Violencia, drogas y dinero, la antesala de la tragedia familiar

Violencia, drogas y dinero, la antesala de la tragedia familiar
Los vecinos de la familia Alcázar no podían creer lo que había sucedido. Para ellos era una muerte anunciada, por los constantes maltratos a los que Arielito sometía a su padre.

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Ariel Alcázar Polo ya había amenazado de muerte, en varias ocasiones, a su padre, Ariel Alcázar Adicto. El jueves en la mañana lo cumplió.

El hombre de 40 años, presuntamente cogió un cuchillo y se lo clavó profundamente a su progenitor en el pecho, quitándole la vida casi que de inmediato. El hecho ocurrió en el barrio Escallón Villa.

En la calle Jiménez de Quesada se respiraba calma. Algo inusual, teniendo en cuenta que Arielito, como es conocido entre sus familiares el presunto parricida, a diario protagonizaba alguna riña con sus seres queridos, incluidos sus padres.

Y es que Alcázar Polo, según sus allegados, era un consumidor excesivo de sustancias alucinógenas, lo que le hacía actuar de manera agresiva indiscriminadamente.

“Una vez correteó con un cuchillo a mi tío Diego y lo amenazaba con que lo iba a matar. Así mismo pasaba con su papá, a quien en más de una ocasión lo amenazó de muerte; e incluso le pegó varias veces”, narró Lucely Herrera Alcázar, sobrina del fallecido.

Los dólares

Hace algunos días la víctima, quien se ganaba la vida como guía turístico, le entregó unos dólares a su hijo para que le hiciera el favor de ir al centro a cambiarlos. Sin embargo, esto desencadenaría una fuerte discusión en la residencia, pues Arielito no hizo lo que su padre le pidió, sino que supuestamente se gastó el dinero, al parecer, para comprar drogas, según pudieron establecer las autoridades. Este sería el motivo de la tragedia.

“Lo del dinero sí fue verdad, pero no fue por eso que Arielito mató a mi tío. También hay que decir que mi tío sí le reclamó, porque se gastó la plata de su trabajo”, dijo Lucely.

El llamado de atención de la víctima mortal no le gustó al presunto agresor, quien insultó a su progenitor y nuevamente volvió a amenazar al hombre de 65 años. Alcázar Polo ya tenía antecedentes de agresiones a sus seres queridos. En cierta ocasión le cortó los dedos de una de sus manos a su compañera sentimental, en medio de una pelea.

“Ese día llegaron a mi casa en Zaragocilla y él --Ariel-- gritaba que no quería volver con ella y cogió una botella y amenazó con agredirla; no lo hizo, porque lo impedimos. A su mamá la quiso golpear varias veces, pero un vecino le dijo que como lo hiciera le daba unos palazos. La verdad, nosotros no sabíamos cuándo estaba drogado o no, porque siempre actuaba agresivo”, anotó Herrera Alcázar.

Sin discusión
y en silencio

La versión que los dolientes del guía turístico manejan, por las trazas de sangre que encontraron en la pared y en la cama donde dormía Ariel, es que el presunto homicida entró con un cuchillo al cuarto donde reposaba su papá y supuestamente lo hirió en el tórax.

El señor, al sentir que el filo perforaba su cuerpo, se despertó intentando gritar, pero el dolor no lo dejó. De inmediato, Ariel se levantó buscando apoyo en las paredes del cuarto, pero, al no hallarlo, se desplomó, muriendo a los pocos segundos de haber sido atacado.

En ese momento Arielito salió corriendo de la casa, al parecer, junto a su mujer, para esconderse de las autoridades. Cuando Diego, el hermano de Ariel, llegó con unos sándwiches para que sus familiares comieran, se topó con la terrible escena de su pariente tendido en medio de un charco de sangre.

“No hubo discusión ni nada. Unas primas que viven al lado se enteraban de las discusiones por el escándalo, pero esta vez dijeron que no se escuchó nada. Todo pasó cuando mi tío dormía”, explicó Lucely, quien agregó que cuando la policía llegó al sitio, la comunidad denunció que el presunto matón había escapado a casa de su mujer.

Hasta allá fueron los uniformados y encontraron a Arielito con el suéter y las manos manchadas de sangre. El señalado fue arrestado y dejado a disposición de la Fiscalía por el delito de homicidio agravado.

¿Y su suerte?
En la tarde de ayer, el presunto homicida comparecía ante un juez de Control. La decisión del togado no se conocía al cierre de esta edición.

TEMAS

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Sucesos

DE INTERÉS