Sucesos


Dejan libre a médico investigado por asesinato de comerciante

El médico ortopedista Arley Salgado Reyes, investigado presuntamente por el asesinato del comerciante Julio César Pérez Moreno, ocurrido el pasado 1 de enero en el barrio 13 de Junio, quedó libre por decisión de un juez de Control de Garantías.

REDACCIÓN SUCESOS

11 de enero de 2020 12:00 AM

El médico ortopedista Arley Salgado Reyes, investigado presuntamente por el asesinato del comerciante Julio César Pérez Moreno, ocurrido el pasado 1 de enero en el barrio 13 de Junio, quedó libre por decisión de un juez de Control de Garantías.

Aunque se conoció que hubo pruebas contundentes para enviar al médico a la cárcel por el delito que supuestamente cometió, el togado decidió dejarlo en libertad porque “no lo consideró como un peligro para la sociedad”, como confirmó el comandante de la Policía Metropolitana de Cartagena, general Henry Sanabria Cely.

Se conoció que al profesional de la salud “se le dio permiso para ejercer e ir a su sitio de trabajo”. Sin embargo, el juez ordenó a Arley que debía presentarse ante las autoridades sin ningún reparo cada vez que se le solicite de manera oficial.

Dicha decisión ha causado molestia entre los allegados del comerciante de la marca Los Primos, quienes esperaban que al menos fuera enviado a la Cárcel de Ternera.

El miércoles 1 de enero de este año, Julio César estaba compartiendo con amigos y allegados en la terraza de su casa cuando tres sujetos llegaron a la vivienda en el barrio 13 de Junio, a eso de las 3 de la madrugada.

Arley Salgado Reyes llegó en compañía de dos hombres, al parecer familiares, e inició una fuerte discusión con la mujer de la víctima, expareja del presunto agresor. El hoy fallecido al ver lo que pasaba intervino en favor de su pareja, tratando de dialogar con el presunto victimario, pero este último enfurecido supuestamente desenfundó un arma de fuego y le propinó cuatro balazos a Julio César.

Aunque la víctima fue trasladada a la Clínica Madre Bernarda, el personal médico dijo que había llegado sin signos vitales.

Una versión que se maneja sobre lo sucedido es que, según habitantes del sector, Arley le estaba reclamando a la mujer de Julio César por la custodia de sus hijos y como esta se opuso a darle a los niños, el hombre se molestó y por eso habría pasado a las agresiones físicas.