Regional


Comunidad religiosa está confinada esperando segunda venida del Señor

Son unas 22 personas las que están reunidas en una casa en el corregimiento de Isabel López, jurisdicción de Sabanalarga, Atlántico.

JUAN MANUEL CANTILLO ARRIETA

25 de enero de 2021 01:47 PM

Preocupada se encuentra la comunidad del corregimiento de Isabel López, jurisdicción de Sabanalarga, Atlántico, por el ayuno que vienen realizando desde el mes de diciembre 22 personas, entre ellas siete menores de edad, en espera de la segunda venida del Señor, según lo manifestó una mujer de esa población.

La mujer, en diálogo con Emisora Atlántico, dijo que “estamos preocupados porque estas personas están confinadas desde el mes de diciembre haciendo ayuno en espera de la segunda llegada del Señor. Pero lo más preocupante es que hay unos siete menores de edad, que, según los vecinos, se quejan durante el día por la falta de alimento”.

Indicó que unos de los padres de uno de los menores que están en el culto religioso, demandó ante el Bienestar Familiar a su mujer por el deterioro físico que tiene el menor por la falta de consumo de alimento desde el mes de diciembre. Al parecer personal del Bienestar Familiar llegó al sitio, pero no les dejaron ingresar.

“Ante la preocupación que existe en el pueblo y por el fatal desenlace que puede tener esto, se le ha dicho al pastor que dirige a estas personas, para que les permita ingerir alimentos, pero ha manifestado que el Señor los provee de alimentos en las horas de la noche. Preocupa que todos están flacos y delgados. Unas señoras que eran robustas están delgadas y se les ve mal. Preocupa su situación de salud, en especial la de los menores de edad”, apuntó la denunciante.

Según lo manifestado por esta vecina del corregimiento de Isabel López, estas personas están confinadas desde diciembre “en espera de que el Señor venga y los rapte, se los lleve. Supuestamente ese hecho va a ocurrir este 28 de enero. Tememos que esto pueda terminar en un fatal desenlace”.

La señora apuntó que las personas que están reunidas en esta casa-iglesia, regalaron sus pertenecías, porque al parecer van a un viaje sin retorno.

La comunidad pertenece a la Iglesia Cristiana Berea, que tiene sede en Barranquilla, Sabanalarga y en el corregimiento de Isabel López. Su pastor es Gabriel Herrera, quien también es profesor.

Entre tanto el alcalde Sabanalarga, Jorge Luis Manotas, lo que está sucediendo en el corregimiento es un desayuno prolongado por parte de estas personas, pero que no tiene nada que ver con una segunda llegada del Señor.

“A pesar de que esto viene sucediendo desde hace varios días, apenas este mañana me entero de que esto está sucediendo. Estuve hablando con la concejala Ena Redondo, que es oriunda de ese corregimiento, pero me dice que esto se trata de un ayuno extendido que tiene un grupo religioso. Tenemos a la Inspectora del corregimiento indagando sobre esto. Tengo una información, que no es confirmada, de que ya el Bienestar Familiar estuvo allí haciendo presencia y viendo el estado de los niños y vamos a hacer lo propio con la Comisaría de Familia para que se traslade con un grupo interdisciplinario y verifique realmente cuál es la situación que se está viviendo allí”, sostuvo el Manotas.

Indicó que “los primeros días la gente lo vio como algo normal. Pero en estos momentos hay gente preocupada. Los familiares de algunas personas que están en este ayuno prolongado están mostrando preocupación. Vamos a visitar el lugar y dependiendo de lo que esté sucediendo vamos a intervenir, sobre todo, salvaguardar los derechos de los niños”.

Agregó que tras la inspección que se haga en el lugar y se conozca de lo que está sucediendo, en espacial con la salud de los menores de edad, “vamos a intervenir en compañía del ICBF, para resarcir todo lo que puede estar pasando allí.

  NOTICIAS RECOMENDADAS