Sucesos


Alto Bosque: no pudo sacarse el anillo y por eso un atracador lo mató

Óscar Valdelamar almorzaba con su novia en Alto Bosque cuando le dispararon. Con él son ya cinco las personas asesinadas este año en Cartagena por la delincuencia común, tres de ellas en marzo.

EDWIN TORRES PADRÓN

20 de marzo de 2021 12:00 AM

Eran días de felicidad para Óscar Mauricio Valdelamar Camacho. Pese a la pandemia por el COVID-19, logró culminar uno de sus sueños hace apenas 15 días: graduarse de Ingeniería Mecatrónica de la Universidad Tecnológica de Bolívar.

El jueves almorzaba con su novia en un restaurante de asados en el barrio Alto Bosque, en la Transversal 50, cuando fueron abordados por dos hombres en moto que les quitaron sus celulares y dinero en efectivo. No contentos con eso, los delincuentes obligaron a Óscar a que también les entregara un anillo de oro.

El joven, de 23 años y residente en El Pozón, accedió a darles la prenda, pero por el susto y la tensión del momento el anillo no le salía. La impaciencia e intolerancia del ladrón se tradujo en un balazo que le dio a su víctima en la ingle sin importarle que allí estaba su novia y ante la presencia de otros clientes y empleados del lugar.

Valdelamar Camacho y su pareja estaban sentados en la parte externa del restaurante, a un costado de la calle. Quizás por eso fueron las únicas víctimas de los atracadores, que en moto huyeron por una calle de Alto Bosque, pese a que es uno de los sectores de Cartagena donde está prohibida la circulación de parrillero hombre en moto.

A Óscar lo llevaron la Clínica de El Bosque a eso de la 1:10 de la tarde. Unos 15 minutos después se enteraban sus padres de la tragedia. Al llegar a la urgencias, los médicos les informaron que había perdido mucha sangre y por esa razón debían estabilizarlo. A las 9 de la noche, cuando lo preparaban para cirugía, falleció.

5 muertos en atracos

De los cinco homicidios en atracos que han ocurrido en Cartagena y sus corregimientos en lo que va del año, tres son en marzo.

El sábado 13 de este mes, a las 3:40 de la madrugada, delincuentes mataron en La Boquilla a Luis Alberto Ospino Parejo, de 26 años, poco después de salir de un local de verduras -donde trabajaba- hacia el Mercado de Bazurto.

Iba con su patrón cuando fueron interceptados por varios sujetos en la carrera 9 con calle 77 de esa localidad. Pese a entregar 5 millones de pesos en efectivo, uno de los ladrones le disparó al pecho.

El primero de marzo la víctima fue Juan Miguel Martínez Méndez, de 23 años, quien estaba listo para ingresar a la Policía Nacional y al SENA. Recibió un balazo en la nuca por supuestamente ser testigo de un hurto en el barrio República del Caribe –faldas de La Popa–, tras salir de una fiesta.

La muerte de Martínez Méndez causó repudio en Petare, donde residía, y por eso sus familiares, amigos y vecinos salieron a marchar pacíficamente exigiendo justicia.

En Mandela, sector La Primavera, fue acuchillado el domingo 3 de enero el mototaxista Brayan Tapia Rivera, de 26 años, a eso de las 8:30 de la noche. Los delincuentes le robaron la moto, los zapatos, sus documentos y hasta la ropa.

El otro crimen sucedió el 20 de enero. El también mototaxista Eduardo Luis Valdez Villalba, de 30 años, fue baleado en el sector Nueva Israel, del barrio Cerros de Albornoz, en Cartagena.

50 homicidios

Con las muertes de Óscar Valdelamar y Jesús David Lara Santander, el jueves en la tarde, son ya 50 los homicidios en Cartagena en lo que va del año, 12 de ellos en marzo.

Lara Santander, de 35 años y residente en La Consolata, transitaba en moto por el colegio Jesús Maestro cuando fue abordado por un hombre a pie que aprovechó el mal estado de la vía para dispararle. El hecho sucedió a las 6:30 de la tarde del jueves. El comerciante murió cuando era atendido en la Clínica Gestión Salud, en San Fernando. Su familia desconoce las circunstancias que rodean el crimen.