Sucesos


Cartagena: 70 sicariatos desde que comenzó pandemia por COVID-19

El último de esos casos ocurrió en la tarde del sábado en el barrio San Pedro Mártir y dejó como víctima a un mototaxista. En lo va de este año ya son 11 los asesinatos de esas características.

EDWIN TORRES PADRÓN

08 de febrero de 2021 12:00 AM

Mientras la Policía avanza en las investigaciones para establecer si hay algún tipo de relación entre los últimos homicidios en Cartagena, dos de ellos en el corregimiento de Punta Canoa (jueves a las 11 p. m.) y uno en el barrio San Pedro Mártir (sábado a las 6:30 p. m.), lo que si está claro es que los sicariatos en la capital de Bolívar llegaron a 70 desde que comenzó la pandemia por el COVID-19.

En lo que va del 2021 ya son 11 los casos bajo esa modalidad criminal. Los sicariatos, que este año comenzaron con la muerte de José Luis Sierra Cabrales, más conocido con el alias de ‘Chemita’, ocurrieron en enero en los barrios España, El Campestre, La Esperanza (2), Chiquinquirá (2), El Pozón y Olaya Herrera. En febrero ya van tres casos.

En el 2020, septiembre fue el mes con mayor número de hechos de esas características, con ocho. En enero fueron 4 los sicariatos, 6 en febrero, 3 en marzo, 4 en abril, 2 en mayo, 7 en junio, 8 en julio, 4 en agosto, 8 en septiembre, 5 en octubre, 6 en noviembre y 2 en diciembre.

La última de las víctimas es el mototaxista Carlos David Morales Murillo, quien fue baleado siete veces mientras se encontraba en una esquina del barrio San Pedro Mártir, el sábado en la tarde. Testigos dicen que estaba a la espera de pasajeros cuando un parrillero en moto le disparó a quemarropa y sin mediar palabras.

A Morales Murillo, apodado ‘Sipilla’, lo alcanzaron a llevar con vida a la Clínica Blas de Lezo, pero los esfuerzos fueron en vano. Sobre Carlos se conoció que era un amante del fútbol, fiel seguidor del equipo Atlético Nacional y que, al parecer, vivía en el barrio La Reina. Por redes sociales su familia lamenta lo sucedido, asegurando que era “una gran persona, es un terrible golpe para nuestra familia”.

El homicidio en San Pedro Mártir ocurrió solo 48 horas después que un ataque a bala dejara dos muertos en el corregimiento de Punta Canoa, en la zona norte de Cartagena.

Dentro de una vivienda en la calle Miraflores fueron baleados a quemarropa José Miguel Garzón Vaca, de 54 años y oriundo del municipio de Acacías, Meta, y John Garzón Cuervo, de 42 años. Eran familiares entre sí y a los dos les dispararon a la cabeza.

La Policía Metropolitana de Cartagena ha dejado entrever que las investigaciones por este doble crimen apuntan a un ajuste de cuentas por tráfico de estupefacientes, toda vez que dentro del inmueble hallaron dos kilos y medio de base de coca. Una de las víctimas, Garzón Vaca, tenía antecedentes por tráfico y fabricación de estupefacientes.

Así van las cifras

Con 232 casos, Cartagena fue el año pasado la sexta ciudad con mayor número de homicidios en el país detrás de Bogotá, Cali, Medellín, Barranquilla y Cúcuta. En el 2021 son ya 27 los homicidios en la capital de Bolívar y sus corregimientos.

De los 23 homicidios en enero, 8 fueron en sicariatos, 11 en riñas (tres de ellos por violencia intrafamiliar), 2 en atraco, un feminicidio y uno en un hecho confuso que dejó muerto a un joven en un enfrentamiento con la Policía. En 11 de esos hechos fue utilizada arma de fuego y en el resto arma blanca y cortopunzante (destornillador).

El año pasado hubo Colombia 11.014 homicidios que dejaron como víctimas a 10.148 hombres y 965 mujeres.

Ataque calcado
La última vez que en Punta Canoa corrió sangre por cuenta de un ataque a bala de esas características fue en la noche del 18 de junio de 2019. Ese día, en el sector La Invasión, un grupo armado que llegó en moto asesinó a Margaret del Carmen Romero Castillo e hirió a un familiar de ella. La mujer descansaba en una hamaca cuando le dieron 10 balazos.
  NOTICIAS RECOMENDADAS