El arrecife de coral que apareció en Cartagena en 2013

28 de julio de 2019 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Los investigadores no entienden cómo los corales del Varadero sobreviven pese a la contaminación y sedimentos a su alrededor. Es un misterio.

Este arrecife, impasible a un lado de las islas Draga y Abanico, cercano a Bocachica y Caño de Loro, ha maravillado a destacados biólogos marinos de todo el mundo, pero sorprendentemente sus pequeños habitantes deben aguardar en la tímida profundidad a no ser intervenidos ni dañados con el proyecto Variante del Canal de Acceso, un segundo canal de tránsito a la bahía de Cartagena.

“Desde el punto de vista de su importancia ecológica, el arrecife coralino es un valiosísimo reservorio de biodiversidad, que soporta a una intrincada cadena alimenticia. Es, en muchos casos, un rompeolas natural que protege de la erosión las costas adyacentes y juega un papel indirecto, pero significativo, en la fijación de gas carbónico de la atmósfera mediante la construcción de andamiajes de carbonato de calcio”, establece acerca de los arrecifes el Instituto de Investigaciones Marinas y Costeras José Benito Vives de Andréis, Invemar. Esta institución es la encargada de crear el Atlas de los arrecifes coralinos del Caribe, donde aún no están identificados los corales de Varadero. Gracias al trabajo de instituciones como Salvemos Varadero, Invemar puede llevar a la luz este redescubrimiento, con una nueva edición del documento.

“Corales del Varadero fue redescubierto en el año 2013 por la doctora Valeria Pizarro, quien hace parte de Salvemos Varadero”, dice Bladimir Basabe Sánchez, ganador del reconocimiento ‘Mi apellido es Cartagena’ de la Sociedad de Mejoras Públicas.

Desde abril de 2018, este arrecife de coral fue considerado por la ONG internacional Mission Blue como Hope spot o punto de esperanza para la salud y conservación de los océanos, eso, en palabras castas, significa que tiene el potencial de salvar millones de animales y especies marinas.

“A pesar de todo, gracias a Salvemos Varadero se ha logrado permear el interés de la sociedad en general para que se reconozca y se valore este ecosistema único de la bahía de Cartagena. Se ha llamado la atención de entes internacionales como el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) que sobre Cartagena resalta los elementos que existen para protegernos de los golpes del cambio climático. Uno de ellos trata la conservación del arrecife de Varadero”, continúa Bladimir, también director de Salvemos Varadero y miembro de Ecotono (Ecotono le da vía jurídica a Salvemos Varadero desde el año pasado).

Este arrecife coralino no se está cuidando por capricho, aunque sí por una casualidad divina. Entre sus aspectos positivos están que:

- Protege a las comunidades costeras de los aumentos drásticos de la marea. Aunque a Cartagena no lleguen tsunamis, llegan coletazos de huracán y sin un coral, un arrecife sano, algunos pueblos pueden sufrir impactos devastadores.

- Son proveedores de bienes y servicios ambientales. Los peces, moluscos y crustáceos, en sus primeros estadíos de vida, crecen allí. Se protegen de los depredadores.

- Es una oportunidad para desarrollar un ecoturismo inteligente.

- Es una oportunidad para que científicos expertos analicen las estrategias, la forma en la que ha sobrevivido este arrecife, pese a la contaminación, para poder recuperar arrecifes de otras partes del Caribe.

- Es material científico para investigar su conectividad genética con arrecifes de otras partes de la Costa colombiana.

“Es necesario conformar equipos de altos niveles,con nativos y más personas muy capaces de aportar, en este proceso de declaratoria como área protegida”, sugiere Basabe.

Reconocido afuera, ‘en veremos’ aquí

“Este arrecife no tiene una figura de conservación en el Sistema Nacional de Áreas Protegidas y ya tiene una categoría internacional, empezamos de afuera para adentro”, dice Bladimir.

Hay que decir que Parques Nacionales de Colombia está a favor de conservar este importante arrecife como un área independiente que no va a ser manejada por ellos. Cardique sería el encargado de llevar los procesos de manejo, control y jurisdicción marina, dentro de un consenso concertado con las comunidades.

“Desde el año pasado, Cardique ha mostrado interés de hacer de Varadero una eventual área de conservación. Es necesario que los cartageneros entendamos la importancia de proteger el patrimonio natural de la ciudad, igual de importante al patrimonio histórico y el cultural”, afirma el director de Salvemos Varadero.

Bladimir es tajante en decir que Cartagena debe ser inteligente y no pensar en abrir canales para ampliar su competencia, dañando ecosistemas. Afirma, que a efectos de protección de este ecosistema:

- Parques Nacionales y Cardique deberán abrir Consulta Previa con las comunidades que estén dentro de la zona de influencia de ese ecosistema.

- Se debe crear una línea de investigación marina para Varadero.

- Debe declararse este arrecife como un área protegida, con la categoría que le corresponda.

“Tener este tipo de ecosistemas debe hacernos sentir orgullosos como cartageneros, porque tendemos a pensar que en la Bahía de Cartagena no hay nada y no es para menos con esa contaminación que la hace inhabitable para cualquier tipo de vida marina o inclusive terrestre. Los corales de Varadero han sido llamados heroicos por su adaptación, y protegerlos es poder decir en un futuro no muy lejano que tenemos un ecosistema submarino que nos puede dar la posibilidad de vida y recuperación a otros ecosistemas degradados en el Caribe”, finaliza Bladimir.

Bladimir Basabe Sánchez apoya la conservación de los corales con Salvemos Varadero.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Facetas

DE INTERÉS