La Madame aceptó dos delitos para pasar 8 años en la cárcel

27 de septiembre de 2019 07:30 AM
La Madame aceptó dos delitos para pasar 8 años en la cárcel
Liliana Campos Puello seguirá recluida en la Cárcel La Vega de Sincelejo hasta cuando se celebren las audiencias de sentido del fallo y de lectura de condena.

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Al aceptar los cargos por los delitos de trata de personas y concierto para delinquir en un preacuerdo celebrado ante el Juez Segundo Especializado de Cartagena con funciones de Conocimiento, Liliana del Carmen Campos Puello, alias la Madame, podría pagar hasta 8 años y 6 meses de cárcel y evitar así una condena que como mínimo supera los 21 años de prisión.

Según el Artículo 188-A de Trata de personas, del Código Penal Colombiano, “el que capte, traslade, acoja o reciba a una persona dentro del territorio nacional o hacia el exterior, con fines de explotación, incurrirá en prisión de trece (13) a veintitrés (23) años y una multa de ochocientos (800) a mil quinientos (1.500) salarios mínimos legales mensuales vigentes”.

Cuando el delito de concierto para delinquir se comete por trata de personas la pena será de prisión de ocho (8) a dieciocho (18) años y multa de dos mil setecientos (2.700) hasta treinta mil (30.000) salarios mínimos legales mensuales vigentes.

Al igual que la Madame, su padre Carlos Enrique Campo y Omar Robles admitieron su responsabilidad en la conformación de una red criminal dedicada a la explotación y esclavitud sexual de mujeres en sectores turísticos de Cartagena.

“Clan familiar”

“La investigación adelantada por la Fiscalía permitió evidenciar que Liliana del Carmen Campos Puello lideraba la organización y era conocida como una de las mayores proxenetas del Caribe. Gustavo Adolfo Ruiz, su esposo, era quien coordinaba eventos sexuales y sabía cuánto y cómo era la manera de cobrar en cada servicio”, dice la Fiscalía al confirmar la información.

Según las investigaciones, Carlos Enrique Campo Caballero, padre de la Madame, era quien se encargaba de acoger en dos casas en el barrio Manga a las mujeres explotadas sexualmente. Él vivía en una de ellas e informaba a su hija de los movimientos que tenían las mujeres. En el caso del papá de ‘la Madame’ la pena es mucho menor, en 4 años y 4 meses, por ser cómplice.

La mujer continuará recluida en la Cárcel La Vega, de Sincelejo, y su sobrino y primo, que hacen parte de este proceso, no preacordaron. Liliana Campos fue trasladada hace unas semanas a esa penal por el estado de deterioro en que se encuentra la cárcel de mujeres de San Diego.

Unos días antes, un juez de Control de Garantías de Cartagena le negó la solicitud de libertad por vencimiento de términos que había solicitado su defensa tras asegurar que habían pasado más días de los estipulados por la ley entre la imputación de cargos y el inicio del juicio.

También se negó la solicitud de libertad de Fabio Campos, Carlos Campos y Gustavo Ruiz, familiares de la Madame, y quienes están siendo procesados por los delitos de concierto para delinquir, trata de personas e inducción a la prostitución.

Operación Vesta

En esta operación, realizada en julio del año pasado, cayeron 18 presuntos miembros de redes dedicadas a la prostitución y el proxenetismo, entre ellos Liliana Campos Puello y tres israelíes, dos de ellos señalados de hacer parte de una red que hacía fiestas sexuales en la Casa Benjamín, en El Laguito, con la supuesta presencia de menores de edad. En estos bacanales también habría presencia de drogas alucinógenas, según las indagaciones de la Fiscalía.

El excapitán de la Armada Raúl Danilo Romero Pabón, capturado en esa operación, se convirtió hace dos semanas en el primer condenado de la operación Vesta I. El Juez Primero Penal ratificó la condena de 21 años y 9 meses para el llamado ‘depredador sexual’.

¿Su mayor delito?
“Yo era empresaria, yo arrendaba casas, yo alquilaba apartamentos, penthouses, yates y yo traía los grupos y era especializada en despedidas de solteras, cumpleaños. Jamás he trabajado con menores. Nunca he tenido en mis grupos ni siquiera chicas de 18 años. Para mí eso es sagrado, yo soy defensora de los derechos de los menores (...) Las chicas que iban a mis eventos lo hacían por voluntad propia. Ellas mismas me escribían o me contactaban por teléfono”, dijo Liliana en una entrevista con El Universal este año.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Sucesos

DE INTERÉS