comscore

Publicidad

Sucesos

Quería ser un gran DJ: habla familia de joven asesinado por equivocación

La familia de Juan José Imitola está convencida de que ese ataque a bala no iba dirigido para el joven músico. Detalles de cómo ocurrió el crimen.

Quería ser un gran DJ: habla familia de joven asesinado por equivocación
Compartir en

Apasionado por la música, querido entre los suyos y con muchos sueños en los que estaba trabajando. La muerte sorprendió a Juan José Imitola Martínez al estar en el lugar equivocado.

Édgar Imitola, su padre, es consciente de ello y por eso lamenta la manera en que desconocidos acabaron con la vida de su hijo, el menor de dos hermanos, el músico que quería ser grande, que ya era reconocido en el barrio. Lea aquí: ¿Equivocación? Sicarios mataron a un joven de 18 años en La Esperanza

El ataque sicarial ocurrió a las 5:20 de la tarde del lunes 8 de enero en la calle Benjamín Herrera de La Esperanza. En ese mismo barrio, pero en otra calle vivía el joven, de 18 años, junto a su familia.

“A él le gustaba la música, era DJ y lo conocían como DJ Demoledor. Se acababa de graduar de bachiller y quería ser grande, ya sus vecinos conocían su talento”, cuenta Édgar mientras lamenta ese crimen, que califica de “injusto”.

El día de su muerte, Juan José Imitola estaba motilando a uno de sus amigos. Esa era otra pasión que tenía y le gustaba practicarla.

Su padre detalla que “en una casa vecina motilaba a un amigo, cuando un hombre apuntó desde la terraza y disparó por la ventana que estaba abierta”.

Todos se tiraron al piso, en un intento por esquivar las balas, pero Juan José salió corriendo. El impacto que recibió lo dejó tendido en el suelo de inmediato. Lo ayudaron y trasladaron al centro asistencial, pero la gravedad de la herida no le permitió seguir viviendo. Lea también: Matan de 3 balazos a joven, de 24 años, que tenía 18 anotaciones judiciales

En esta calle balearon al joven. //Foto: El Universal
En esta calle balearon al joven. //Foto: El Universal

Entre sus familiares hay dolor por su partida, pero también seguridad en que ese ataque no iba dirigido en su contra. Afirman que el sicario pretendía impactar a uno de los jóvenes que había en esa casa y que, presuntamente, pertenecen a pandillas del sector.

“Él era un muchacho sano, que no se metía con nadie, no andaba en problemas; era muy querido y apasionado por su música”, dicen allegados de él en redes sociales. Su padre aclara que compartía con esas amistades por la cercanía que había entre sus madres.

La Policía Metropolitana de Cartagena está a cargo de la investigación. El día de los hechos llegó, hizo preguntas y luego se marchó con la intención de buscar y capturar a los responsables.

Únete a nuestro canal de WhatsApp
Reciba noticias de El Universal desde Google News