Facetas


Tragedia en Cholón: un año después de la muerte de Valentina González

El 30 de noviembre de 2019, un yate arrolló a la barranquillera y provocó una tragedia difícil de borrar. Así van las investigaciones y los dos procesos judiciales.

EDWIN TORRES PADRÓN

29 de noviembre de 2020 07:00 AM

Esa mañana, sábado 30 de noviembre de 2019, Valentina González Medina partió de su natal Barranquilla con rumbo a Cartagena para pasar el día en Cholón.

El paraíso de aquel lugar, promocionado en innumerables videos en redes sociales por quienes lo han visitado, atrajo a la joven, de 21 años, y a su combo de amigos.

Una paisana suya, Diana Carolina Cepeda Campo, ya había estado en Cholón. Para esta joven, la experiencia no fue la mejor. En esos días de noviembre del año pasado la también estudiante universitaria esperaba los resultados de una investigación que se inició por un accidente que le ocurrió dos años atrás en ese paradisíaco lugar. (Le puede interesar: Cuatro heridas mortales apagaron la vida de Valentina González)

Diana, de 21 años en aquel entonces y estudiante de derecho, perdió el 70 por ciento de la masa muscular del pie derecho al ser víctima de las hélices de un yate mientras disfrutaba de un paseo con amigos en marzo de 2017. Flotaba cerca de la embarcación cuando ocurrió el accidente.

El caso llegó a manos de la Fiscalía General de la Nación, seccional Bolívar, y aún el proceso judicial no termina.

Valentina también tenía 21 años y era estudiante universitaria. Ese sábado 30 de noviembre en la tarde, casi a las 3, justo cuando faltaba poco para regresar a Cartagena, un accidente similar al de Diana le costó la vida a la joven barranquillera y le truncó sus ilusiones de graduarse de psicóloga en la Universidad del Norte.

La versión de los familiares de la víctima es que Valentina estaba con un flotador acompañada de su novio cuando fue impactada por el yate “Experiensea”, que en esos momentos salía con un grupo de turistas de la ciénaga de Cholón. La hélice le causó heridas en la espalda, abdomen y cuello, provocándole la muerte casi en el acto.

Imagen mapa valentina gonzalez cholon

¿Cómo va el proceso?

Un año después, poco han avanzado en las investigaciones para esclarecer lo que ocurrió con Valentina.

Rafael Pacheco Vega, abogado del joven que acompañaba a la universitaria en aquel trágico momento, le dijo a El Universal que la pandemia por el COVID-19, que en Colombia comenzó a sentirse a mediados de marzo, no ha permitido que el proceso vaya adelantado. El penalista inspeccionó el área donde sucedió el hecho con expertos, pero hasta ahora el caso sigue un curso lento, tal como ha ocurrido con la investigación por el accidente de Diana.

Según Pacheco Vega, hay un proceso de tipo administrativo contra la Dirección General Marítima Dimar por la falta de cuidado en esa zona insular de Cartagena.

En su momento, y por ser apoderado precisamente de Diana Cepeda, el abogado Pacheco Vega dijo que “Cholón es tierra de nadie, donde todo el mundo hace lo que le dé la gana, una tierra en la que, cuando llegas, tienes que actuar por tus propios medios”.

Con el accidente del 2017, Pacheco advirtió que muchas lanchas llegaban a la zona y mantenían encendidos los motores, lo que podría causar accidentes.

“Las acciones legales son fundamentalmente contra la Dimar, que es la entidad estatal encargada de resolver estas situaciones. Son las autoridades marítimas las que determinan la responsabilidad y el deber que ellos tienen de hacer la señalización en el mar para que no se registren estos hechos”, añadió. (Lea además: Procuraduría solicita a Dau suspender actividades turísticas en Cholón)

El otro proceso que se adelanta de tipo penal por la muerte de Valentina aún está en modo Programa Metodológico por parte de la Fiscalía. Pacheco Vega asegura que los investigadores del ente acusador siguen recopilando elementos probatorios y evaluando elementos físicos.

El piloto del yate (Experiensea) que arrolló a Valentina, José Gertrudis Valencia Quintana, residente en la isla de Caño de Loro, fue retenido ese mismo sábado en la tarde. Dos días después quedó en libertad al considerarse que se trataba de un delito de homicidio culposo sin agravantes, lo que lo que lo hace excarcelable.

El Universal indagó con conocidos de Valencia Quintana en Caño de Loro y se supo que a raíz de ese accidente se trasladó a vivir a Cartagena para dedicarse a otras actividades. Labora en el Mercado de Bazurto.

La mala hora

El accidente que le costó la vida a Valentina González Medina sucedió en momentos en que el yate que la impactó iba por el canal que sirve de acceso y salida a esa ciénaga.

Pilotos consultados por El Universal indican que, por la época del año, la brisa y la corriente son fuertes en esa zona, y eso quizás eso pudo incidir en que la joven fuese arrastrada al canal de acceso.

Según los pilotos, los bañistas en Cholón usan el flotador y lo amarran al yate para no ser arrastrados por la corriente.

En un comunicado de prensa que dieron a conocer dos días después de la tragedia, la familia de Valentina aseguró que el accidente ocurrió por la poca señalización visible en las zonas de uso de bañistas y de tráfico de embarcaciones.

Según ellos, la tripulación del yate que causó la muerte de Valentina se fugó tras arrollarla, por lo que solo pudo ser auxiliada por pescadores que estaban en una lancha en la zona del accidente.

Esa fue la última comunicación de la familia de Valentina antes de ser sepultada en Barranquilla. Poco después, su madre regresó a Estados Unidos y, ante el fuerte golpe por la muerte de la joven, optó por no hablar más de la tragedia.

Medidas en Cholón
A raíz del accidente de hace un año, la Dimar adoptó una serie de medidas para turistas y nativos en Cholón, entre ellas la de una zona de bañistas, zona de acceso a embarcaciones con motor, zona de acceso a embarcaciones sin motor y una zona de permanencia temporal de embarcaciones. Así mismo, las embarcaciones deben mantener los motores apagados mientras estén fondeadas en el área permitida. Por la pandemia, el acceso a Cholón está restringido para turistas.