Sucesos


Jóvenes ahogados en La Boquilla eran estudiantes de bachillerato

Un grupo de muchachos caminaban por la playa. Luego decidieron ingresar al mar a pesar de la prohibición. Dos de ellos fueron arrastrados por las olas.

SAMUEL ÁLVAREZ BELEÑO

08 de septiembre de 2020 06:46 PM

El hecho sucedió siendo las 5 de la tarde del lunes. Se dice que varios jóvenes caminaban por las playas de La Boquillla cuando, de un momento a otro, algunos decidieron darse un baño.

Muy a pesar de que bañarse en el mar en Cartagena está prohibido por las medidas tomadas a raíz de la pandemia, estos adolescentes decidieron meterse al agua. El mar estaba picado y, al parecer, eran tantas las ganas de darse un pequeño ‘chapuzón’ que no midieron esas consecuencias.

Fue solo un rato de alegría, ya que de un momento a otro las olas comenzaron a arrastrar a los jóvenes hacia adentro. “El mar estaba picado y varios intentamos rescatar a los jóvenes, pero se alcanzó a sacar a uno. Los otros dos se fueron alejando. A mi sobrino lo lograron sacar en una lancha y tenía signos vitales, porque yo se los tomé. La otro muchacha si falleció ahí mismo. A ella alcanzaron sacarla unos muchachos, pero no se pudo hacer nada”, aseguró Marvin Hernández, tío del joven fallecido.

Sin permiso

El joven fue identificado como Juan Sebastián Baldiris Hernández, de 17 años, estudiante de la Institución Educativa de La Boquilla y Liss Robles, de 15 años y estudiante del Colegio Fe y Alegría. Ella residía en el barrio Las Américas y el adolescente en el corregimiento.

“Me parece que hubo negligencia en el caso de mi sobrino, pues él siempre tuvo signos vitales cuando lo llevaron al CAP de La Boquilla y a la San José de Torices”, precisó.

Por su parte Fredy Robles, padre de la niña de 15 años, aseguró que lo que le dijeron era que la menor estaba entregando en Zaragocilla un pedido de una revista con unas tías. “No entiendo cómo fueron a dar a La Boquilla, supongo que tenían amigos allá. Parece que no informó que iba para ese lugar”, aseguró.

Los familiares estaban realizando los trámites para reclamar los cuerpos en medicina legal.