Sucesos


Investigan si el Eln asesinó a desmovilizado de las Farc

A Jorge Iván Ramos Camacho le dispararon cinco veces cuando iba de Santa Rosa a Montecristo, en el Sur de Bolívar. Fue comandante del frente 37 en la región de los Montes de María.

REDACCIÓN SUCESOS

31 de agosto de 2020 12:00 AM

Firmante de la paz, miembro del Consejo Nacional de los Comunes del partido político Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (Farc), integrante del Consejo Político Territorial del Magdalena del Medio y titular de la junta del Plan Nacional Integral de Sustitución de Cultivos de uso ilícito. También padre de dos hijos menores de 10 años.

Ese era Jorge Iván Ramos Camacho, ‘Mario Morales’, el desmovilizado de las Farc y excomandante del frente 37 en los Montes de María que fue asesinado el sábado en la tarde en el sector La Vega, entre los municipios de Montecristo y Santa Rosa del Sur, en el Sur de Bolívar.

“Mario Morales era un enamorado de la paz, en ella veía la posibilidad de lograr vida digna para las y los desposeídos de Colombia. Era el encargado nacional del Plan Nacional Integral de Sustitución de Cultivos de uso ilícito. Paz en su tumba, la familia fariana lo recordará. Manos palma contra palma”, escribió el partido Farc en su cuenta oficial de Twitter.

¿Eln?

Aunque no hay pronunciamiento oficial de las autoridades en torno a este hecho, algunas versiones apuntan a miembros del Eln como los posibles autores del crimen.

De acuerdo con un reporte que se conoce del Comando de la Policía del Magdalena Medio, el cuerpo de Ramos Camacho llegó a Montecristo a las 5:10 de la tarde procedente del sector La Vega, que está a seis horas del casco urbano de Santa Rosa del Sur.

Dice ese informe que Jorge Iván fue el pasado 24 de agosto a ese municipio (Santa Rosa) con su esquema de seguridad de la UNP (Unidad Nacional de Protección), conformado por seis funcionarios. De allí se dirigieron a la vereda Montecristo, en jurisdicición de Montecristo, con el fin de tomar coordenadas de unas fincas que están en proceso de restitución de tierras.

Cuando llegaron al sector La Vega, en un control que ejercen para controlar el contagio del COVID-19, le impidieron el paso al esquema de seguridad y solo dejaron pasar a Ramos Camacho y a su jefe de seguridad.

El sábado, cuando regresaban de La Vega, la salieron en el camino cuatro personas armadas con fusil y brazaletes del Eln preguntando los nombres e identificando a Jorge Iván Ramos. Lo separaron del jefe de su esquema de seguridad y le dispararon cinco veces.

Otras versiones indican que el dirigente fue retenido por varias, amarrado, despojado de sus pertenencias y asesinado.

Según sus compañeros, Ramos es el segundo alto mando de la extinta guerrilla asesinado después del Acuerdo. El primero fue Wilson Saavedra, excomandante del frente 21 y de la columna Víctor Saavedra Ramos, quien fue víctima de un atentado sicarial el 14 de mayo del 2019, en el municipio de Tuluá (Valle del Cauca).

El sábado 27 de junio en la madrugada fue asesinado Ovidio Baena, de 68 años y líder de la Unión Sindical Obrera en su finca del corregimiento de Macayepo, El Carmen de Bolívar. Lo habrían atacado a golpes mientras dormía en una hamaca.

El jueves 25 de junio, desconocidos mataron de cinco balazos en la espalda al exconcejal del partido de Salvación Nacional, Álvaro Fandiño Rojas, de 73 años, en un pasaje desolado de la quebrada Miraflores del corregimiento de Santa Lucía, municipio de Simití.

El martes 16 de junio, pistoleros en moto asesinaron al líder social, docente y excandidato a la Alcaldía del municipio de Barranco de Loba con el aval del Partido Verde Jorge Manuel Ortiz Hernández.

Veintiún días antes, el 26 de mayo, dos hombres llegaron a la casa del líder social y minero Edwin Emiro Acosta Ochoa en el corregimiento de Mina Seca, en Tiquisio, y tras preguntar por su nombre, le dispararon varias veces.

  NOTICIAS RECOMENDADAS