Sucesos


El cruel feminicidio de Dany: esoterismo, engaños y una relación de 3 meses

Familia de joven asesinada por su pareja en Villa Estrella revela cómo conoció al presunto feminicida y cómo él la engañó con mentiras.

EDWIN TORRES PADRÓN

11 de agosto de 2022 12:06 PM

Hasta hace apenas cuatro meses, Daniela Mendivil Ávila llevaba una vida normal. Residía con el papá de su hija de 3 años en el municipio de Santa Rosa de Lima, cerca de la casa de sus padres, y predicaba junto con su familia la Palabra de Dios. Su sueño era terminar de estudiar mercadeo para superarse profesionalmente.

A partir de mayo, la vida de esa agraciada joven, de 23 años, dio un giro inesperado. Su relación de pareja comenzó a tener tropiezos, y mientras ella trataba de sobrellevar esa situación, apareció una mañana de principio de ese mes aquel hombre que llegó a su casa vendiendo plantas medicinales. Le puede interesar: Daniela tenía 23 años y la asesinó su expareja, de 52, en Villa Estrella

Ese hombre, Domingo Materine Angulo Hernández, le dijo que practicaba el esoterismo y al leerle la mano y conocer los problemas de Daniela, se ofreció para ayudarla económicamente. La joven le creyó y hasta le regaló una Biblia que le dio su papá para que se alejara de esas prácticas oscuras y siguiera mejor los caminos del Señor.

5 de la tarde
del domingo 7 de agosto ocurrió el feminicidio de Daniela Mendivil Ávila en un restaurante en el barrio Villa Estrella.

Fue Daniela quien se dejó convencer y abandonó su natal Santa Rosa, a su familia y a su niña para seguir los pasos de Domingo, quien le había dicho que tenía 45 años y propiedades en la región donde nació, Chocó. Nada es cierto. Domingo tiene 52 años, es de El Charco, Nariño, y el domingo 7 de agosto se convirtió, en un restaurante santandereano, en el barrio Villa Estrella, en el presunto feminicida de aquella joven veintinueve años menor que él.

A Daniela Mendivil la lloran hoy sus padres, dos hermanas, su niña y su pareja en la calle de La Paz del barrio Montebello, en Santa Rosa de Lima, un municipio cercano a Cartagena tomando La Cordialidad. A la joven la sepultaron el martes en la tarde y lo que esperan sus familiares es que el responsable reciba todo el peso de la ley, sea condenado y no reciba ningún beneficio, entre esos el de rebaja de pena. Lea también: Con un cuchillo asesina a una mujer y luego es capturado

La justicia está actuando en este caso y por lo pronto ya Domingo Angulo ha sido enviado a la Cárcel de Ternera por un juez de Garantías que lo cobijó con medida de aseguramiento en audiencias concentradas por el delito de feminicidio agravado.

“La citó al restaurante”

Al conocer de sus engaños y de que últimamente se ponía agresivo, Daniela había decidido terminar con esa relación que no tenía ni tres meses. Al finalizar una correría por varios municipios de la Costa Caribe acompañando a Domingo en la venta de sus productos naturales en carretilla, la joven decidió quedarse en casa de la mayor de sus dos hermanas en Cartagena, en el barrio Olaya Herrera.

Domingo no aceptó los cargos, pese a que la Policía y la comunidad lo capturaron cuando pretendía huir de la escena del crimen y de intentar cortarse las venas con el mismo cuchillo que habría usado para atacar a Daniela al verse acorralado.

Allí llevaba apenas 15 días, y mientras pensaba qué hacer con su vida, se seguía viendo con Domingo por fuera. Ese 7 de agosto, la joven alcanzó a contarle a su hermana que ya tenía previsto regresar a Santa Rosa. También le dijo que temía por la reacción de Domingo al decirle que quería terminar la relación. Ella le tenía miedo. Lea aquí: Acuchilló 7 veces a su madrastra porque no le dio $500: a prisión ‘Tarzán’

En la tarde de ese domingo, a las 5, Daniela y Domingo se encontraron en aquel restaurante aledaño a La Cordialidad. Ella le dijo lo que tenía que decirle y él, en respuesta, la atacó a mansalva y la acuchilló siete veces. La joven murió en el acto.

Víctor José Mendivil es el padre de Daniela. Vio por última vez a su hija a finales de abril, unas semanas antes de que ella se fuera con Domingo. El lunes volvió a verla, pero en un ataúd. Él dice que en medio de su pobreza trató de inculcarle a sus hijas el amor por Dios y la mejor de las enseñanzas. A todos les cambió la vida en tres meses.

Comentarios ()

 
  NOTICIAS RECOMENDADAS