viven tres familias, quienes serían las personas que están confinadas haciendo el ayuno. Ellos nos dicen que estuvieron haciendo jornadas de ayuno permanente”.

“La comunidad nos informó de que había menores de edad que estaban confinados haciendo ayuno, pero luego de la visita de la Policía de Infancia y Adolescencia se pudo ver que ellos no presentan ningún tipo de desnutrición. Creemos que todo esto sucede, como anoté antes, por el hermetismo que ellos manejan y el poco conocimiento que tiene la gente”, manifestó el teniente Durán.

Seguidamente apuntó que “esta iglesia manifiesta que en pocos días va a resucitar una persona que es familiar de uno de los pastores de esta comunidad. Y la información que le llega a la comunidad es que los próximos tres días lo que va a suceder es un suicidio colectivo y eso es lo que causó pánico en las personas del corregimiento de Isabel López”.

El oficial aclaró que la persona que va resucitar el 28 de enero es hija de uno de los pastores de esta comunidad religiosa. “Eso hace parte de las creencias mismas de los miembros de esta iglesia que están haciendo el ayuno. Cómo ellos interpretan las escrituras, eso es personal. Ellos creen que haciendo jornadas de ayuno van a lograr que resucite esa persona, quien es un familiar de una de las familias que viven en ese sitio”.

“En estos momentos se verificó, con personal de la Personería, Secretaría del Interior de Sabanalarga, Policía de Infancia y Adolescencia y Sijin de la Policía Nacional, pero hasta el momento no encontramos problemas mayores que generen alertas. No obstante, le estamos haciendo el seguimiento al caso, pero en estos momentos no hay afectaciones”, afirmó el oficial.

En cuanto a las medidas de bioseguridad que se encontraron en el sitio, el teniente Eduardo Durán manifestó que “lo que pasa es que la iglesia no está abierta al público. Básicamente la jornada de ayuno la están haciendo las personas que viven en la misma iglesia. Ahí viven tres familias y hay unas que van diariamente a acompañarlos. Pero esta información la estamos verificando, para tomar cartas en el asunto, para controlar esa situación. Por lo pronto nos remitimos a los que nos informaron estas familias que conviven allí”.

Entre tanto, la Inspectora del corregimiento de Isabel López, Mildred Ramos, sostuvo que las denuncias las recibió desde el pasado 24 de diciembre y en los primeros días de este mes de enero, sobre la vulneración de los derechos de los niños. Pero que el Bienestar Familiar llegó al lugar y comprobó que los menores no tenían ningún tipo de problemas. Y resaltó que del grupo religioso hacen parte 27 personas, entre ellos 8 niños.

“El día 24 de diciembre de 2020 a mi correo llegó una información donde una persona hacía comentarios sobre la preocupación por los menores de edad. Le pasé el informe al señor secretario del interior, me puse en contacto con los señores y no vi nada anormal. Los primeros días de enero un padre de familia se acercó a mi oficina preocupado por los derechos de los niños. Resulta que él tenía dos niños acá. Le hicimos el acompañamiento al señor, quien puso la respectiva denuncia. El ICBF fue al lugar y encontró a los menores en buenas condiciones. La gente dijo que ellos no comen, pero yo vi a los menores en buen estado”, anotó la funcionaria.

Para anotar, que la preocupación no se presenta únicamente en el corregimiento de Isabel López, los padres de varios jóvenes que asisten a la sede de esta iglesia en la ciudad de Barranquilla, también denunciaron que sus hijos tienen varios meses de no asistir a sus hogares. Incluso, muchos de ellos tienen hasta seis meses de haber salido para la iglesia, los mismos que tienen sin regresar a sus casas.

Se está a la espera de que haya un pronunciamiento por parte de los líderes de esta comunidad religiosa, que, por su hermetismo, como lo dijo un oficial de la Policía de Sabanalarga, no se conoce nada sobre las cosas de las que se les está aludiendo.