Regional


Obras en Zipacoa están detenidas y nadie lo explica

Los trabajos, que debían concluirse en un año, consisten en la adecuación de la vía de acceso, la reconstrucción de un puente y el diseño de unos box culvert. Se teme que las lluvias arruinen lo hecho.

RUBÉN DARÍO ÁLVAREZ P.

02 de febrero de 2021 08:18 PM

La dirigencia comunal del corregimiento de Zipacoa, jurisdicción del municipio de Villanueva, norte de Bolívar, dijo estar preocupada porque no se han terminado tres obras que son vitales para esa población.

Se trata de la construcción de un puente y de unos box culvert; y la adecuación de la vía de acceso, obras que se detuvieron inexplicablemente a finales del año pasado y no se han retomado.

Pablo Orozco Orozco, uno de los dirigentes comunales, contó que los trabajos comenzaron a mediados de 2019, pero, según él, la dinámica laboral fue disminuyendo su ritmo, hasta el año pasado en que se detuvo la obra.

“En vista de eso --comentó--, fuimos a la Gobernación de Bolívar y acudimos a los diferentes medios de comunicación, pero nada de eso hizo que nos explicaran qué sucedió ni cuándo se reiniciarían los trabajos”.

Para los pobladores, la parte principal de los trabajos es la adecuación de la vía Pital-Zipacoa y la ramificación Pital-Cañaveral, a la cual alcanzaron a aplicarle la primera capa.

“En un principio --continuó Orozco--, al parecer, los constructores no previeron la necesidad que había de remodelar el puente antiguo, por los buenos servicios que prestaba, pero decidieron eliminarlo y trazaron un desvío que, a la larga, nos afectó, porque mientras se daban cuenta de que había que reconstruir el puente obligatoriamente, llegó el invierno y las corrientes dificultaban el cruce hacia Zipacoa y en sentido inverso hacia la carretera de La Línea. Es decir: en cuanto caía un aguacero, el pueblo quedaba aislado”.

De acuerdo con el líder cívico, en diciembre estuvo una comisión de constructores en Zipacoa y anunció que las obras se reiniciarían el 15 de enero del presente año, “pero ya estamos en febrero y los trabajos no arrancan”, indicó Orozco, quien agregó que “al puente le hicieron el tramo vehicular, pero no le han hecho las aletas y estamos con la incertidumbre por no saber si le echarán otra capa a la vía, porque con una repentina lluvia podría removerse la única capa que tiene”.

Diana Manrique, secretaria de Infraestructura de Bolívar, explicó que en septiembre del año pasado se detectó que al proyecto había que hacerle unos ajustes, que implican unas obras adicionales.

“Encontramos --señaló-- que había que hacer unos box culvert nuevos, ya que siempre que se precipitaba un aguacero, el agua corría por encima de la vía, lo que antes no era molestia para los pobladores, porque estaba destapada. Pero, habiendo asfalto, esa anomalía debe eliminarse”.

Añadió que, al respecto, se estaba haciendo la evaluación cuando entró octubre y arreciaron las lluvias, “pero, obviamente, como ya el valor del contrato estaba a punto de terminarse, las obras que nos faltan son las complementarias”.

En consecuencia, se hizo una primera mesa técnica con los funcionarios del Departamento Nacional de Planeación (DNP) y los de Regalías, en aras de revisar y aprobar los nuevos recursos.

“Estando en ese proceso --prosiguió Manrique--, entró diciembre y muchos funcionarios salieron de vacaciones. Pero resulta que en el DNP también hay empleados por OPS, quienes deben esperar a que nuevamente los llamen. Eso indica que será apenas la próxima semana cuando se reiniciarán las reuniones. Una vez aprueben los recursos, el contratista retomará las obras”.

  NOTICIAS RECOMENDADAS