Sucesos


¡Macabro! Los raptos que terminaron en dos triple homicidios en Isla Barú

En Medicina Legal fueron identificados los tres cuerpos que aparecieron baleados el sábado en el corregimiento de Ararca.

REDACCIÓN SUCESOS

21 de junio de 2022 01:10 PM

Lo de Ararca fue un caso de desaparición forzada que comenzó en Caño de Loro y terminó en un triple homicidio en Barú, el sábado en la madrugada; hecho similar a la incursión armada que protagonizaron el pasado 23 de mayo diez hombres disfrazados de policías en la zona insular de Cartagena y que también finalizó con la muerte de tres trabajadores de una finca.

¿Relación? Ni la Policía Metropolitana ni la Fiscalía han revelado detalles de las investigaciones que siguen por esos dos casos, pero todo apunta a que esas seis muertes tendrían como posible nexo retaliaciones entres bandas delincuenciales dedicadas al microtráfico. Le puede interesar: A bala asesinan a tres personas en el corregimiento de Ararca

Las seis víctimas fueron halladas baleadas, maniatadas, amordazadas y con signos de tortura. A esos dos triple asesinatos se suman otros seis homicidios este año en las islas de Tierrabomba (Punta Arena 2 y Caño de Loro 1) y Barú (3).

El Universal habló en exclusiva con familiares de uno de los hombres que apareció asesinado el sábado (18 de junio) en la madrugada en el sector Ciénaga de Los Vásquez, en el corregimiento de Ararca. Se trata del pescador Fabián Enrique Márquez Martínez, de 32 años, residente en Olaya Herrera y padre de cinco niños.

El cuerpo de Márquez lo hallaron junto con los de Fabián Mauricio Balseiro Blanco y Miguel Miranda García, de 47 años. Todos residían en Cartagena y fueron identificados por sus parientes entre la tarde del domingo y la mañana del lunes en la morgue de Medicina Legal. El Universal confirmó que Márquez y Balseiro eran bastante amigos. Lea también: Una cadena de plata determinará si hubo triple homicidio en Isla Barú

“Los sacaron de una casa”

La esposa de Márquez asegura que él y sus compañeros estaban trabajando desde hace días en Caño de Loro. Aunque no sabe específicamente qué hacían, indicó que el viernes en la mañana varios hombres armados los sacaron a la fuerza de la casa donde estaban alojados. Ella se enteró de esa situación el sábado a mediodía, cuando en las redes sociales comenzó a circular la información de que en Ararca habían hallados los cuerpos de tres hombres.

La mujer manifiesta que Fabián Marquez tenía apenas un mes de estar laborando en Caño de Loro, precisando que él se dedicaba a oficios varios, principalmente albañilería y pesca. “Él jamás me comentó que tuviera amenazas, si fuera así, no hubiese ido a trabajar allá. Fabián era un hombre de casero, servicial y muy querido, nunca le conocí problemas”, contó la esposa de Márquez Martínez. Lea aquí: Hablan familiares de hombre que sigue desaparecido en Barú

El pasado 23 de mayo corrieron con la misma suerte Adolfo Agámez Zúñiga, John Jairo Oliva Duarte y Pedro Luis Llamas Magallanes.

La suerte de Fabián Márquez, Fabián Balseiro y Miguel Miranda es la misma que corrieron el pasado 23 de mayo el vigilante de Vimarco, Adolfo Agámez Zúñiga; el capataz de la finca Altos de Barú, John Jairo Oliva Duarte; y su ayudante Pedro Luis Llamas Magallanes. Los tres fueron sacados a la fuerza de ese predio por 10 hombres que llegaron con la supuesta intención de realizar un procedimiento judicial. Le puede interesar: Hallan el cuerpo de Adolfo Agámez, uno de los dos desaparecidos en Barú

La esposa de John Oliva fue testigo de ese hecho, aunque la mantuvieron encerrada en una habitación por su estado de embarazo. Al día siguiente, en la mañana, fue hallado el cuerpo de Oliva, de 29 años, en una playa de Barú. Tenía un tiro de gracia y estaba amordazado y maniatado. Quince días después fue encontrado en otra playa de Barú y en similares circunstancias el cadáver de Agámez, de 46 años, cerca de la finca Las Ánimas.

Hace dos semanas, el 11 el junio, fueron hallados unos restos humanos en Barú. Aunque no han sido reconocidos oficialmente, todo apunta que serían los de Llamas Magallanes. El cuerpo estaba en avanzado estado de descomposición y fue trasladado al laboratorio de genética de Medicina Legal en Barranquilla para su identificación a través de ADN. Una cadena de plata que usaba Llamas es clave para establecer si era él.

  NOTICIAS RECOMENDADAS