Regional


Turbaqueros insisten en que peaje es hasta el 30

En la marcha de ayer, los miembros del comité “No más al peaje de Turbaco”, reiteraron que la ANI estableció esa fecha de finalización.

RUBÉN DARÍO ÁLVAREZ P.

22 de noviembre de 2020 12:00 AM

Tal como lo anunciaron la semana pasada, los miembros del movimiento “No más al peaje de Turbaco” hicieron una marcha para recordar que, presuntamente, este 30 de noviembre se vence el contrato de concesión.

La marcha salió desde la urbanización Bonanza, por la carretera Troncal de Occidente, y se detuvo en el peaje, donde se hizo la parodia de una misa con cruces, flores y un participante disfrazado de sacerdote, a manera de celebración de la supuesta culminación.

Al acto asistió el alcalde de Turbaco, Guillermo Torres Cuéter, quien declaró que la marcha en cuestión es totalmente justa, y que el vencimiento del peaje debe cumplirse para bien de la comunidad turbaquera.

Carlos Vargas Mestra, uno de los activistas del comité, insistió en que tiene documentos donde la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) establece que el peaje termina el 30 de noviembre, pero la Concesión Autopistas del Sol, mediante comunicado de la semana pasada, recalcó que termina en el segundo semestre del próximo año, cuando se alcanzaría la Tasa Interna de Retorno (TIR), y no el 30 de noviembre.

En el mismo texto, el referido consorcio explicó que se firmó un otrosí entre la ANI y la Concesión, que establece que el mecanismo para definir la finalización del proyecto sería la figura conocida como “Ingreso Esperado”.

Esta misma fórmula se aplica actualmente en todo el programa de concesiones de Cuarta Generación (4G), que define que el proyecto revertirá a la Nación una vez el privado haya alcanzado el valor originalmente propuesto y licitado, lo cual debe ocurrir a finales del primer semestre del 2021 o principios del segundo.

El otrosí, según el consorcio, anula la cláusula de permanencia mínima, que, anteriormente, determinaba el esquema de finalización del proyecto y establecía que, una vez finalizada la etapa de construcción e iniciada la de operación, el proyecto terminaría 10 años después.

También aclaró que el recaudo de un proyecto de estas características solo puede ser analizado de manera integral y no por tramos.

En ese sentido, las vías solo revertirán a la Nación una vez la Concesión, en su totalidad, alcance el ingreso esperado.

Por su parte, “No más al peaje de Turbaco” anunció que, en los próximos días, convocará a una asamblea, a la cual está invitada a la ANI, “para que asuma su rol como contratante del Estado en lo concerniente a obras públicas, y para que se verifique que la culminación del contrato es veraz, y no como ha dicho el consorcio, que supuestamente nosotros estamos desinformando. Nuestros pronunciamientos han sido basados en derecho”, indicó.