comscore

Publicidad

Sucesos

Los mató el hijo preferido: nuevos detalles del crimen de una pareja de esposos

Sus allegados manifestaron que el señalado del crimen era el hijo favorito de los fallecidos e hicieron de todo para sacarlo de un problema de adicción.

Los mató el hijo preferido: nuevos detalles del crimen de una pareja de esposos
Compartir en

Como Eusebio Cano Correa, de 63 años, y Luz Omaira Ospina Correa, de 52, fueron identificados las dos víctimas, quienes eran esposos, que fueron asesinados la madrugada del miércoles 10 de abril.

Los allegados de Sebastián Cano Ospina manifestaron que el señalado de este crimen era el hijo favorito de los fallecidos y por quien hicieron todo, no solo para darle las comodidades que necesitara, sino para sacarlo de un crítico problema de adicción a las drogas que sufría.

Sebastián Cano Ospina fue capturado en la habitación de un motel por tener marihuana y cocaína.

“Para don Eusebio era lo que más amaba y es muy triste ver que el hijo que más amaba lo terminó atacando. Y para la señora, era su ñaña. Era mucho el amor de sus padres hacia él, le daban cariño”, le contó a medios de comunicación de Medellín uno de los más cercanos a la familia.

Cano Correa le dio varias oportunidades a su hijo Sebastián para que trabajara con él en las bodegas que tenía en la Central Mayorista de Antioquia. Según otros allegados, Sebastián le alcanzó a colaborar en múltiples funciones en el negocio familiar, pero debido a que le gustaba mucho el alcohol y la fiesta bebía todos los días por lo que su padre no tuve más remedio que despedirlo. Puede leer también: Video: 2 ladrones matan a guarda de seguridad para quitarle su arma de fuego

Sebastián Cano Ospina, capturado por ser el presunto asesino de sus padres. //Foto redes sociales
Sebastián Cano Ospina, capturado por ser el presunto asesino de sus padres. //Foto redes sociales

Según los reportes judiciales, este joven entró en un alto estado de exaltación con la idea de pedirle dinero a sus padres, tanto así, que Eusebio se habría comunicado con su hijo mayor para que le entregara la clave de las aplicaciones digitales bancarias, ya que este comerciante no tendría las habilidades para manejarlas. Luego de esta comunicación, recibió una alerta de una transferencia por un monto de $2.700.000, lo que hizo que se contactara con su hermana, con el fin de que ambos fueran a la vivienda de sus padres para ver qué estaba sucediendo, puesto que los hurtos de las tarjetas, dinero y otros objetos de valor se habrían vuelto recurrentes en los últimos meses.

Sin embargo, cuando los otros dos hijos llegaron a la vivienda y abrieron la puerta se encontraron con la casa llena de sangre, el cuerpo de Eusebio en la sala y el de Luz Omaira en la cocina, ambos con más de 10 heridas ocasionadas con un cuchillo.

En los próximas días, Cano Ospina será presentado, otra vez, ante el juez de control de garantías, en esta ocasión por los delitos de homicidio agravado y hurto. Deberá llevar simultáneamente los procesos por este caso y por el porte y tráfico de estupefacientes. Puede leer también: ‘Robar también es un trabajo’: confesión de atracador tras ser capturado

Únete a nuestro canal de WhatsApp
Reciba noticias de El Universal desde Google News