Regional


Colegio de Soplaviento espera de que lo terminen

Se trata de la Institución Educativa Simón Almanza, la cual estaba siendo construida entre la Alcaldía de la localidad y la Gobernación de Bolívar. La obra está a punto de volverse un elefante blanco.

RUBÉN DARÍO ÁLVAREZ P.

12 de mayo de 2021 12:00 AM

A punto de convertirse en un elefante blanco está la Institución Educativa Simón Almanza Julio, del municipio de Soplaviento, norte de Bolívar.

Esta preocupación la expresó Nestor Durán Barboza, gestor social de la comunidad, quien contó que, entre 2018 y 2019, cuando se estaba construyendo el puente Catalino Parra, algunos inmuebles de la margen izquierda del canal del Dique sufrieron afectaciones, entre esos la sede del citado colegio.

Por tal razón, la Gobernación de Bolívar compró varias propiedades y pagó algunas indemnizaciones, a la vez que hizo un convenio con la administración municipal del momento, en cabeza del entonces alcalde Willington Romero Zamora.

Posteriormente, se demolió la vieja sede, que albergaba unos 300 estudiantes, quienes fueron trasladados a la sede principal, donde se presentaron problemas de hacinamiento, por lo cual Romero Zamora anunció la construcción de un megacolegio, que constaría de dos bloques y un área administrativa.

“Pero solo se construyó un bloque en el que se llevaron todo el 2019, y no completaron la obra. Entró el 2020 con la pandemia y tampoco se trabajó. Se esperaba que la nueva administración continuara la construcción este año, pero tampoco. Mientras tanto, la estructura se está deteriorando y la maleza amenaza con cubrirla, porque no se adecuaron las vías de acceso”, dijo Durán Barboza.

Ney Durán Bahoque, el actual alcalde de Soplaviento, manifestó que cuando él llegó a la Alcaldía encontró que a la administración pasada le correspondía poner un presupuesto para la construcción del colegio, “pero en los registros de la Alcaldía no aparece algo que diga que sí se pusieron. Es decir, lo que hasta ahora está construido se hizo con los dineros de la Gobernación”.

Anotó que, hasta el momento, su despacho lo único que ha podido hacer es poner en conocimiento de la Secretaría de Educación Departamental la situación del proyectado colegio, además de contratar vigilancia permanente, en aras de evitar que los vándalos destruyan lo construido y se lleven los materiales.

Por su parte, Willington Romero Zamora aclaró que el convenio con la Gobernación estipulaba que la Alcaldía compraría el lote y asumiría parte de la interventoría, cuando se terminara la que se había contratado antes de que él ocupara el cargo de alcalde.

“No sé --anotó-- a cuáles recursos se refiere el actual alcalde, cuando dice que mi administración no los aportó. Supongo que no ha leído bien el contrato o no sabe de qué está hablando. Nosotros contratamos con una firma para la construcción del colegio, y lo que se contrató es lo que está hecho”.

Agregó que la obra en su totalidad cuesta entre cinco mil y siete mil millones de pesos, “y es aquí donde el actual alcalde debe hacer la gestión ante la Gobernación y el Ministerio de Educación, para que se complete la obra. El porqué no se ha completado, debe responderlo él y no yo”.

El Universal intentó obtener la declaración de la secretaria de Educación de Bolívar, Verónica Monterrosa Torres, pero no fue posible.