Mandan a la cárcel a presunto asesino de menor en Sincerín

15 de febrero de 2020 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Feminicidio agravado. Por ese delito, un juez con funciones de Control de Garantías envió a la Cárcel de Ternera a Luis Eduardo Márquez Martínez, quien es señalado presuntamente de asesinar con sevicia a la menor Wirleydis Dayanis Puerta, de 14 años.

El cadáver de la adolescente fue encontrado el domingo pasado en una trocha del sector El Uno, en el corregimiento de Sincerín, jurisdicción de Arjona. La víctima habría sido empalada y tenía visibles huellas de tortura, golpes y heridas causadas con arma blanca. El cuerpo yacía desnudo.

Aunque Márquez Martínez, de 37 años, no aceptó los cargos, el juez dijo en la audiencia de legalización de captura y formulación de cargos que todas las pruebas presentadas por la Fiscalía señalan al sujeto con nacionalidad venezolana y colombiana de ser el supuesto autor material del delito de feminicidio.

La captura de Luis Márquez se consiguió por parte de la Policía de Bolívar luego que regresara a la escena del crimen el domingo antes de las 6 de la mañana.

Un menor que sería allegado al sospechoso le dijo a las autoridades que Luis Eduardo le habría pedido que lo acompañara a buscar una manilla que se le había extraviado en una zona enmontada en Sincerín, cerca del arroyo El Toro.

Al llegar a ese lugar, el adolescente se dio cuenta del cuerpo en el suelo, y al quedar asombrado por la escabrosa escena, el investigado le habría dicho que no dijera nada a nadie. Este menor fue ubicado unas horas después por miembros de la Sijín en una vivienda de Sincerín.

El sospechoso, al percatarse que lo estaban buscando, huyó en una moto marca Honda Eco, y de inmediato se inició una persecución por varias calles del corregimiento que terminó en la carretera Troncal de Occidente.

Al practicarle al sujeto una requisa, los investigadores de la Sijín notaron que en la camiseta que llevaba puesta tenía unas manchas de lo que sería sangre y en una bolsa plástica escondía una camiseta, guantes industriales y mangas licradas (para cubrirse del sol), estas últimas también con manchas oscuras.

En la moto en la que pretendía huir habría de igual manera manchas que también aparentaban ser de sangre. De inmediato, Márquez Martínez fue puesto a disposición de la Fiscalía y llevado a dos días después ante un juez de Garantías en Arjona.

Móviles en investigación

En torno a los móviles que rodean este hecho de sangre, la Policía de Bolívar dijo ayer que aún no hay datos certeros que indicen por qué habría sido asesinada de esa manera Wirleydis. La información oficial solo apunta a que los “móviles están en investigación”.

Para los familiares de la menor, quien pasaba un tiempo con su papá en El Pozón y con su mamá enferma en el barrio República de Venezuela, Wirleydis era una niña muy normal. “No era de andar en fiestas por ahí. Hay muchas preguntas que el capturado debe responder. Por ejemplo, cómo fue a tener esa niña por allá tan lejos; si es que tiene amigos por allá. Tenemos muchas dudas”, dijo Jaquelin Valdés Puerta, tía de la adolescente mientras identificaba su cadáver en la morgue de Medicina Legal, en Cartagena, el martes en la mañana.

La tía asegura que a la menor la vieron por última vez el sábado noche en el sector El Tamarindo, del barrio El Pozón. “Ella no merecía morir así. Era una niña y no tenían que acabar con la vida de ella de esa manera”, aseguró en medio del llanto la tía.

Feminicidio

El Código Penal Colombiano, en su artículo 104A, dice que “quien causare la muerte a una mujer, por su condición de ser mujer o por motivos de su identidad de género o en donde haya concurrido o antecedido cualquiera de las siguientes circunstancias, incurrirá en prisión de doscientos cincuenta (250) meses a quinientos (500) meses”.

- Tener o haber tenido una relación familiar, íntima o, de convivencia con la víctima, de amistad, de compañerismo o de trabajo y ser perpetrador de un ciclo de violencia física, sexual, psicológica o patrimonial que antecedió el crimen contra ella.

- Ejercer sobre el cuerpo y la vida de la mujer actos de instrumentalización de género o sexual o acciones de opresión y dominio sobre sus decisiones vitales y su sexualidad.

- Cometer el delito en aprovechamiento de las relaciones de poder ejercidas sobre la mujer, expresado en la jerarquización personal, económica, sexual, militar, política o sociocultural.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Sucesos

DE INTERÉS