Sucesos


Dos meses sin Omar: familia del conductor exige celeridad en la investigación

El hombre, de 61 años, desapareció el pasado 23 de marzo frente a la Terminal de Transportes.

ZULEIMA BALAGUERA

23 de mayo de 2021 04:34 PM

Su puesto en la mesa sigue intacto, al igual que su ropa, su cama y todas sus pertenencias. Nadie se atreve a tocar o mover nada porque tienen la fe de que volverá pronto a su casa, en el sector Primero de Mayo, del barrio El Pozón.

El conductor Omar Salguedo Pautt, de 61 años, desapareció el pasado 23 de marzo cuando laboraba como conductor de colectivo frente a la Terminal de Transportes de Cartagena. Era la 1:40 p. m.

Desde ese día sus seis hijos, esposa y demás amigos y familiares han hecho cadenas de oración, han repartido folletos en Cartagena y otras poblaciones, buscaron el apoyo de las autoridades y los medios de comunicación, realizaron plantones; incluso, han hecho el papel de investigadores logrando obtener información que ha sido entregada a la Fiscalía, pero siguen sin tener rastro del conductor.

Dolor de familia

Neidis, su hija menor, está llena de incertidumbre, pero sigue con la esperanza de un final feliz. “Ver a otras familias reunidas y saber que falta mi papá es muy duro. No saber cómo está, cómo se siente, es demasiado cruel. No hay pistas ni de él ni del carro en que desapareció”, dijo a este medio.

Lo que más lamenta, según ella, es el poco acompañamiento de las autoridades. “Ellos nos dicen que están investigando, nosotros también lo estamos haciendo y todo lo que recopilamos se lo entregamos. Ellos nos dicen que todos somos sospechosos, entonces no pueden entregarnos información sobre el caso, eso lo que nos hace sentir es que la investigación no avanza. Queremos saber qué hay de nuevo en el caso”, añadió la mujer.

La hija dice que aunque pasan las semanas siguen buscando pistas y no piensan descansar. “Lo hacemos por nuestra cuenta, pero queremos trabajar de la mano con los expertos, de las autoridades, como un equipo. Pasa el tiempo y la zozobra es peor”, asegura.

Lo cierto es que esta familia ya no es la misma. Siente un vacío y ha cambiado su rutina para buscar a Omar. “Lo que queremos ahora es que ofrezcan una recompensa por mi papá, de pronto así alguien se anima y denuncia. Nos parece que violan nuestro derecho a la igualdad cuando ofrecen recompensa por un caso y por otro no. Hay una familia esperando a Omar Salguedo”, apuntó vía telefónica.

También confesó que esta tragedia los ha unido y les ha dado fuerzas para seguir confiando en el regreso de Omar sano y salvo.

Lo que sigue

La familia asegura que seguirá investigando y haciendo manifestaciones para que el caso no quede en el olvido, mientras, en casa de Omar lo esperan todos los días para que coma su cena favorita y se llene de calor de hogar en su cómoda cama.

El carro que conducía Omar es un Mazda Allegro de placas EWZ-640 del que no hay rastro. El desaparecido es delgado, de 1,60 metros de estatura, cabello liso negro y piel trigueña. Su familia afirma que por lo general transportaba pasajeros hacia los pueblos del norte Bolívar y por eso se iba a laborar cerca de la terminal.

Siempre salía a la 1 o 2 de la tarde y regresa en la madrugada. Ese día hizo esta rutina, pero no volvió, por lo que comenzaron en la mañana a buscarlo y llamarlo por teléfono, pero estaba apagado.

Si sabe dónde está, puede llamar al número de la Fiscalía 122.