Regional


Trabajadores de la salud protestaron en Marialabaja

Según los manifestantes, les deben un año y medio de salarios. Dicen llevar tres años desvinculados de la seguridad social. La protesta comenzó en el centro médico y se trasladó a la Alcaldía Municipal.

RUBÉN DARÍO ÁLVAREZ P.

07 de agosto de 2020 12:00 AM

Los trabajadores de la ESE Hospital Local de Marialabaja organizaron ayer una manifestación para reclamar prestaciones, que, según dicen, les adeudan desde hace más de un año.

Pedro Muñoz Pacheco, de la Asociación Nacional de Trabajadores de Hospitales y Clínicas (Anthoc), informó que Mariabalaja no ha recibido las ayudas que anunció el Gobierno nacional, en cuanto a la emergencia sanitaria.

La protesta comenzó a las 7 de la mañana en las instalaciones del centro médico y luego se trasladó a la Alcaldía municipal, donde requirieron la presencia de la alcaldesa, Raquel Sierra Cassiani.

A parte de eso, según el sindicalista, “nos deben un año y medio de salarios. Igualmente, tenemos tres años de estar desvinculados de la seguridad social. No tenemos ARL. Nos deben vacaciones, primas y cesantías”.

Muñoz Pacheco se refirió también a que “la Alcaldía, que es la responsable de la salud del municipio, nos tiene una cuenta de 126 millones de pesos, de atención al extranjero (pacientes venezolanos). También le hicimos un presupuesto, en abril, para que nos provea de los insumos para enfrentar la pandemia, pero siempre nos dicen que no tienen recursos”.

De acuerdo con el agremiado, las autoridades de Marialabaja han ignorado las directrices señaladas por la Presidencia de la República, en el sentido de “adicionar los presupuestos y sacar algo para ayudar a los hospitales públicos con los insumos que se necesitan para una buena atención, pero más bien se nos han presentado problemas con los pacientes, porque la mayoría de las veces carecemos de los elementos necesarios para atenderlos”.

Carmen Ávila Dulcey, gerente de la ESE, dijo que las acreencias laborales que se les deben a los manifestantes datan de 2018, 2019 y 2020, “pero deben diligenciarse con el Ministerio de Salud, la Gobernación de Bolívar o la Alcaldía de Marialabaja, debido que la ESE no está en condiciones de solventar esos pagos”.

Por su parte, la alcaldesa, Raquel Sierra Cassiani, confirmó que su despacho sí tiene una cuenta de $126 millones, para la atención de pacientes venezolanos, “pero también es cierto que en el presupuesto que la Alcaldía preparó en 2019, para ejecutarlo en 2020, nunca se incluyó ese rubro presupuestal para efectuar esos pagos”.

Agregó que “estoy haciendo las investigaciones, a través de Minsalud, para ver de dónde podría salir ese dinero, cómo se pediría y cómo llegaría, pero los empleados de planta no entienden que estamos trabajando y dando lo mejor de nosotros”.

En cuanto a los insumos que reclaman los manifestantes, expresó que “cada vez que el hospital está carente de esos elementos, nosotros lo solucionamos a través de la Secretaría de Salud. El transporte de las pruebas COVID lo hago yo, y por eso no hemos colapsado durante la pandemia”.