Sucesos


Harold, un año después: “El daño fue terrible, pero lo devolví con oración”

Liceth dice que perdona a los policías que le quitaron la vida a su hijo. “No pensaron en ellos cuando cometieron el asesinato”, aseguró. El martes se cumple un año de la muerte del joven que soñaba con ser futbolista profesional.

LORNA ARAGÓN BABILONIA

22 de agosto de 2021 07:35 AM

Sin rencor, pero con dolor. Harold David Morales Payares era una promesa del fútbol y su mamá recuerda el último día que estuvo con vida. Como si hubiese ocurrido hace pocas horas o días, Liceth Payares me cuenta el minuto a minuto de la tragedia de aquel 24 de agosto de 2020 que la marcó para siempre.

“Una fecha dolorosa, quisiera bloquearla y olvidarla. Todavía es la hora y no me acostumbro a que él no esté”, me dijo la mujer mientras miraba el cielo, segura de que su niño, como lo llama, aún la escucha.

Harold murió cerca de un lavadero de carros y motos en el barrio San Francisco. Ese lunes recibió un balazo a manos de un policía. Estaba ganándose unos cuantos pesos en el lugar. Lo hacía para ayudar a su familia. Ellos, al igual que muchos en Colombia, atravesaban una difícil situación económica a causa de la pandemia por la COVID-19. Pese a todo, el sueño de Harold seguía intacto: brillar en el fútbol como su ídolo, Lionel Messi.

¿Estaba avisado?

Junto con Liceth llegué al solar en que Harold murió. En el lugar hay un mural alusivo a él, lo pintaron con aquella sonrisa que solía tener; la misma que le muestra a su madre cada vez que aparece en sus sueños.

“Fue muy trágico. Yo había pasado por el lavadero minutos antes de que lo mataran, esa fue la última vez que vi con vida a mi hijo”. Liceth trata de sostener las lágrimas, pero no lo consigue: caen sin avisar. El recuerdo de Harold la desestabiliza, pero con una mirada al cielo se calma y me sigue contando: “Ese día, el dolor que tenía en el brazo me estaba como avisando que se cumpliría lo que tanto habían sentenciado”.

La mujer se refiere a las palabras que lanzaban los policías que están ahora en la cárcel por la muerte del menor. En varias oportunidades, y luego de altercados y “encontrones” con varios en el barrio, los uniformados dijeron que al primero que “agarraran” la iba a pagar.

“Un tío de Harold iba a venir el martes 25 a hablar con los policías y arreglar esos problemas, pero no alcanzó; la muerte llegó primero y se llevó a Harold”. El joven, de 17 años, falleció a causa de un balazo en las costillas. Su sueño de ir a Brasil para seguir su carrera futbolística se truncó.

El proceso

Octavio Darío Porras Vides, Juan Esteban Gómez Ricard e Iván Darío Olivo de Ávila, los tres policías que habrían perseguido, agredido y asesinado a Harold, están ahora en la cárcel para funcionarios públicos de Sabanalarga, Atlántico, en espera de las audiencias preparatorias.

“Estamos muy agradecidos con Dios, la justicia está llegando. No ha sido en vano el esfuerzo, las marchas y plantones han funcionado”, me dijo Liceth.

Cuando entré a su hogar lo primero que vi fue el pendón que hay colgado en la pared: Harold está vestido, “como siempre”, con su uniforme de fútbol. Abajo hay una leyenda que asegura que no descansarán hasta conseguir justicia para el menor. Esa cada día parece estar más cerca. “A las familias que atraviesan una situación similar, les digo que no se desanimen, comparto su dolor, sé que no es fácil, pero la justicia llega”.

A los tres policías, ¿qué les diría?

“Que se llevaron a un ser maravilloso. El daño que causaron fue terrible, pero yo se los devolví con oración, los perdoné. A sus familiares también arrastraron, no pensaron en ellos cuando cometieron ese asesinato”.

Algunas palabras para Harold:

“Yo sé que él me escucha y quiero que sepa que lo siento aquí conmigo y siempre lo extrañaré. Cada vez que le hacemos un homenaje llueve o serena, sé que es Harold ahí con nosotros”.

Liceth, con un suéter alusivo a su hijo, se muestra calmada cuando habla. De vez en cuando lamenta lo sucedido aquel lunes a las 5 de la tarde, pero confía en los designios de Dios, en su voluntad, y en él espera que se desenvuelva lo que falta del proceso.

¿Te gustaría recibir en tu celular las noticias más importantes del día? Da clic aquí y escríbenos a Whatsapp.

  NOTICIAS RECOMENDADAS