Córdoba


Cúpula de calor, el fenómeno que tiene apurados a los cordobeses

La CVS confirmó que las sensaciones térmicas elevadas, pocos vientos y radicación solar alta, se mantenga en las próximas semanas

NIDIA SERRANO M.

22 de julio de 2021 11:45 AM

La ola de calor que se ha desatado en el departamento de Córdoba tiene apurados a sus habitantes, pues no hay abanico, ni aire acondicionado que disminuya las sensaciones térmicas elevadas, entre 38 y 40 grados, que genera un fenómeno llamado cúpula de calor.

De acuerdo con lo señalado por el subdirector de gestión ambiental de la Corporación de los Valles del Sinú y San Jorge, CVS, Albeiro Arrieta, se trata de un área de altas presiones que se coloca sobre una región, atrapando el calor.

Dijo además que es probable que estas altas temperaturas con sensaciones térmicas elevadas, pocos vientos y radicación solar alta, asociado con el Fenómeno de la Niña, se mantenga durante tres semana más, con una humedad relativa que ha aumentado hasta en un 90 % en algunas regiones de Córdoba.

Recomendó a la comunidad mantenerse hidratados, evitar al máximo exponerse a los rayos solares y tener la precaución de usar bloqueadores de factor solar alto.

Por su parte, el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales de Colombia, IDEAM, señaló en sus proyecciones meteorológicas que hacia finales del mes de agosto se iniciará iniciaremos el ingreso a la segunda temporada de lluvias que se extenderá hacia septiembre y octubre.

Entretanto, la Alcaldía de Montería dijo que debido a las altas temperaturas que se vienen presentando en la ciudad, es necesario que se tomen las medidas preventivas para evitar problemas de salud, entre ellas, evite salir de casa entre las 12:00 del mediodía y las 6:00 de la tarde que son las horas más cruciales.

También solicitaron a la comunidad que beba más líquidos, sin esperar a tener sed, sobre todo agua y zumos de fruta ligeramente fríos, evitar comidas copiosas, no consumir bebidas calientes, ni abusar de las bebidas alcohólicas.

Se debe además reducir la actividad física, descansar con frecuencia a la sombra, usar ropa de tejidos naturales, ligera y holgada, de colores claros, sombrero, gafas de sol, cremas protectoras solares y permanecer en espacios ventilados o acondicionados.