Familia de abatido en Arroz Barato dice que era un “muchacho sano”

16 de enero de 2020 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Mientras su familia dijo ayer que John Jairo Batista Roa era un “pelao sano” y no tienen certeza de las circunstancias que rodearon su muerte, la Policía de Cartagena confirmó ayer que el sujeto, de 18 años, fue abatido al ser sorprendido cuando presuntamente extorsionaba a un comerciante en el barrio Arroz Barato.

“El operativo se materializó en el barrio Arroz Barato, suroccidente de Cartagena, donde policías del Gaula desplegaban las labores investigativas para capturar a dos delincuentes que se hacían pasar como integrantes de una organización criminal para intimidar a su víctima, un comerciante de la zona, a quien exigían 10 millones de peso para no atentar contra su integridad y la de su familia.

“En los hechos, uno de los delincuentes fue abatido, identificado como John Jairo Batista Roa, conocido con el alias de ‘Velorio’, mientras que otro fue capturado.

Se trata de César Eduardo Álvarez Rivero, de 22 años y de nacionalidad venezolana, quien fue puesto a disposición de la Fiscalía por el delito de extorsión”, dice el Comando de la Metropolitana.

Según las autoridades, los funcionarios del Gaula de la Policía brindaron la asistencia al supuesto delincuente lesionado, y lo trasladaron al CAP de Arroz Barato y remitido a la Clínica Blas de Lezo, “donde pese al esfuerzo del personal médico, falleció en la sala de urgencias”, precisa el reporte policial.

Residentes de Arroz Barato dijeron ayer que a eso de las 2 de la tarde del martes dos sujetos en moto se acercaron a un local comercial e intimidaron al dueño para exigirle dinero.

Testigos manifestaron que cuando los sospechosos notaron la presencia de las autoridades, subieron en una moto y habrían desenfundado un arma de fuego, por lo que miembros del Gaula reaccionaron y dieron muerte a uno de los individuos.

“Era un pelao sano”

Estas fueron las palabras de los familiares del joven abatido, John Jairo Batista Roa, mientras realizaban las diligencias para reclamarlo en la mañana de ayer en la morgue de Medicina Legal, en Zaragocilla. “Él no tenía problemas con nadie y era muy querido en el barrio”, dijo un pariente.

Un pariente manifestó que cuando se enteraron de lo que había sucedido, pensaron que fue por un accidente, pero al llegar al hospital la historia fue diferente.

“Primero nos dijeron que se había accidentado en una moto y luego que murió de un balazo en la cabeza. Queremos que el caso sea investigado y revisen la cámaras de seguridad del sector para esclarecer el hecho”, expresó un familiar.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Sucesos

DE INTERÉS