Sucesos


Abatido en San Francisco era futbolista

Harold David Morales Payares, de 17 años, murió a manos de la Policía el lunes en la tarde.

ZULEIMA BALAGUERA

26 de agosto de 2020 12:00 AM

“Llegó de Cali para pasar la cuarentena con su familia. Desde hace dos años estaba fuera de la ciudad porque es futbolista. Estuvo en un equipo de Ibagué y ahora estaba en una escuela de Cali. Venía solo en vacaciones y los vecinos lo conocen porque es un deportista, el orgullo de nuestro hogar. No es justo que lo maten así y quien lo hizo, debe responder”.

Ese es el clamor de una familia del sector Zona Oriente, del barrio San Francisco, luego que el lunes, a eso de las 4 de la tarde, un balazo acabara con los sueños de Harold David Morales Payares, de 17 años.

Aunque la Policía Metropolitana de Cartagena asegura que su muerte fue en un enfrentamiento de pandillas y que el menor tenía un arma de fuego, su familia y los moradores del sector niegan esta versión y dicen que hubo un mal procedimiento.

“Harold no fue abatido, como estaban diciendo, él estaba trabajando en un lavadero de motos y lo hacía porque yo me quedé sin trabajo por la pandemia y me quiso ayudar económicamente.

“Él no tenía armas, estaba lavando una moto y dos policías del cuadrante llegaron a que le lavaran la moto gratis, pero lo hicieron con una actitud negativa, y luego le pegaron unas patadas a Harold. Él se asustó y salió corriendo, fue entonces cuando le dispararon”, contó el padre del fallecido.

Los padres de la víctima cuentan que el joven, desde los 5 años, supo que lo suyo era el fútbol. “Estuvo en una escuela llamada Bolívar School. A los 15 años se fue a un equipo de Ibagué y ahora estaba en Cali. Tenía proyección nacional e internacional, porque estaba en trámites para irse al fútbol de Brasil. Él fue becado porque era muy bueno, jugaba como volante mixto y tenía gran disciplina”, anotó Édgar Carvajal, entrenador deportivo de Harold.