Sucesos


Muerte de mujer en edificio de Bocagrande: “Mi hija nunca usó drogas”

Daniel Caballero es el papá de Laura Melissa, la joven que hallaron ahorcada en un edificio de Bocagrande, el sábado. Asegura que a ella la drogaron con Clonazepam, escopolamina y anfetaminas.

EDWIN TORRES PADRÓN

19 de agosto de 2021 12:00 AM

El dolor se siente en cada palabra que expresa, pero aún así Daniel saca fuerzas para dejar claro quién era su hija: Laura Melissa Caballero Montaño. Ella es la joven que hallaron muerta el sábado en el apartamento 13B del edificio Calamarí, en Bocagrande.

Poco antes de partir a Bogotá con el cuerpo de Laura, ayer en la tarde, Daniel contó detalles de lo que han dejado las primeras investigaciones. Asegura que la necropsia realizada por peritos forenses de Medicina Legal reveló que a su hija le hallaron rastros de Clonazepam, escopolamina (burundanga) y anfetaminas.

Para Daniel, a su hija le suministraron esas drogas para inhabilitarla y que no se pudiera defender. Un primer informe dice que la muerte de Laura fue por asfixia mecánica y por eso el papá de Laura tiene la certeza que la ahorcaron en el baño con una toalla.

“Mi hija jamás consumió drogas ni mostró intenciones de suicidarse. Los médicos que hicieron la necropsia nos explicaron que ni siquiera hallaron rasguños o hematomas que demostraran que ella forcejeó, simplemente fue inhabilitada para que no se defendiera”, explica Daniel.

El apartamento donde ocurrió la tragedia es de un ciudadano estadounidense que lo identifican como Christopher. Daniel Caballero dice que fue procesado como reo ausente por homicidio.

En redes sociales se conoció que Chris habría salido bajo una fianza de cinco millones de dólares en el 2018 mientras esperaba una audiencia preliminar por el asesinato y ocultamiento de un hombre en Danville, California (Estados Unidos). Tal parece que para esa época vino a Colombia.

“Ese tipo tiene antecedentes psiquiátricos y por eso consume drogas, sobre todo Clonazepam y anfetaminas”, dice Caballero.

¿Cómo lo conoció?

Laura Melissa, de 23 años, era estudiante de lingüística en Bogotá, donde vivía con su papá. Ante la pandemia por la COVID-19 suspendió sus actividades académicas. El primero de junio de este año se vino a Cartagena para estar con su hermano y se alojaron en un edificio en Bocagrande.

Para ese entonces, el hermano de Laura se había conocido con Chris, quien les había manifestado que administraba una oficina de negocios internacionales. Ávida por aprender del mundo de Bitcoin, Laura accedió a empaparse más de ese proyecto.

Para Daniel, esa fue la mejor manera de aquel extranjero para ganarse la confianza de sus hijos, principalmente de Laura, toda vez que tenía montada toda la infraestructura de su negocio en el apartamento donde vivía.

Fue así como Laura Melissa iba al apartamento del estadounidense para aprender de esos negocios. Así pasó el sábado 14 de agosto, pero de allí no volvió a salir con vida.

“La muerte de mi hija no fue suicidio, me la mataron. Aparte que le robaron, alteraron el sitio”, expresó por su parte Marisol Caraballo Montaño, la mamá de Laura.

¿Dónde está?

Daniel dice no saber dónde está el extranjero. Él asegura que con artimañas hizo creer a muchos que la joven se había suicidado tras avisar a la Policía. “Después de eso desapareció”, anota.

El Comando de la Policía Metropolitana informó, por su parte, que tuvieron conocimiento del caso a la 1:20 de la tarde del sábado.

“Los uniformados del cuadrante realizaban labores de patrullaje por el barrio El Laguito cuando fueron alertados por la comunidad sobre una mujer que se encontraba sin vida dentro de un edificio.

“De inmediato las autoridades procedieron a realizar la inspección técnica al cadáver, mientras que nuestros funcionarios de inteligencia e investigación criminal comenzaron las indagaciones correspondientes con el fin de recolectar información que permitan esclarecer las circunstancias del hecho”, señaló la Policía sin mencionar si hay alguien investigado.

¿Te gustaría recibir en tu celular las noticias más importantes del día? Da clic aquí y escríbenos a Whatsapp.

Reacciones

“Se ocultaba en Colombia y se hizo pasar por buena persona para convencer a Laura que saliera con él. Ella accedió confiando en su buena fe. Resulta que el tipo la drogó con Clonazepam y cuando estaba lo suficientemente dormida la asfixió”.

“El hombre se lavó las manos e hizo ver que no se trataba sino de un suicidio. Luego hackeó el teléfono de mi amiga y cerró todas sus redes para que sus familiares y amigos pensaran que estaba triste y así se justificara su muerte”.

“La familia de Laura necesita que se sepa la verdad y que su nombre no quede manchado por una versión inventada”.

  NOTICIAS RECOMENDADAS